TRADICIONES MALKAVIAN

¿Qué tradiciones?
Es broma.


     {*Los fragmentos entre corchetes corresponden a palabras que han desaparecido o se han debilitado en el original. Los acompaña un dibujo de Comepalabras con la mano izquierda puesta en el hueco que dejan y llevándose algo a la boca con la derecha...}


     De hecho, los Malkavian tienen muchas tradiciones. Lo que pasa es que sus tradiciones no son muy tradicionales, y están continuamente cambiando con las mareas de su locura.


     Hay mucho más en los Malkavian de lo que parece a simple vista. Son maestros en el arte de levantar una fachada de demencia sin sentido que distorsiona y distrae de su propósito más alto. Pero el propósito está realmente ahí en secreto. Como muchos vampiros, esconden su verdadera naturaleza detrás de capas y capas de máscaras. Creen que están desenrollando su bajada por una senda de iluminación estridente llevando una máscara de demencia traviesa y payasadas anárquicas y sin sentido.


     Hay siete (u ocho) grandes tradiciones cruciales para entender a los Malkavian. Cada tradición se basa en la anterior, y los estudiosos de los otros clanes de Vástagos insisten que entenderlas todas es crucial para defenderse de los Malkavian, peligrosamente imprevisibles. Los antiguos advierten que incluso los Vástagos más poderosos son vulnerables a las bromas si no poseen un sólido conocimiento básico de las siete (u ocho) tradiciones.

Las siete (u ocho) tradiciones

Uno: la tradición de las tradiciones mutables

     La tradición central y unificadora de los Malkavian, si es que la tienen, podría ser que mente y realidad son tan flexibles y maleables como la arcilla... y también jugar con ellas es igual de divertido. Según la criatura sensitiva moldea su mente, así moldea la realidad. Pero demasiada gente moldea su mente según un troquel que imita lo que ven de la realidad, la introducen en el horno del absolutismo, y chamuscan sus mentes en una terracota rígida, inelástica y frágil. Su cerebro petrificado por su parte afecta el mundo exterior, calcificando la realidad en una forma similar. La rígida realidad, por su parte, trabaja con las mentes de todos los seres nacidos en ella, moldeando sus mentes siguiendo la forma del troquel, empezando de nuevo todo el ciclo.


     Los Malkavian no odian el troquel de la realidad. Simplemente saben que ese troquel es uno de muchos, y se vuelven impacientes cuando la realidad se congela. Aunque los Malkavian pueden expresar este pensamiento en una miríada de formas, la mayoría de sus acciones apuntan cierta variación de este tema subyacente.


     Si tienen una misión tradicional, es infectar el resto del mundo con su locura. Sus bromas y diabluras y atrocidades indignantes están orientadas en una dirección: reorganizar radicalmente el pensamiento de los Vástagos y los mortales por igual. Retorcer sus mentes hasta su forma de arcilla flexible, o romperlas en el intento, retorciendo su realidad hasta su forma de arcilla flexible, o romperla en el intento. Este es un juego muy peligroso, porque pone la propia realidad de uno en peligro. Explicación Malkavian: "¡Mi mente! ¡Está atascada en todos esos niveles de la realidad! ¡Envuelta en todas esas insinuaciones que debo tener en cuenta! Mi libro de autógrafos no me dirá quién ha estado firmándolo. No es culpa mía que las páginas estén hechas pedazos."


Dos: la tradición del espejo roto.

     Un viejo dicho Malkavian ordena: "Si descubres que estás cayendo en la locura... zambúllete." La sangre de Malkav corre por los vampiros Malkavian y suelta las limitaciones impuestas a la mente por una vida de condicionamiento social. Esto tiene como resultado una profunda comprensión mágica y unos grandiosos poderes mágicos. Para aceptar la nueva manera de ver, un Malkavian debe abandonar su antigua manera. Debe renunciar a su conexión con su antigua imagen del mundo, que muchos consiguen, y a su propia imagen de sí mismo, que muchos no pueden conseguir. Por esta razón, el símbolo más común de los Malkavian es un espejo roto.


     Aquellos que consiguen romper el espejo de imagen corporal, del mundo, de Dios, encuentran un nuevo mundo de posibilidades. Se hacen cargo de sus percepciones y buscan nuevas maneras de sacudir el resto de sus ideas estáticas. No es necesario, pero será beneficioso que lo hagan por sí mismos, en lugar de dejar que la Maldición de Malkav devaste rutinariamente sus mentes, dejándoles recoger los restos e intentar formar pensamientos coherentes.


     A medida que rompen y vuelven a conectar sus mentes y desueldan y recablean sus esperanzas de realidad, llegan a acercarse a sus mentes y percepciones como herramientas de juguetear. Se convierten en responsables de sus propias percepciones y la realidad resultante de ellas. Han encontrado un tremendo poder en esta fórmula.


     Explicación Malkavian: "¡Rompe tu túnel de la realidad! ¡Sé responsable de tu propia mente! ¡Reclama tu sistema glandular, y tu glándula pineal! ¡Revela tus propias fotografías, y revela la Imagen General! ¡Introdúcete con audacia en tus propios enigmas! ¡Y hazlo rápido, porque la luz al otro lado de tu túnel de la realidad va recta hacia ti a toda velocidad!"

Tres: la tradición de la locura en la sangre

     La otra cara de la extasiada alegría conocida para los Malkavian que destrozan con regocijo sus antiguas maneras de mirar y pensar es la angustia oscura y malévola de los Malkavian que se resisten al proceso que libera por la fuerza sus mentes de limitaciones antiguas. La Liberación de Malkav se convierte en la Maldición de Malkav, y causa un tormento inaguantable y sin fin.


     Desfallecen y gritan y farfullan y se enrabian y se retraen y se hieren a sí mismos y hacen daño a otros y entran en la catatonia. Todas esas acciones parecen dementes, pero entendidas en su contexto, se convierten en total y espeluznantemente lúcidas: cuando domina un dolor interior insoportable, puede imponerse un dolor exterior soportable... temporalmente.


     Cuando el dolor interior se hace tan grande que el dolor exterior no puede volver a enmascararlo, algunos Malkavian se destruyen a sí mismos. Entre las inmortales criaturas vampíricas que se aferran a su no-vida con un fervor fanático, los Malkavian son el único clan con un alto promedio de suicidios. Para esos pobres Vástagos locos, su antigua manera de ver el mundo era más importante que su existencia misma. Habían consagrado las creencias del yo en un lugar por encima del propio yo. Otros Malkavian que ven las autoinmolaciones de sus hermanos y hermanas a menudo redoblan su resolución para romper sus espejos, sin importarles el dolor subsiguiente.


     Explicación Malkavian: "¿Quién ha cogido los jirones de mi cabeza? ¿Por qué aquí está todo tan nublado? ¿No hay nadie escuchando? Mira lo que está en las sombras. ¡Los mismos monos viejos!"

Tres: la tradición de la locura universal

     Los Malkavian no creen que estén solos en el proceso de construcción de la realidad. Piensan que el mundo es un manicomio, y doblemente loco por dudarlo. Muchos sienten que son los únicos que pueden ver con claridad, porque se han fugado de la casa de la realidad de la camisa de fuerza.


     Explicación Malkavian: "En verdad, estamos todos locos. ¿Cómo sabemos que estamos aquí sentados hablando razonablemente? Qué pasaría si estuviéramos en realidad en un manicomio en alguna parte, desvariando para el deleite de los espectadores. ¡Bien, ellos interpretarían esa mirada asustada que tienes en tu cara y la manera en que retrocedes huyendo de mí como alguna reminiscencia significativa de tu comportamiento infantil! ¡Por lo que te examinarían con instrumentos rudimentarios, te tratarían con electricidad y te extirparían trozos de tu yo psíquico en un esfuerzo por entender y "curar" tu locura! ¿Y qué pasaría entonces? Sufrirías unos problemas inexplicables que parecerían carecer de causa. ¿Cómo sabes que no lo están haciendo ahora?".

Cuatro: la tradición de las bromas

     De todos los comportamientos Malkavian despreciados por los otros clanes vampíricos, el más detestado es su hábito de realizar elaboradas y peligrosas travesuras. Estas bromas han arruinado potentes rituales Tremere, echado por tierra importantes tratos de negocios Ventrue, arruinado artefactos de valor incalculable de los Toreador, hecho que los rebeldes Brujah pareciesen tan engreídos como los antiguos a los que atacan, e incluso avergonzar a los modestos Nosferatu.


     Algunas travesuras son crueles y peligrosas. Algunas son histéricamente divertidas y graciosas. Algunas parecen a simple vista carecer totalmente de sentido. Algunas las disfrutan siendo incluso el blanco de la misma broma. Y algunas son mortales. Muchos Vástagos se enfurecen cuando descubren que eran el blanco de una travesura Malkavian, pero algunos también están secretamente agradecidos de haber salido vivos y enteros.


     Las travesuras parecen sin sentido, e incluso los Malkavian dicen que no es algo que hagan a propósito; simplemente no lo pueden evitar. Pero muchos Vástagos, incluso antiguos, reconocen en secreto que una broma Malkavian les ayudó a resolver un dilema crítico o a alcanzar un nuevo nivel de entendimiento. Sin embargo, muy pocos vampiros revelan estas opiniones. Admitir que ves las cosas de una manera más Malkavian da lugar a la sospecha, el desprecio y el ostracismo.

     La tradición Malkavian de la Broma viene directamente de sus antiguos aliados feéricos, que a veces les dan ayuda mágica y del más allá. Hay una antigua tradición entre las Hadas similar a las Bromas que han adquirido los Malkavian.


     Explicación Malkavian: "¡Pop! ¡Adiós, ratas! ¡Te estoy estrujando la cabeza! ¡Te estoy estrujando la cabeza! ¡Ahora quédate quieto! Esto es por tu propio bien, el que ponga en ti un poco de la Maldición de Malkav. Recuerda, de Maldición a Bendición depende del color del cristal con que se mire. Sólo te estoy ayudando a mirar de manera permisiva a tu vida. ¿O era de manera perniciosa?".

Cinco: la tradición de la conexión Arcadia-Malkavian

     Los Malkavian reciben ayuda secreta y de alto nivel de las Hadas que se quedaron atrás en la realidad de la tierra cuando la mayoría de sus compañeras huyeron. Ven a los Malkavian como un asalto directo contra la Muralla del Sueño, la estructura calcificada de la realidad que precipitó la pérdida de energía mágica en la dimensión de la Tierra.


     Los Malkavian cuestionan la autoridad de la realidad objetiva con una energía frenética y crean grietas en la Muralla del Sueño cada vez que crean una travesura poderosa.


     Los Malkavian llevan a cabo travesuras para las Hadas en todas las instituciones que continúan sosteniendo la estructura de la Muralla, asaltando la civilización mortal, la sociedad vampírica, el razonamiento científico, la historia escrita, y cualquier otra cosa que creen que ata el universo a una realidad común.


     Se sabe que las Hadas han canalizado poder mágico a los Malkavian, les han enseñado cultura arcana de las Hadas, ayudado en momentos de necesidad, y enseñado travesuras más grandes (a menudo gastando bromas a los vampiros locos) Se rumorea que algunos Malkavian, como el misterioso Comepalabras, han evolucionado de hombre, pasando por vampiro, a criatura Faérica de otro mundo.


     Explicación Malkavian: "Es divertido visitar el País de las Hadas. Me entienden cuando hablo y, lo mejor de todo, cuando no."

Seis: romper las reglas

     En sus momentos de mayor lucidez, los Malkavian explican que, debido a que ven más del universo que otras criaturas, se encuentran con grandes dificultades para explicar este concepto a aquellos que ven sólo a través de los filtros que nublan su visión y que la máquina del mundo les ha impuesto. Dicen que tienen problemas para explicar el resto del universo a la parte del universo que sólo conoce parte del universo.


     Pero, aunque no pueden siempre explicar las maravillas que ven, pueden aprender a sacarles provecho. Con estudio y entrenamiento, pueden deshacerse de las limitaciones, como la materia, distancia e incluso de la causalidad. Pueden ir más allá de la simple magia hasta la directa manipulación del universo, la forma según la cual las Hadas realizan su magia. En una palabra, pueden romper las reglas. Este talento sólo está disponible para los niveles más altos de locura Malkavian, aunque algunos Malkavian se encuentran con él por accidente durante unas angustiosas dosis de autodescubrimiento.


     Los Malkavian que han dominado esta habilidad son leyendas entre el clan loco. Algunos exponentes son Rasputín, el Monje Loco de Rusia; la criatura conocida sólo como el Comepalabras; y la misteriosa Esfinge, la criatura que le presentó a Edipo el acertijo del dios y el hombre. (Una parte de su acertijo normalmente olvidada por los estudiosos es "¿Qué es más débil cuando tiene el mayor apoyo?")


     Se cree que Rasputín fingió su propia muerte y hundió a Rusia en la confusión. Las leyendas dicen que está más allá del alcance de los Brujah y los Ventrue que luchan por el control de Rusia, porque ahora reside en un plano de existencia completamente diferente, donde puede extender su locura por Rusia con impunidad.


     El Comepalabras es el Malkavian más extraño de todos, e incluso los Malkavian están divididos acerca de si existió o no alguna vez. Se dice que el Comepalabras era un gran sabio iluminado que se volvió loco por la Maldición de Malkav. En su estado demente e iluminado, se dio cuenta de que no necesitaba subsistir con sangre, sino que podía consumir cualquier cosa, y se convertía más en lo que comía. Este secreto es desconocido para los vampiros occidentales, aunque los Matusalenes cuchichean que los misteriosos vampiros asiáticos lo entienden explícitamente. El Comepalabras comió piedra, cielo, colores e ideas antes de que decidiera que lo que más le gustaba eran las ideas. Empezó a consumir palabras, creyendo que le haría sabio otra vez, y le devolvería su cordura.


     Algunos Malkavian dicen que las palabras que se come se van para siempre, lo mismo que las ideas. La razón de que no tenga un nombre es que se lo comió. Nadie sabrá nunca qué ideas faltan, porque se han ido para siempre, retroactivamente. Estos Malkavian dicen que el Comepalabras está limitando el mundo a una realidad más pequeña y débil todo el tiempo, y que debe ser detenido. Están intentando alcanzar su nivel de realidad trascendente para poder gastarle una Broma y acabar con su comportamiento peligroso.


     Pero otros Malkavian le defienden, diciendo que el Comepalabras está protegiendo a los Malkavian de sus enemigos de la Estirpe y ayudando a liberar a todas las criaturas vivientes. Se está abriendo paso comiéndose los conceptos que dan forma a este universo desde el amanecer hasta los Nombres, dejando una estructura tan dañada y limitada que un nombre pueda ser asociado con cualquier cosa y cualquier cosa asociarse a un nombre.


     Los nombres limitan la libertad de los seres a este lado de la Muralla del Sueño, que les separa cada vez más del universo completo. Estas palabras están embutidas en el mismo concepto que contiene la realidad fluida y la ata a una estructura rígida y estática. Cuanto antes nos libremos de las palabras, más fácil nos será echar [abajo la Muralla que] nos aprisiona. Esta tarea [es harto co- ... pero] algunos Malkavian aseguran [que ... por] la intervención del Come[palabras ... -a] prácticamente inamovi[ble ... -uestos] a defenderle [con ... -uchillos], guantes [y ...]


     {*Los fragmentos entre corchetes corresponden a palabras que han desaparecido o se han debilitado en el original. Los acompaña un dibujo de Comepalabras con la mano izquierda puesta en el hueco que dejan y llevándose algo a la boca con la derecha...}