ZACARIAS VINYARD (1893)

HISTORIA

     Nacido en 1893, en el seno de una familia acomodada en la gran urbe de Los Angeles, Zacarias era un niño distinto, algo extraño, tímido, por ello sus compañeros de escuela lo trataban como al paria y lo insultaban y hostigaban hasta que éste lloraba. En la mayoría de ocasiones la situación terminaba con "el Oruga" corriendo hacia su casa perseguido por un grupo de chicos y chicas tirándole piedras por el camino e insultándole. Cuando llegaba a su casa Zacarias encontraba el amparo de su madre, hasta que su padre se enteró de la situación, entonces fue cuando llegaron los problemas. Hasta entonces, su madre había logrado esconder este asunto de su padre y ocultarle su problema en la escuela. El padre de Zacarias consideraba que los hombres no debían ser débiles y si era cierto lo escrito en la carta que el Director Greenwood le mandaba su hijo debía ser uno de esos hombres a los que a él tan poco le gustaban. De ahí que el Señor Vinyard fuera a visitar al Señor Greenwood para que le pusiera al corriente de la situación de su hijo en la escuela. Tras la reunión con el Director Greenwood el padre de Zacarias decidio que su hijo el año siguiente cambiaría de aires, le mandó a otra escuela sita en Atlanta, una de las mejores del país, una para chicos con problemas de adaptación: Hanestone School.


     Los primeros días y semanas, e incluso meses fueron los peores de la vida de Zacarías, pasaba las noches en vela e incluso lloraba a escondidas, el Doctor Doughs ya se había citado con su padre, y más tarde con él, haciéndole el análisis pertinente. El Doctor Doughs era un tipo alto, delgaducho y con gafas, la mayoría de los chicos le tenían miedo, menos Philippe, el temido Philippe, aquel al que todos deseaban parecerse, era el mayor de todos los que allí se encontraban, y pronto me hizo una visita. Philippe me hizo prometer que le respetaría y sin duda yo lo juré y perjuré intimidado por sus sicarios, Little John y Eddie Winston, hermanos gemelos y que viajaban junto a Philippe haya donde este fuera. Después de aproximadamente 8 meses Zacarias comenzó a adquirir conciencia de su situación y se dio cuenta de que realmente él no debía estar en ese lugar así que empezó cada vez más a aislarse de los demás, incluso de aquellos que le habían ayudado en su adaptación, comenzó a aislarse y a refugiarse en Tomás Moro, Shakespeare, Orwell, Fitzgerald, Nietzsche. Hablaba con ellos todas las noches, y eso le gustaba, con lo cual comenzó también a pasar los días junto a ellos, yo no era un tipo muy ágil ni muy fuerte fisicamente, así que no me gustaba el fútbol ni el baseball, los consideraba algo estúpidos, aunque a veces me vi obligado a jugar porque hiciera falta algún jugador y yo andara por las gradas, claro me refiero a jugar obligado por el Clan de los Tres. Como no era muy fuerte pues no suponía una amenaza para Philippe, así que normalmente me dejaba en paz, pero bueno, la verdad es que a veces me veía obligado a hacerle sus deberes y algunos trabajos. Aquí yo seguía siendo Zacarias "el Oruga", como dije que me conocían, parece ser que como hizo gracia cuajó, la verdad es que fisicamente soy más bien no agradable, así que me viene bien el apodo, además a mí después de que lo asimilara me resulta incluso gracioso.


     Poco a poco el Doctor Doughs pasaba más tiempo conmigo, e incluso llegaba a dejarme libros de su biblioteca particular, algo que me pidió que no comentase a nadie, no me fue difícil porque como no tenía muchos amigos. Leía esos libros y hacía los deberes a diario, pronto me hacía mayor y llegaba el momento en que me iría de allí para marchar a la Universidad, pronto cumpliría los 18 años y llegaría el gran momento, había elegido estudiar psiquiatría, el Doctor Doughs en los últimos años se había convertido en una especie de padre para mí y sus palabras me convencieron para escoger esta carrera que particularmente me parecía interesantísima. De hecho, los últimos años que pase en Hanestone, el Doctor Doughs me permitió acceder a fichas personales de los pacientes que allí se encontraban y me dejó estudiar sus casos a su lado, poco a poco me fui conviritiendo en un pequeño experto, hablaba con los pacientes, les aconsejaba, les trataba, e incluso los medicaba, en cuestión de meses me fui dando cuenta que lo que decía el Doctor Doughs era cierto, la locura era un don, ellos poseían la verdad, ellos veían la realidad desde la perspectiva correcta, aquellos que tenían sus mentes "sanas" eran los enfermos. Sus tutorías me ayudaban a comprenderlo todo, los libros que me dejaban me cultivaban y sus charlas me embaucaban, me explicaba el porqué de todas las demencias. Pasabamos todas las noches juntos, me fui habituando a su horario y para mí las noches eran días y los días noches, era como si fuera su ayudante.


     La del día en que marchaba a la Universidad le invité a cenar a mi casa con mi familia, era verano y la noche era calurosa. Mis padres estaban encantados con él, no sé como lo hacía para caerle también al Señor Vinyard, poca gente lo había conseguido en su larga vida. Cuando terminamos de cenar me invitó a acompañarle al porche, allí me explicó el porqué Philippe seguía a su lado, me preguntó que si a mí también me gustaría estar a su lado durante unos años, a lo que respondí afirmativamente. Tras mi respuesta me dijo que marchara con él esta noche y que confiara en él, eso hice, después de todo se había preocupado más de mí que mi propio padre. A pesar de ser un excéntrico y un loco para muchos, si no hubiera sido por él no habría resistido en Hanestone. Al día siguiente me despedí de mi familia y cogí el taxi que me llevaría al aeropuerto, finalmente mi destino no fue Georgetown, sino Hanestone, allí me esperaba el Doctor Doughs, esa noche me explicó porque Philippe seguía allí, y lo más interesante porque seguía siendo el mismo chico que atemorizaba a los que llegaban, habían pasado 10 años y aún seguía allí, tras hacerme prometer con sus inquisidores ojos que mantendría el secreto me preguntó si quería formar parte de su linaje, me dijo que era especial y que debía transformar mi sangre en inmortal; la verdad es que por su expresión parecía decir la verdad, pero la historia parecía algo extraña, cuando me dispuse a hablar violentamente me golpeó para acusarme de que no creía en sus palabras, atemorizado le respondí que sí creía en ella aunque parecía algo no muy creíble. Esa noche me siguió contando y antes de que me amaneciera mi sangre ya había sido mutada, ya pertenecía a uno de los suyos, ya era un hijo de la noche, uno de los descendientes de Malkav, nuestro primer padre. Pertenecería a los 8ª generación, ya que el Doctor Doughs era un 7ª según lo que me dijo, me explicó las tradiciones, me explicó cuales eran los clanes y los secretos de los vástagos en los años que pasó siendo mi sire y que me mantuve a su lado, a su lado fui a la Universidad y a su lado aprendí más de lo que allí hubiera aprendido, poco a poco cada vez me volvía cada vez más y más cuerdo, ya que cada vez comprendía mejor la locura, a los Malkavian nos tildan de locos, pero que sabrán, los locos son ellos.


     Poco a poco pasaron los años y finalmente me marche de Atlanta y comencé a buscar nuevos lugares para mi asentamiento como hijo independiente, desde hace años que no sé de mi sire, quizá esté muerto, quizá esté en letargo, quizá no esté ya donde lo dejé, pero acordamos que cada uno seguiría su vida, yo ya estaba formado y después de tantos años a su lado y a su servicio debía hacer mi propia vida. Ahora después de los años que han pasado he buscado el refugio que pueda llevarme a la tranquilidad y el sosiego que busco y deseo y he decidido que sea en Nueva York, una ciudad bonita y que más o menos conozco de oídas, hay un poco de todo, así que habrá que empezar a pensarse en conocer bien sus calles antes de salir, eso es lo que he estado haciendo estas dos semanas antes de salir, ahora me dispongo a presentarme ante el príncipe y más tarde ante nuestro primogénito.


Descripción psicológica

     Tanto tiempo al lado de enfermos mentales y de Doughs ha afectado gravemente a Zacarias que evidentemente no está bien de la cabeza. Sin embargo, se hace pasar por alguien cuerdo e intenta que los demás le respeten en la medida de lo posible, claro. Está orgulloso de pertenecer a los Malkavian y de ser un vástago, ya que esto le permitirá difundir la verdad durante la eternidad. Demuestra ser alguien que no es realmente para estudiar la reacción de los demás y conocer sus verdaderas intenciones, es un tipo sociable con quien le demuestra la confianza suficiente como para poder compartir con el su "amistad". A Vinyard le gusta alimentarse sobre todo de mujeres, ya que oponen menos resistencia que los hombres, además es gracioso seducirlas, los hombres normalmente suelen ser más reacios a que alguien le de bocaditos por el cuello.

Descrición física

     El Oruga no es alguien demasiado apuesto, sin embargo tampoco es un Nosferatu, con el paso del tiempo su cara fue cambiando, por la pubertad fue a peor, pero cuando esta paso el Oruga se convirtió en alguien que bien podría pasar desapercibida en una multitud. Como se muestra: Aparenta unos 25 años y es un hombre que mide más o menos 1.75 y pesa unos 85 kilogramos, algo gordito, sus mofletes son algo colorados, como si hubiese estado corriendo durante un rato. Aspecto débil, viste de manera sencilla. Pelo negro, al igual que los ojos. Realidad: El Oruga no es tan tonto como aparenta y se pega unas juergas de muerte, le gusta ir a fiestas que organice el rebaño y seducir con sus encantos a las muchachas, si no hay suerte pues se alimenta uno de un tío que se le va a hacer, ni que fuera un Ventrue, viste con pantalones vaqueros y botas militares, la sudadera por fuera y con camiseta por encima de esta.

Refugio

     Una bonita casa en un pisito céntrico de Nueva York, en la zona de Manhattan por supuesto, en Garmen District, al sur de Central Park. ¿El interior? basicamente como la de Ace Ventura, me marcó esa peli, mi sueño, que todos me hagan caso y hagan lo mismo que en la película, pero por ahora parece algo difícil. En pleno desorden, aunque cuando viene alguna visita intento ordenarla en la medida de lo posible. Lo único ordenado es la biblioteca, a la cual le tengo bastante aprecio, pero a veces algunos libros aparecen algo desordenados también.

Posesiones

     A parte del piso, pues lo típico, reloj, pulsera, unas bolas chinas para relajarme cuando estoy nervioso, tabaco, mechero, mis calcetines y calzoncillos de la suerte con boquetes y mordeduras, y mi maletín; el cual contiene miles de billetes escaneados y con mi cara en el medio, aunque los tres primeros de cada lado son dolares auténticos, para el que los mire, una pistola (por lo que pueda ocurrir) y varias monedas de "oro" del juego "La Ruta del Tesoro". Lleva encima algo de dinero en metálico en su cartera, 1000 dolares más o menos, por si acaso. El dinero que tengo ahorrado es por eso mismo, y el que voy cobrando es porque he estado trabajando y de vez en cuando doy alguna conferencia en la Universidad.

¿Camarilla o Sabbat?

     Pues Vinyard pertenece a la Camarilla, los del Sabbat no le caen ni bien ni mal, consideran que su verdad es otra, tienen una filosofía de la vida distinta, más destroyer, quizá, pero vamos que está bien, que en la viña del señor hay de todo, lo que me pregunto ¿porque estarán tan enfadados?

Descripción para jugadores

     Un tipo de aspecto frágil, mide 1'75 y pesa unos 85 kg, no luce una larga cabellera, sino más bien lo contrario. Aparenta tener unos 30 años y va vestido de manera que no parece tener mucho gusto; chaqueta y pantalones verdes y corbata de cuadros grises y negros, su camisa es beige y los zapatos marrones y con cordones. Aferra las manos a su pecho abrazando un maletín como si en él llevara su vida. LLeva gafas y mira hacia los lados.


     Sire: Montgomery Doughs


     Generación: 3 puntos.


     Recursos: 5 puntos.


     Fuerza de voluntad: 6 puntos


     Seducción: 1 punto.


     Trastorno mental: Regresión.


     Lingüística: Rumano, inglés, español, alemán y francés.


     Méritos:


          Voluntad de Hierro: (3)


          Memoria Eidética (2)


          Comer comida: (1)


     Defectos:


          Pesadillas (1): Soy perseguido por mis compañeros de clase que me tiran piedras, cuando me alcanzan me derriban y comienzan a insultarme.


          Objetivo Dominante(3): Convencer a los demás vástagos de que los Malkavian no estamos locos.


          Mancha de Corrupción: (1)


          Sueño Profundo (1)