NOSFERATU: JERARQUÍA DEL CLAN.

     De todos los clanes, es el más unificado, más que Tremere o Ventrue, los lazos de fealdad unen fuertemente de verdad. Esto tiene un lado práctico. Los Nictuku acechan y la Gehena es demasiado real y los antiguos se dan cuenta que sólo mediante la unidad el clan podrá enfrentarse a sus "Tatara tío?abuelos". No hay tiempo para contiendas internas. La supervivencia es el principal criterio para la posición entre los Nosferatu. Desde luego, esto es cierto para todos los clanes, pero los Nosferatu no ponen una fachada elegante delante. La existencia Nosferatu es dolor y a los que llevan más tiempo aguantándole se les concede más respeto. Por eso los Antiguos dominan los tratos del clan, porque son como sabios venerados, y sus consejos son seguidos por propia voluntad de los más jóvenes.


     De hecho, los Nosferatu nunca exigen respeto u obediencia. Si alguien intenta intimidar a otro del clan simplemente no se le hace caso. Por eso son escépticos hacia sectas como la Camarilla o el Sabbat. Las consideran como algo tonto, y asumen la actitud "si, seguro, lo que tu digas" ante la maquinaria política. Los Nosferatu y sus antitribu tienen más que en común que los de los otros clanes; ambas facciones cooperan ocasionalmente. La sociedad Nosferatu está dividida en unidades conocidas como proles, cuyos miembros suelen estar relacionados por sangre, aunque los extranjeros que llegan son libres de unirse.


     Las proles suelen dirigirse por mutuo acuerdo, aunque las opiniones de los antiguos suelen tener más peso. Las decisiones rara vez se toman sin al menos le consentimiento a regañadientes de todos, y consenso es la palabra clave. El castigo es raro entre ellos. La rama de la Camarilla hace cumplir las Tradiciones de mala gana y los del Sabbat informan a los suyos de las pocas reglas de la secta, pero aparte de eso, no se hace nada por imponer disciplina. A los Nosferatu que no dejan de causar problemas, simplemente se les hace el vacío. Este "castigo" es muy efectivo:la no?vida ya es dura para un Nosferatu como para que ni los tuyos te apoyen. Además el clan suele brindar la única posibilidad de amistad.

Los Caracueros.

     A pesar de los esfuerzos del clan, algunos se pierden. Incapaces de soportar su deformidad se revuelven contra el mundo asesinando y destruyendo. Tales Nosferatu son comunes entre los anarcas y el Sabbat, puesto que estos grupos les dan vía de escape a su violencia. El miedo es su arma y su droga. No contentos con el miedo que su rostro produce, estudian meticulosamente el arte del horror. Muchos han llegado a ser Toreadorescos en la persecución de sus atrocidades poniéndolas en escena con el mayor de los cuidados. Una leyenda dice que un Nosferatu de la Mano Negra en la coste Este había cercado al Príncipe en su refugio y cuando estaba cerca, a punto de matarlo, miró a su alrededor, meneó la cabeza con indignación y abandonó la estancia murmurando que la iluminación no era la correcta.


     Las películas de "psicópatas asesinos" les ha dado material para su arte como modelos de comportamiento que emular. Otros vampiros, viendo esta conexión, han empezado a llamarles Caracueros. Estos han aceptado de buen grado el mote. También emulan las técnicas cinematográficas, Dominando a su víctima para que tropiece mientras ellos avanzan lentamente con la navaja de afeitar en la mano.