A lo largo de los últimos siglos, entre la sociedad de la Estirpe han aparecido grupos conocidos como sectas. Muchos Antiguos ridiculizan la existencia y el concepto de sectas pero, aún así, siguen creciendo el poder y la influencia de estas organizaciones. Bastante más de la mitad de los Vástagos existentes pertenecen a una secta u otra; el resto mantienen su propia independencia o bien están ligados exclusivamente a sus líneas de sangre. La secta mayor y más dominante es la Camarilla, si bien el Sabbat, más pequeño, contiende con ella en todos los frentes. aunque los miembros del Inconnu afirman no ser una secta, parecen tener cierto tipo de organización y se mantienen alejados de las demás sectas.