SUDAMÉRICA BY NIGHT: BRASIL.


     Brasil es el país mas grande de Sudamérica, abarcando m s de 8.500 kilómetros cuadrados desde el pie de los Andes hasta el Océano Atlántico. Es el quinto país con mayor superficie de tos el mundo, y limita con casi todos los demás del continente excepto Chile y Ecuador. A pesar e que vive entre fronteras casi tan extensas como las de Estados Unidos, la población de Brasil apenas llega a la mitad de la estadounidense.


     Brasil consiguió la independencia de Portugal en 1822, y a lo largo del siglo XIX disfrutó de una estabilidad política desacostumbrada en Latinoamérica. No obstante, el alba del siglo XX llevó la agitación social al país. Los vampiros de Brasil no asumen la responsabilidad del caos: la violenta expulsión de una docena de administraciones distintas es obra exclusiva del ganado. Pero, por supuesto, Brujah, Gangrel y otros estuvieron encantados de cebarse en las algaradas.


     La construcción en las tierras altas de Brasilia, la capital, se inició en 1957, con el fin de fomentar el desarrollo del interior. Los Nosferatu brasileros aprovecharon las obras, y disponen de una guarida fortificada profundamente escondida bajo la misma ciudad. La Guarida Amaganti está muy bien protegida por la geografía natural de la zona, a la que se unen las colosales puertas especialmente diseñadas para soportar el impacto de una bomba de hidrógeno. Supuestamente, Amaganti está equipada con minas de tierra, lanzallamas y granadas de fósforo. Los Nosferatu hablan con orgullo de su impenetrable fortaleza, pero raramente acerca de por qué creyeron necesaria su construcción; quienes lo han preguntado han obtenido como toda respuesta que "La Que Grita en la jungla" se ha levantado.


     Las tierras bajas de Brasil están formadas principal, mente por rocas sedimentarla intacta y terreno agreste. Ésta es la razón de que gran parte del interior del país esté aún deshabitado, a pesar de los avances tecnológicos que facilitarían el acceso. El ganado de Brasil prefiere permanecer concentrado a lo largo de la costa o los ríos principales. Este exuberante panorama de selva virgen, ha hecho muy popular a Brasil entre los Gangrel. Nadie sabe cuántos miembros de este clan viven en el país, pero muchos sospechan que el número es grande. El miedo a la destrucción que los Gangrel podrían desencadenar si alguien se les opusiese ha evitado que otros vampiros de Brasil insistan en la expansión a nuevas regiones.


EL AMAZONAS

     El Amazonas es el segundo río más largo del mundo, recorriendo unos 6200 kilómetros desde los Andes al Océano Atlántico. Lo rodea una jungla de tal tamaño que aún no ha sido explorada del todo. Esta jungla alberga al 30%, de la flora y fauna del mundo, y sus árboles, que están des- apareciendo, a un ritmo alarmante, producen el 40% del oxígeno del planeta.


     La miríada de variedades de la fauna del Amazonas incluye unos 30 millones de especies de insectos, boas de casi 5 metros, anacondas de 9 metros y letales víboras venenosas, pécaris, arañas y monos aulladores, enormes jaguares, aligatores y caimanes, perezosos y tapires, peces gigantes pira curú, y bandadas de peligrosas pirañas y anguilas eléctricas. En cuanto a las plantas, cada hectárea de terreno contiene una media de 300 árboles. En algunos lugares, los árboles crecen hasta los 60 metros de altura, y tienen copas tan espesas que la luz del sol no llega al suelo. Cuelgan de estos árboles lianas y enredaderas, flores de salvaje colorido y hongos de todo tipo.


     Pocos vampiros se atreven a aventurarse en la cuenca amazónica. El Amazonas es un campo de batalla entre los Lupinos y sus enemigos, las criaturas del Wyrm. La continua destrucción corporativa de la jungla tropical ha des- encadenado la Rabia de los Lupinos, y los vampiros evitan sabiamente el conflicto.


     La extraña y salvaje guerra del Amazonas ha precipitado varias sorpresas desagradables. Los informes acerca de insólitas migraciones nocturnas lejos de la jungla han alarmado a muchos de los Vástagos de Brasil. Grandes bestias aladas, medio humanas y medio murciélagos, han sido vistas supuestamente aleteando fuera de la selva. Los pocos que afirman haber visto a estas criaturas aseguran que las cosas, murciélago beben sangre; algunos incluso susurran que prefieren la sangre vampírica a cualquier otra. No hay pruebas de ello, pero es raro que los vampiros dejen algún rastro cuando se les arrebata su no vida. Parece que criaturas todavía más extrañas se están trasladando hacia la costa, y por tanto a las ciudades, pero sus descripciones son tan fantásticas que muchos de quienes las oyen tienden a considerarlas un mito. Los esfuerzos realizados para detener la destrucción de la jungla tropical -sólo por si los rumores sobre estos monstruos estuviesen fundados - no han tenido hasta ahora un efecto apreciable.


CARIOCAS y CARNAVAL: RIO NOCTURNO

     Río de Janeiro es una ciudad de contradicciones tanto para los vivos como para los muertos. Su nombre es sinónimo de lujo, pero la pobreza de la mayoría de sus siete millones de habitantes es aterradora, y toneladas de con, terminantes y residuos humanos son vertidas diariamente en su pintoresca Bahía de Guanabara. Hasta el nombre de la ciudad es engañoso: significa 'río de enero' en portugués, pero no hay ningún río aquí; el explorador Goncalho Coelho confundió la bahía con la boca de un estuario en 1502, y nadie se molestó en corregir el error.


     Río es un importante centro financiero, y un punto focal para el comercio doméstico. Los principales cuarteles generales de muchas corporaciones sudamericanas se encuentran en la ciudad. La construcción el Aeropuerto Internacional Galeao en la cercana isla Gobernador no ha hecho sino aumentar el caos.


     Antigua capital de Brasil, Río de Janeiro ha pasado 35 años sumido en una especie de lujosa lasitud. Sus clases altas viven en medio de un esplendor casi imperial, que se apoya en una próspera industria turística y su rutilante panorama de clubes nocturnos, discotecas y festivales. Los vampiros también se congregan en Río. los incontables turistas aseguran la alimentación virtualmente sin esfuerzo... y si la elegante seducción de los inocentes falla, los vampiros de paladar menos refinado siempre pueden acudir a las vastas y míseras favelas de Río y arrebatar a víctimas anónimas de sus chozas de chapa ondulada.


     La influencia Lasombra en Río se remonta a su descubrimiento por Coelho; después de todo, fue el legendario Arzobispo ongada quien financió la expedición. Los Toreador llegaron pocas décadas después, con los primeros exiliados hugonotes, para establecer un asentamiento permanente en la bahía. Ambos clanes tuvieron choques esporádicos hasta que el oro y las gemas comenzaron a fluir generosamente a través de Río desde Minas Gerais alrededor de 1690. con el dinero llegaron las verdaderas guerras, guerras que duraron hasta 1807 y la llegada de la corte portuguesa en su huida de Napoleón. La influencia de poderosos Vástagos de ambos clanes llevó el conflicto a unas rápidas tablas, ya que la inmensa riqueza de la ciudad y su gran población flotante hacían de la paz una idea muy apetecible. Finalmente, la tregua llegó a convertirse en algo que ocasionalmente parece una alianza, basada en el sagrado principio de no molestar a la gallina de los huevos de oro (y esmeraldas).


     Es aquí, entre todos los lugares del mundo, donde los Lasombra del Sabbat y los Toreador de la Camarilla han llegado a una paz no acordada. La ciudad ha sido tácita- mente declarada Carnaval para la Estirpe: una ciudad libre, ajena a las guerras de las sectas y la Yihad. Todos los vampiros son bienvenidos aquí, siempre que dejen atrás la política durante su estancia. Esto no significa que Río sea seguro para los vampiros, ni de lejos; sino, más bien, que si un vampiro mata a otro aquí, será mucho más probable que lo haga por motivos de negocios ---o placer- que por beneficio político.


     Vampiros de todo tipo recorren las tórridas avenidas de Río, pero ciertos clanes son los predominantes. Los Lasombra y los Toreador aún dominan la ciudad, dirigiendo sus asuntos (o limitándose a existir) con un estilo y una elegancia desconocidos en regiones más formales. Los Brujah también abundan: algunos son descendientes de esclavos o veteranos de las noches revolucionarias, mientras otros son atraídos por los ritos santeros y los subversivos cultos de sangre de Río. Los Malkavian retozan por las tumultuosas calles, sus excesos ignorados por la el alegre rebaño; los Tremere se mueven furtivamente entre las sombras, espiando y vendiendo sus servicios; los Setitas sisean desde los callejones, ofreciendo diversiones para satisfacer cualquier gusto y todos ellos, y puede encontrarse incluso a Assamitas, cumpliendo una misión de asesinato o estudiando capocira (arte marcial brasileño).


     Para la población mortal de Río, el Carnaval es el legendario festival que tiene lugar durante los cuatro días previos al Miércoles de Ceniza; para los vampiros, es algo completamente distinto. Es el código oficial de Río, cuyo cumplimiento es vigilado por vampiros centenarios que, quizá hartos de las guerras de su especie, han convertido la ciudad en un patio de recreo. En una ciudad en la que escuadrones de la muerte recorren las calles para eliminar el exceso de niños de la calle, hay abundante comida para todos. Río es un puerto libre para servicios y mercancías vampíricos, donde pueden hacerse tratos y repartos lejos de la vigilante mirada de los antiguos de las sectas. Es en Río donde un Toreador puede alquilar los servicios de un Tzimisce para que moldee a su amante de ensueño, o un devoto Lasombra puede rezar a la estatua de Cristo redentor en Corcovado junto a un Gangrel presbiteriano.


     Como podría esperarse, estas libertades tienen un elevado precio. Aunque las líneas de batalla de la Yihad se han borrado aquí temporalmente, para muchos vampiros esto no significa sino que ahora su propio bando puede eliminarlos sin problemas. Algunos de los escuadrones de la muerte cazadores de niños son en realidad bandas mercenarias de Vástagos a la caza de otros de su especie, que aceptan recompensas en oro y sangre de quien quiera con- tratar sus servicios. De todas formas, esto es parte de la excitación de Río: el desfile de las escuelas de samba puede esconder media docena de asesinatos, y los "limpiadores" Tzimisce se enorgullecen del tiempo que son capaces de prolongar el proceso de alimentar a sus víctimas, un grumo cada vez, en las ruidosas líneas de alcantarillado que desembocan en la bahía.


OCTAVIA (ANANASI)

     Trasfondo: Octavia es una visión familiar en las noches de las calles y los clubes de Río. Muchos vampiros la han visto pasar, aunque son pocos los que han hablado con ella. Muchos suponen que la hermosa sirena es Toreador o quizá una Caitiff.


     En realidad, Octavia es una Ananasi, una mujer araña. Nacida en las junglas brasileñas, hace años que llegó a Río, quedando fascinada por el agitado carnaval de la vida urbana. Su deleite aumentó al descubrir que tenía Paren, tela en la ciudad. Ahora tiene su nido en el centro de una red de exceso; está rodeada de mortales que la adoran y devotos Parientes, todos ellos dispuestos a cualquier cosa por el placer de darle su sangre.


     Octavia está intrigada por los vampiros de Río, hematófagos como ella, y los observa a distancia. últimamente se ha agudizado su juguetona curiosidad acerca del sabor de la sangre de vampiro.


     Imagen: Octavia encarna el modelo de belleza brasileña, tomando los mejores rasgos de varias razas y mezclándolos en un impresionante conjunto. Mide 1.77 metros, y tiene el tipo de una modelo. Los abundantes rizos de su cabello castaño oscuro caen en ondas sobre sus hombros café y su bien cincelado rostro. El resplandor de sus ojos oscuros basta para derretir a la mayoría de quienes los contemplan... aunque, si ella lo desea, su mirada puede paralizar de terror. Suele ser vista con elegante ropa de noche. En sus formas semiarácnida y de araña gigante, Octavia está brillantemente coloreada con patrones de rojo, negro y esmeralda.


     Sugerencias de interpretación: Siempre tienes una sonrisa o una carcajada a punto, pero detrás de la sonrisa hay algo triste y terrible. Amas a los mortales y a su mundo, y ellos te aman a ti. Rechazas educadamente a la mayoría de tus admiradores, pero unos pocos llegaron a entrar en tu mundo: los sigues amando, incluso después de haberles convertido en cascarones resecos. A veces desearías que no fuese así, pero ¿qué puedes hacer?


     Raza: Ananasi homínido.


     Naturaleza: Superviviente. Conducta: Vividora.


     Atributos Físicos: Fuerza 3 (6), Destreza 5 (8), Resistencia 3 (5).


     Atributos Sociales: Carisma 3 (0), Manipulación 5 (0), Apariencia 5 (0).


     Atributos Mentales: Percepción 3, Inteligencia 2, Astucia 3.


     Talentos: Alerta 3, Atletismo 4, Callejeo 3, Esquivar 4, Intimidación 3, Subterfugio 4.


     Técnicas: Etiqueta 3, Sigilo 4, Trato con Animales 3. Conocimientos: Cultura Local (Río) 4, Lingüística 1, Ocultismo 3, Rituales 2.


     Disciplinas: Animalismo 3, Auspex 1, Celeridad 3, Dominación 2, Fortaleza 1, Protean 2.


     Trasfondos: Parentela/Criados 3, Rebaño 5, Recursos 3. Virtudes: Conciencia 3, Autocontrol 2, Coraje 2. Humanidad: 4.


     Fuerza de Voluntad: 7.


     Notas: Puedes encontrar todos los detalles sobre los Ananasi en Hombre Lobo la Guía del jugador; si dispones de este libro, sustituye las Disciplinas de Octavia por los Dones y Ritos apropiados. Puede asumir diversas formas: Homínida (humana), Lilian (mujer arada con seis brazos y dos piernas, a grandes rasgos el equivalen. te arácnido a la forma Crinos de los Garou, incluyendo bonificaciones a los Rasgos), Pithus (araña gigante con picadura venenosa), y Enjambre (una masa de pequeñas arañas: no puede atacar pero es virtualmente indestructible). Como hematófaga, Octavia tiene 10 puntos de Reserva de Sangre, que puede gastar de la misma forma que los vampiros.