RITUALES ORIENTE: CUARTA EDAD

Extracto de "Sangre y Seda"



     Las ceremonias son una parte imprescindible de la existencia de los Wan Kuei. Muchas de ella dependen de los poderes del Cielo y de las Diez Mil Cosas, y permiten a los Muertos Famélicos desencadenar energías asombrosas. Hay otras ceremonias que no son “mágicas” tal y como lo entenderían los occidentales sino que marcan momentos y acontecimientos. Sin embargo, el mundo espiritual conoce estos acontecimientos, y las noticias se esparcen a través de las cortes espirituales, lo que significa que los que celebran un acontecimiento o declaran que un sujeto es akuma pueden dar por hecho que sus antiguos estarán informados. Los Wan Kuei consideran estos dos tipos de ritos igual de importantes. Es tan correcto e importante conmemorar la introducción de un nuevo miembro a un wu como pedir al cielo que destruya a los enemigos.


     El acceso a estas ceremonias se controla estrictamente. No es adecuado que todo el mundo sepa cómo escribir peticiones a los puntos cardinales. Los vampiros que quieran acceder a las ceremonias deben encontrar a un miembro de la administración de una corte o un ciudadano civil que quiera enseñarles, o convertirse en aprendiz practicante. Los Narradores deberían recordar que los personajes de los jugadores no son los únicos que intentan aprender estos secretos. Los Maestros de la magia ceremonial Wan Kuei llevan años asediados por legiones de aprendices deseosos, por no mencionar los puñados de rivales envidiosos y candidatos a akuma deseosos de saquear las bibliotecas en busca de conocimientos prohibidos. Los han visto y oído todo, y sus períodos de aprendizaje son arduos, penosos y están diseñados para desalentar a los que no estén verdaderamente interesados en el puesto. En resumen, aprender ceremonias, especialmente si son poderosas, suele ser una tarea difícil y cara.


     Además, las ceremonias son difíciles, tanto como convertirse en doctorado o licenciado en literatura clásica. A no ser que las instrucciones sean totalmente orales (lo cual es muy poco probable), el alumno debe aprender escritura kaja para poder leer los textos adecuados. Además, muchos ritos dan por hecho un extenso conocimiento de la astrología. La cosmología, la filosofía y la alquimia. El Narrador también puede privar a los personajes con poco o ningún nivel de Acadecismo, Ciencia y Ocultismo de aprender las ceremonias de más allá de uno o dos puntos.


     El acceso a las ceremonias también depende del Drama. Los diversos Caminos de Vuelta poseen ceremonias creadas por miembros de la fe para usar al acercarse a los objetivos de la fe. La mayoría son de interés limitado para cualquiera que no siga realmente el Drama. Otros, especialmente los muy poderosos, son secretos. Aprenderlos es problemático, y se aconseja muy fehacientemente no usarlos ante los ojos equivocados. Se dice que hay espíritus y emisarios de los cielos que vigilan algunas ceremonias especialmente poderosas para evitar que se usen de forma incorrecta, y también se dice que hay otros que no funcionan para vampiros que no sean del Drama adecuado, o que al usarlos incorrectamente tienen consecuencias fatales. Si esto es cierto y no sólo son rumores creados para proteger estos ritos, no existe registro alguno de ello que se pueda conseguir con facilidad.


El Precio del Aprendizaje

     Aparte del precio de la prestación y los honorarios, las ceremonias tienen otro tipo de costes. Se tarda más o menos una semana estudiando cuidadosamente cada nivel en aprender una ceremonia lo suficientemente bien como para practicarla. Probablemente sean varias semanas si el personaje recibe sus lecciones oralmente. El Narrador también puede exigir a un jugador que pague uno o dos puntos de experiencia por nivel de la ceremonia para aprenderla si cree que los costes del juego no son suficientes.

CEREMONIAS GENERALES

Los practicantes avezados de los Dramas y las cortes practican las siguientes Ceremonias. Son menos secretas que la de los Dramas, pero aún así requieren mucho estudio.


     • Conservar Sangre (Ritual Nivel I): El Chi permanece en la carne y la sangre sólo hasta que comienza el proceso de descomposición. En climas cálidos, esto suele significar que las fuerzas vitales huyen al terminar la noche. Para los Wan Kuei, que dependen mucho más de la alimentación forzada que los Cainitas, esto puede ser una preocupación seria. Este sencillo ritual se creó en los primeros días de la Cuarta Edad, cuando los jóvenes vampiros comenzaron a necesitar una dieta impura. Desde entonces, se ha creado un arte parecido al de la destilación, con el que se crean sangres de sabor agradable y con cualidades intoxicantes, como vinos. La mayoría de los antiguos desaprueban esta destilación de sangre (al menos en público- se dice que muchos la practican en privado). Sin embargo, esta se ha desarrollado hasta convertirse en un proceso sofisticado. La Destilación de Sangre está disponible como Técnica de pericias, y existen versiones de esta ceremonia más potentes y especializadas, hasta allegar al nivel 5. Sin embargo, estas difieren principalmente en el sabor. La sangre creada con ceremonias sencillas es sosa y algo “rancia”.


     Sistema: El practicante mezcla la sangre con los ingredientes necesarios (principalmente extracto de ginseng y acónito) y lleva a cabo este ritual durante 30 minutos sobre ellos. Finalmente, hace una tirada de Inteligencia + Ocultismo de Dif. 7. Cada éxito indica un punto de sangre conservado. La sangre en conserva ocupa aproximadamente medio litro por cada punto, y se debe almacenar en un contenedor sellado herméticamente o se estropeará en pocos días. El “sabor” de la sangre, Yin o Yang, depende de las hierbas y encantamientos que se utilicen en el momento de la conservación, y, por lo tanto, no se puede cambiar. Hay una variante de segundo nivel, esta ceremonia para almacenar pociones curativas Yang que el vampiro crea para que las usen mortales. En ella se omiten el acónito, el cinabrio y otros componentes venenosos.


     •• Adherir Objetos (Ritual Nivel II): Los Wan Kuei son criaturas Protean, dadas a cambiar de forma, aque les salgan espinas y a aumentar de tamaño varias veces más de lo normal. Evidentemente, esto puede dificultar la cuestión de mantener una apariencia respetable, por no mencionar el problema de conservar los objetos de valor durante estos numerosos cambios. Adherir objetos es una ceremonia mágica mediante la cual, el vampiro se le pega la ropa y los parejos al cuerpo, de manera que le acompañen a pesar de los cambios que sufra. Aunque la ropa, cinturones y objetos similares pueden cambiar de tamaño, los objetos que llevan sujetos no. Puede que el preciado cuchillo del cinturón de un jina no se caiga al romperse su ropa cuando se convierta en el Dios-cuerpo del Demonio, pero tampoco adoptará el tamaño de una espada larga para adaptarse a sus manos gigantescas.


     Sistema: El vampiro debe llevar a cabo una ceremonia durante el transcurso de una noche con los objetos que quiere vincular a su persona. Al final de esta, estos objetos estarán en armonía con sus energías espirituales. Cambiarán para adaptarse a él, sea cual sea la forma que adopte, y desparecerán totalmente si adopta la forma de un animal o cualquier otra en la que no pueda utilizarlos. Además, si el vampiro agujerea o rasga su ropa al adoptar otra forma, esta volverá a estar entera cuando recupere su forma humana normal.


     Un vampiro sólo puede adherirse tantos objetos como puntos de Hun posea, y esta “capacidad” no se puede recuperar sin destruir uno o más de los objetos adheridos. Una forma habitual de humillar a un rival o enemigo es robarle los objetos adheridos y ocultarlos en un lugar remoto o peligroso.

     ••• Avivar la Furia del Demonio (Ritual Nivel III): El P’o es la maldición de los Wan Kuei. Aunque han aprendido a extraer fuerza de él, es desgraciadamente bastante perezoso. Los vampiros que dependen de las Artes Demoníacas están a merced del P’o, ya que los ritmos erráticos de éste deciden cuándo pueden usarse estas Disciplinas. Este rito se creó como modo de acelerar el proceso desesperante lento de recuperación de poder por parte del Demonio. Aunque está lejos de ser perfecto, es mejor que esperar día tras día a que crezca el poder del P’o.


     Sistema: El vampiro medita durante tres horas, espoleando al Demonio y concentrándose en su propia ansia justa. Al final, el jugador hace una tirada de Resistencia + Meditación de Dif.9. Si tiene éxito, el vampiro puede convertir cualquier número de puntos de Fuerza de Voluntad temporal en Chi Demoníaco, siempre que la cantidad convertida no sea mayor que su coeficiente de Meditación y no haga que su Chi Demoníaco exceda su coeficiente de P’o. A continuación, el P’o recibe una tirada inmediata de naturaleza sombra. Si se convierte más Fuerza de Voluntad temporal que Hun tenga el vampiro, la dificultad de la tirada de la naturaleza sombra del P’o se reduce en uno por cada punto adicional.


     ••••••• Coronar al Ancestro (Ritual Nivel VII): Entre los Wan Kuei, la palabra “ancestro” no sólo describe una posición política, sino también un estado espiritual. El líder de una corte no es un mero funcionario electo, sino que en realidad es un ser elevado por los esfuerzos de los mandarines que le han otorgado el puesto. Esta ceremonia consiste en una serie de penosas pruebas en las que el candidato a ancestro demuestra no sólo sus conocimientos y su sabiduría, sino también su poder y su dominio del P’o. Una vez completa la ceremonia (y sólo si se completa, ya que de ningún modo dan la talla todos los candidatos y las fases finales son fatales si no se pasan), los mandarines en cuestión culminan el rito con la entronización del ancestro, llevándole hasta el trono en un palanquín que sostienen sobre sus propios hombros. Esta ceremonia requiere la participación de al menos doce mandarines, lo que significa que sólo se lleva a cabo en las cortes más poderosas.


     Sistema: Las pruebas varían de una versión a otra. Hay cortes y Dramas que tienen sus propias pruebas, que enfatizan diferentes habilidades y fuerzas. Cuando varios manadrines se reúnen para escoger a un ancestro, suelen mezclar y poner en común los diferentes fragmentos de ceremonias que conocen para obtener una apropiada para la situación que corresponderá al nuevo ancestro. Aparte del componente erudito, las pruebas siempre incluirán algún tipo de combate, así como al menos una situación en la que se necesita una tirada muy difícil de algunas naturaleza (sombra, fuego y ola).


     Tras sobrevivir a esta ceremonia, el ancestro obtiene varias recompensas:


     • Puede almacenar cinco puntos más de Chi Yin y Yang en su cuerpo que los permitidos por su Dharma.


     • Puede gastar un punto más de Chi por turno que los permitidos normalmente por su Drama.


     • Las tiradas del jugador para enfrentarse a una naturaleza negativa disminuyen en 2 su dificultad; no puede entrar voluntariamente en la naturaleza de fuego.


     • Puede usar Chi Demoníaco para impulsar sus Artes Demoníacas y gastar Chi Demoníaco crudo sin hacer una tirada de naturaleza sombra. El Viento Negro aún requiere una tirada de P’o a cada ronda para evitar la naturaleza de fuego, pero la dificultad se modifica, al igual que en el caso anterior, convirtiéndose en 6.


     Esta habilidades duran mientras el vampiro exista. Los únicos Wan Kuei que se sepa que hayan obtenido estas habilidades y las hayan perdido son los que se han transformado en akuma mayores o se han visto transfigurados de algún otro modo.


     Esta ceremonia es menos habitual de lo que pueda parecer teniendo en cuenta sus recompensas, ya que resulta, de hecho, difícil conseguir que 12 mandarines se pongan de acuerdo en apoyar a un solo ancestro. Además, el rito es muy peligroso, no es necesario para el Camino de Vuelta y no se trata sólo de una cuestión de habilidad y conocimientos. El receptor está sujeto de algún modo al escrutinio celestial, y ay de aquél que conspire para obtener el mandato de autoridad de la Augusta Personalidad bajo falsas pretensiones.