Cada trece años, hay una reunión de Antiguos de cada clan. Esta es la verdadera medula de la Camarilla. En comparación con esta asamblea, todos los demás Cónclaves no son más que teatros de títeres. El Círculo Interior siempre se reúne en Venecia, al igual que durante los últimos 500 años. La función primordial del Círculo Interior es nombrar a los Justicars, los jueces de la secta. Se escoge un Justicar de cada uno de los siete clanes. Actúan según su propio criterio, pero se les exige que tomen en consideración las decisiones del Círculo Interior.


     El nombramiento de un Justicar es una batalla política interminable, ya que, mientras que a las líneas de sangre principales les gustaría seleccionar el representante que ellos escogiesen, es difícil obtener la mayoría necesaria. A veces, los Antiguos escogen Vástagos desconocidos, creyendo que, una vez nombrados, serán fáciles de manipular.