HERENCIA SALUBRI: ¿UNICORNIOS O CÍCLOPES?.


Por Theufel.


     Esta es una gran pregunta con difícil respuesta, incluso para mi, que pertenezco por propia voluntad a esta pacífica línea de sangre. Recordemos algo de historia, que entre las existentes, la nuestra no es la más aburrida. Los orígenes del antiguo clan parecen estar claros. El poderoso y supuestamente buen patriarca Caín, abrazó al sabio Enoch (que tomó este camino por voluntad propia) y este a Saulot. De cómo sucedió el abrazo de Saulot se escuchan muchas historias y de los que saben la verdad, se sabe poco. Se dice que Enoch abrazó a Saulot en un arranque frenético y viendo la bondad y la dulzura de su alma no soportó la idea de desperdiciar una vida tan noble y decidió abrazarlo. Pero la verdad nadie la sabe. Perdonaréis que alguien como yo, hijo del clan sea tan escéptico con toda palabra que pueda llegar a mis oídos, pero en estos momentos soy el más inseguro y desdichado seguidor de Saulot, pues ni siquiera su bondad y pureza son firmes para mi.


     Las leyendas rumorean que nuestro padre formó gran amistad con el hijo de Caín y aprendió grandes cosas de él, convirtiéndose poco a poco en un sanador más hábil y poderoso cada noche. No obstante, se ha dicho que esta estrecha amistad se debilitó debido a las propias debilidades de Saulot, cuya bestia se mostraba rebelde en sus primeros días. Esto entristeció a Enoch ...


     Algo que parece más claro, y menos especulativo es todo lo que se cuenta sobre la predilección de Caín por su nieto. Al parecer era uno de sus consejeros. Con respecto a si Caín veía en el corazón de Saulot y en su alma un rastro de lo que perdió cuando mató a Abel, quien sabe de las emociones de Caín...


     Se ha especulado mucho, y se sigue especulando, sobre los viajes al este de Saulot y de lo que en esas distantes tierras encontró. Fuere lo que fuese lo que encontró en esas tierras lo cambió por dentro ... y por fuera (pues incluso su aspecto, se comenta, era distinto a su vuelta). De si realmente encontró la golconda o no, esto también es un misterio y de si realmente era o “es” tan puro y tan bondadoso quizá podamos terminar locos como el mismo Malkav hablando y discutiendo.


     Fuere como fuese el padre, parece haber algo claro con respecto a nosotros, sus hijos. Somos, en general, una herencia digna. Podría pecar de vanidad hablando de nosotros mismos, pero no hablaré por mi sino por los pocos hermanos míos que he tenido la oportunidad de conocer, aparte de mi amadísima sire.


     No se si Saulot era bueno o malo. Se que la sangre de su progenie ha sido injustamente perseguida, azuzados los enemigos de nuestra estirpe con las mentiras de muchos clanes. Pero no es el momento ahora de emitir el juicio sobre estas cosas. Hablaré primero de cómo somos y como éramos.


     Me gustaría decir que lo se todo sobre los míos, ya que quedamos tan “pocos” que la historia y la leyenda sobre nuestros hechos se hace reconfortante, cuando la soledad acecha, pero por desgracia, no lo se todo. Os diré que no todos somos iguales. Cuando el clan nació, nuestra misión era la de sanar el alma, el cuerpo y le mente. Nuestra utopía era salvar al mundo de las heridas que el mismo se infligía, y llevar un poco de luz a la oscuridad reinante. Del nacimiento de los otros, “Los guerreros” nadie ha podido esclarecer a ciencia cierta, el porqué el Padre decidió abrazar a un humano con temperamento tan inquieto y ardiente como Samiel, el fundador de la casta. Fuere por lo que fuese, el resultado fue un guerrero sabio, diestro y poderoso sin parangón en todo el mundo cainita o humano. Y el resultado de dicho padre fueron unos hijos ejemplares. Muchos congéneres curanderos, hermanos míos habrían dicho, y dirán que mis palabras caen en saco vacío, y que los guerreros eran unos bárbaros que modificaban los preceptos de Saulot en su propio beneficio. Pero yo mismo, que nací como un sanador, soy un guerrero, si las circunstancias lo justifican, y si la causa es justa. Tanto los guerreros, dedicados a exterminar lo infernal del mundo, y los sanadores, dedicados a curar, han sido cazados durante siglos desde la llegada de los usurpadores.


     Existen noticias, rumores, historias sobre una tercera casta de salubri, los Vigilantes. No se nada de ellos. Poco más a parte de vagas palabras sobre rumores de infernalismo. Muy diferentes a las otras dos castas, no suelen utilizar los poderes de valeren u obeah, la versión moderna de la disciplina.


     Mucho se ha hablado y escrito sobre otros que si parecen existir a ciencia cierta. Los ángeles caídos. Dos renegados a los que se unieron muchos otros guerreros y que juraron perseguir y destruir a todos los tremere que encontraran en su camino. Tampoco me he encontrado nunca a un Ángel Caído, pero estoy seguro de que existen, y me pregunto si tendrán algo que ver con los nuevos ...


     Muchos de vosotros os preguntareis como ha sido posible el cuasiexterminio de un clan. La verdad es que nadie podría imaginar esto en los tiempos antiguos, cuando los Salubri éramos la luz del mundo. Consejo para príncipes (incluso para Caín), sanadores para los poderosos y los débiles ya fuesen mortales o cainitas (y Malkav no fue una excepción). Los guerreros sagrados, que en los casos más notables podríamos comparar a miembros encarnados de las huestes celestiales, formaron el ejército más espléndido que jamás príncipe alguno ha podido mandar. Todo ese esplendor ha desaparecido a pesar de la existencia del Inconnu, La camarilla, La verdadera mano negra... sí, parece imposible.


     El primer problema comenzó en el clan mismo. Los guerreros querían actuar, pero se impusieron otras voces más fuertes. Devolver sangre con sangre no sería una buena herencia que cuidar después de que la semilla de la luz plantada por Saulot hubiera germinado. Quizá si Samiel estuviera presente, las cosas hubieran sido diferentes, pero él había muerto hacía mucho ¿no?. Los guerreros perdidos y sin un líder claro no acertaban con la estrategia a seguir.


     Los curanderos, preparados para sanar y no para luchar, cayeron a centenares, cazados en sus guaridas, perseguidos como caza por vástagos y mortales, engañados con falsas noticias sobre el paradero de algún pariente ...


     Las fuerzas que podrían haber hecho algo se echaron a un lado sin alzar la mano con claridad. Para cuando los que conocían la verdad intentaron actuar, ya no había mucho que hacer ... y decidieron no hacer nada. Las pocas voces que lucharon, ahora se han perdido, y son pocos los que realmente saben algo que se aproxime a la verdad.


     De poco nos sirvieron nuestros estrechos lazos con los Malkavian, cuyas sangres se deben mutuos favores, habiendo cuidado sus respectivos sires de sires el uno del otro. De poco nos han servido nuestros lazos con los brujah y los gangrel, cuyos sires de sires aleccionaron al poderoso Samiel el arte de la guerra honorable y sabiamente. De poco nos ha servido la protección que los Tzimisce nos dieron en los primeros días de la cacería. De nada sirvió la sangre derramada para desterrar a los baali, a lo infernal y a todo lo malo. Las mentiras pudieron más, la nueva verdad convenía mucho más ... Los tremere eran muy útiles, y los iluminados eran una presencia demasiado sabia y recta como para permitir que intervinieran en las intrigas de la Yihad. Fuimos pasto de colmillos sedientos.


     Dicen que tan sólo quedábamos 7 sanadores y un guerrero, un tal vengador al que no he visto nunca. No he tenido la suerte de toparme con ninguno de ellos en estos 200 años de vida, pero presiento que siguen por el mundo, y que son muchos más de los que se cree. Ahora, cuando todo parecía abocado a nuestro exilio, a vivir como sociedad secreta y deprotegida, llegan las Furias. Salubri Antitribu. He tenido trato directo con alguno de ellos, y he podido comprobar que son poderosos a su manera, aunque la mayoría de ellos demasiado jóvenes. Mantienen una forma honorable de vivir a pesar de que estén dentro del Sabatt. Esto, para ellos es un mal menor. La secta es un instrumento ... para destruir a la camarilla.


     Debo admitir que la desaparición de los Tremere antitribu me llenó de gozo en cierto sentido, pero el motivo de su desaparición no está demasiado claro. Hay quien dice que han sido las Furias; hay quien dice que fue el mismo 'Tremere'.


     Y después de todos estos cambios en nuestro mundo, en el clan, hay cosas que permanecen. El abrazo sigue siendo algo especialmente importante para todo Salubri. Los curanderos intentan asegurarse de las cualidades de sus chiquillos. Su bondad, sabiduría, pureza y humanidad. A su vez los guerreros (los que queden) y las furias mantienen el mismo impulso. Buscan a entidades de fuerte voluntad, resistentes y hábiles a la hora de luchar. Ni siquiera los antitribu han manifestado modificaciones en este aspecto, y jamás utilizan la técnica del abrazo masivo.


     Algunos de vosotros nos acusaréis de diabolistas y chupaalmas, incendiados por las mentiras de los brujos. Bien, la situación tan drástica obligó a muchos de nuestros sires a obligar a nuestros chiquillos a tomar su sangre y su alma (si bien su alma rompía con el mundo material, libre tras la golconda y no sufría mal alguno), con el fin de transmitirle poder, conocimientos y fuerza. Sabed que hasta el último día de la existencia de mi esposa y sire, nunca nos habíamos propuesto terminar así nuestros días, si bien ella estaba preparada ... y el día temido llegó. No os hablaré de esta experiencia, solo os diré que creí caer en un mar de locura, vagando por un océano que no se dignó a tragarme. Y no comentaré nada más sobre este doloroso tema.


     ...¡CHUPAALMAS! ...y que el señor me perdone ...¡MALDITOS SEAN LOS USURPADORES!. A más de uno de ellos he podido ayudar yo, curando su alma ... para luego tener que huir de un nido de arpías a las que había hablado de mí. Bienaventurados aquellos que pueda ser objeto de los poderes de un sanador salubri... mi Señor, tus profetas olvidaron escribir ese párrafo en tu libro sagrado. Si sabéis de algún hermano sanador que haya cometido pecados tales como dejar morir a alguien de quien hubiera tomado su alma con el propósito de permitir que expirase ... decidme donde se haya, pues el guerrero está presto para un juicio justo.


     Tremere y Saulot; debo confesar que tampoco se demasiado sobre esto. Mi certeza, es que Saulot sabía lo que pasaría, y estaba preparado a su manera. De que esta diablerie no supuso para los brujos una ventaja, sino más bien un inconveniente, estoy seguro. De quien es realmente el que controla el clan ... Mi propia opinión es esta: Saulot ha vencido... ahora temo que su verdadera naturaleza no sea la de su herencia, sus chiquillos, y descienda sobre el mundo un emperador de la noche con poder para gobernar durante el día. ¿Quien podría enfrentarse a él? ¿Caín?¿Lilith? Pero si Saulot alcanzó la golconda, quien sabe a donde ha llegado su poder ... mi esperanza es que se levante para aplastar a lo infernal y expulsarlo de la faz de este planeta ... y así un día todos podamos recordar la Gehena como una liberación ... y la noche en que Shaitan fue destruido.