VENTRUE: FAMOSOS.

Stephan Workman

     Sólo hace dos décadas desde que Stephen comenzase a llamar la atención a los dirigentes del clan y en un principio lo trataron con desconfianza. Después de todo, los Anarcas y los Ventrue no suelen congeniar y Workman vivía en San José, en las afueras de los E.L.Anarc. No sólo eso, sino que sus negocios incomodaban a las empresas de otros Ventrue más antiguos. Los ancianos comenzaron a fijarse. Workman, un antiguo ghoul, había servido como experto en toda clase de aparatos eléctricos. Su Sire le Abrazó cuando descubrió que era tan hábil en los negocios como con los destornilladores. Se introdujo rápidamente en el campo de la informática y logró dejar huella. Convirtió una pequeña fábrica de micros en una prestigiosa compañía. Su principal contribución consistía en la simplificación de los diseños, logrando que el usuario medio pudiera comprenderlo. Esto entró en conflicto con otras empresas informáticas de otros Ventrue. Pero cuando trataron de actuar contra Workman descubrieron que el control sobre sus propias empresas distaba de ser completo.


     A pesar de que tenían unos ingresos astronómicos, cuando intentaban emplearlos contra Workman, se encontraban compitiendo contra una oposición sobrenatural sin relación aparente con el Ventrue. Al principio tuvieron que enfrentarse con unos magos, luego, para completar la sorpresa, con unos hombres lobo. Mientras gastaban sus recursos contra Tecnomantes, Adeptos y Moradores del Cristal, Workman consolidaba su poder. Se liberó del día a día de su empresa y se lanzó hacia otras compañías. En poco tiempo dominaba desde el hardware al software. Cuando se creyó capaz de sobrevivir solo a las disputas dentro del clan, hizo públicos sus logros en una reunión Ventrue en Londres.


     Nadie pudo negar que sus logros redundaban en beneficio del clan. Los más jóvenes lo señalaban como lo que unas creencias progresistas y una actitud moderna puede conseguir. Pero ahora tiene que pagar su precio. Los Adeptos que mantuvieron a raya a los Ventrue más antiguos le piden el pago y se ha visto obligado a cederles más y más instalaciones de sus empresas. Al hacerlo, ha entrado en conflicto con el Nuevo Orden Mundial, aunque no sabe aún que hacer a este respecto. Pero lo peor son sus enfrentamientos con los Gaki, que han logrado detener algunos de sus planes de expansión. El último aviso fue una columna vertebral colgando de una fétida cabeza flotante que le despertó. Ha tratado de impedir que los demás sepan de sus problemas, pero puede que una noche de estas tenga que pedir ayuda al clan.

Ruud Retief

     Su éxito se ha apoyado directamente sobre la desgracia de algunos viejos Ventrue, y todos el clan sabe que sus noches podrían estar contadas. Pero en poco tiempo, ha impactado en el clan como pocos. Ha conseguido acabar con una de las directivas más arraigadas del mundo y la ha reemplazado con la que podría ser la más innovadora. Abrazado a comienzos de siglo durante la guerra de los Boers, empezó su carrera sirviendo a los líderes Ventrue del Transvaal. Tras su derrota a manos de los Ventrue británicos y la destrucción de su Sire, se vio forzado a cambiar de bando. Sus nuevas obligaciones consistían en mantener la minas de Sudáfrica funcionando a tope, y lo hizo de forma eficaz, pero sin entusiasmo.


     Los 60 años que pasó así fueron un completo aburrimiento. Pero cuando la directiva sudafricana consiguió divorciarse de los británicos que la controlaban las cosas comenzaron a caldearse. Retief respaldo con gran entusiasmo los planes de la directiva de limitar la presencia de negros en cualquier asunto del país y apoyó el apartheid con devoción. Formó células de espionaje dedicadas a instigar las discordias internas entre los ciudadanos de color, empleó unidades militares para perseguir cualquier amenaza y se aseguró que las más flagrantes violaciones de derechos humanos quedasen sin castigo. También empleó su creciente influencia para mantenerse al nivel de sus rivales inmortales. Soñaba con la noche en que pudiese convertirse en miembro del consejo de administración de Sudáfrica. Pero con el paso de los años, comenzó a sentir futilidad de sus objetivos. El consejo dirigente era tan sólido como el cemento y cualquier cambio necesitaría un vuelco completo en la estructura del país. Aunque detestase profundamente lo que estaba a punto de hacer, no tenía elección. Actuando discretamente, comenzó a apoyar a los líderes negros. También utilizó a Aliados y Criados para descubrir los puntos débiles de los directivos.


     Más tarde, a mediados de los 80, hizo el anuncio que impactó a todos los Vástagos del mundo. En un Cónclave en Liberia presentó evidencias visuales, sonoras y místicas de que el Consejo de Administración sudafricano había pactado con el Sabbat para alentar movimientos de agitación por todo el sur del continente. No explicó los motivos del Consejo, pero dio a entender que se enmarcaban en un plan mayor, mas siniestro. Los directores negaron de forma vehemente su participación en este plan, pero era tarde. Varios Brujah, Gangrel y Assamitas de todo el mundo habían viajado al país y no tardaron en hacer cumplir la resolución del Cónclave de despojarlos de todo el poder. Sólo dos de estos han sido vueltos a ver. A pesar de las promesas de mayor libertad, la situación de Sudáfrica no ha mejorado mucho. La violencia entre los negros ha aumentado y varias personas han notado que las unidades de inteligencia de Retief siguen igual de activas. Lo justifica alegando que el Sabbat sigue actuando, pero varios Ventrue advierten que los violentos pensamientos racistas del vampiro siguen ahí.


     Nadie es capaz de predecir lo que ocurrir en los próximos años en el país, pero el clan Ventrue es el que más tiene que perder. Aún dolidos por el modo en que Retief hizo público su anuncio, algunos dirigentes del clan han enviado a sus propios agentes al país. Todo el clan está preocupado por cómo podría afectar a su influencia y poder la pérdida de este territorio tan valioso.

Lucinde.

     Durante muchas generaciones ha servido a los Justicar Ventrue y es una de las poquísimas Arcontes que ha estado al servicio de más de uno. Siempre ha dejado claro que su lealtad está con el clan y no con un vampiro en particular. Aunque esto significa que los Justicar no se pueden fiar completamente de ella, el clan insiste siempre en que sirva como Arconte. Lucinde retomó su cargo después de despertar del Letargo en 1934. Siempre había sido intima de Michaelis, que ocasionalmente había servido como Justicar y que en ese momento volvía a serlo. Aunque el clan sabía que confiaban entre ellos, no sabía lo cerca que estaban el uno del otro. Lucinde buscó inmediatamente a su antiguo amante, pero él dejó sus avances románticos por la arqueología. Lucinde no volvió a renovar su pasión hasta que visitó al Justicar en Egipto, donde acababa de descubrir un antiquísimo pergamino.


     Encendidos por el descubrimiento, compartieron sangre en el suelo de una antigua tumba. Lucinde, al probar la sangre, comprendió que algo iba mal, mezclando pasión y repugnancia. Pero aún le amaba y siguió sirviéndole, incluso se preparó a defenderlo cuando le descubriesen. Pero fue ella la que provoco su caída. Los otros clanes sospechaban de las actividades del Ventrue y los Tremere incluso enviaron a un Concilio y Lucinde, sin saberlo, se convirtió en su cómplice. A través de sus ojos espiaron a Michaelis y descubrieron sus extraños hábitos y planes. Comprendieron que el Justicar no era Michaelis, secuestraron a Lucinde y la obligaron a confesar ante los líderes de la Camarilla. En un Cónclave en Munich, Lucinde confesó que Michaelis era en realidad la peligrosa Setita Kemintiri.


     Esto conmocionó a la Camarilla y decretó una Caza de Sangre mundial contra la Setita. Los Ventrue, alabando los esfuerzos de Lucinde, la nombraron una de los primeros Alastor, los Vástagos que persiguen a los vampiros en la lista de los más buscados por la Camarilla. Lucinde ha logrado éxitos excepcionales en su nuevo cometido y ha conseguido llevar ante la justicia de la Camarilla a numerosos Anatemas (los de la lista). Pero Kemintiri sigue siendo su principal objetivo, para lo que no ahorra esfuerzos. Cuando la encuentre le dirá todo lo que sabe y suplicará a la Setita que le permita servirle de nuevo.

Anushin-Rawan

     Desciende de una larga lista de distinguidos Ventrue, y puede trazar su linaje hasta el mismo fundador. Su debut en la corte, lo que ahora es el territorio del jeque de Qatar, fue muy celebrado, al que acudieron Justicar, Matusalenes y Ventrue de todo el mundo. De inmediato se dispuso a probar su valía, actuando como enviada diplomática y mediadora entre Ventrue y Camarilla. En el curso de una misión especialmente angustiosa en la que trataba de evitar el intento de asesinato de un Príncipe Ventrue por un Assamita, comprendió la necesidad de buscar un lugar donde los vampiros pudiesen discutir sus diferencias. Con los recursos del clan, compró la isla de Yiaros, en el Egeo. Aunque ha permitido a los mortales permanecer en ella, ha acordonado buena parte de la isla para sus propios fines.


     La isla es accesible desde Grecia por aire y mar y los vampiros pueden reunirse sin temer por su seguridad. Ella sólo permite la entrada a los vampiros que ha invitado, los demás son expulsados o destruidos por numerosos guardias mortales o inmortales. Ella y la isla han conseguido mucha fama desde que la isla fuese levantada en los 50. Muchos vampiros han acudido allí para solventar sus diferencias, y más han estado de paso como invitados. Otras criaturas sobrenaturales han pasado por la isla, incluyendo momias, magos y Lupinos. En la isla habitan varias criaturas faéricas, algo que Anushin-Rawan ya sabía al comprar la isla. Los invitados pasan la mayor parte del tiempo en la lujosa propiedad holgazaneando entre las reliquias de antiguas civilizaciones y alimentándose de los numerosos jóvenes sirvientes.


     En ciertas ocasiones, las hadas han aparecido en los jardines de la villa y se sospecha que algunos se han cruzado con mortales. Cuanto más tiempo se pasa entre estos mortales, más fuerte es la sospecha. La enigmática isla atrae a algunas de las principales figuras del mundo vampírico, y nadie puede decir con total certeza a quién se podría encontrar allí. La isla le ha proporcionado a ella al menos tanta Posición como sus ancestros y su propia habilidad como diplomática. Cualquiera que ponga en peligro del modo que sea esta Posición se habrá ganado una implacable enemiga.

Bindusara

     Al contrario que la anterior, los ancestros de este permanecen en el misterio. No hay duda de que es anterior a la Cristiandad, pero nadie sabe con certeza su edad. Pero es el tipo de Ventrue al que los demás miembros del clan señalan orgullosos, pues se ha ganado el respeto de los demás clanes de la Camarilla. Ha pasado la mayor parte de su existencia vampírica en Alejandría, sin embargo ha viajado más que la mayoría de los Ventrue, quizás por las numerosas catástrofes que ha sufrido la ciudad. Bindusara, un estudioso cuyos logros son incuestionables, es conocido sobre todo por sus investigaciones acerca de las primeras noches de los vampiros. Sus escritos e historias en general son aceptados como la fuente más fiable en lo que respecta a la historia vampírica hasta los tiempos de Alejandro.


     Aunque pocos Ventrue hacen uso de este saber, salvo para presumir, otros estudian ávidamente el trabajo de Bindusara. Albergan la esperanza de que estos escritos revelen los planes de los Cainitas más antiguos, o bien que demuestren que sus ancestros han conseguido asegurar la libertad de todos los Vástagos. Pero Bindusara no comparte estas ilusiones. Sus investigaciones le han mostrado un infinito tapiz de controles y manipulaciones. Ni siquiera este gran erudito es capaz de discernir un propósito detrás de este patrón, y ha comenzado a especular con la hipótesis de que se trate de algo que es inherente a la naturaleza vampírica. Ahora también ha empezado a preocuparse por la posibilidad de que el viejo proverbio de "el peor enemigo de un vampiro es otro vampiro" no sea del todo cierto.


     Hay otros enemigos, muchos más peligrosos en potencia, y los humanos son la punta del iceberg. Cuanto más descubre, más miedo tiene. Pero los mayores enemigos personales de Bindusara son otros vampiros. Es consciente de su legendaria enemistad con los Mnemosynéticos, una línea de sangre de cultistas de Caín consagrados al estudio del primer vampiro y de El Libro de Nod. Lo que no saben es que también es perseguido por los Yocastatianos, otra línea de sangre de estudiosos, pero que emplean para su iluminación métodos algo más diabólicos. Bindusara también ha atraído la atención del Inconnu, que teme que el estudioso pudiese llegar aprender demasiado. Sabe que estos antiguos vampiros le vigilan, pero desconoce sus posibles planes. El continúa sus estudios, busca aliados y reza por lo mejor.

Fabrizio Ulfila

     Sus actuaciones en la Iglesia datan de las primeras noches de la Cristiandad y sus éxitos controlando y manipulando líderes religiosos son legendarios entre los no muertos. La Iglesia siempre ha sido centro de conspiraciones vampíricas y la larga permanencia de Ulfila es una muestra de su habilidad. Durante siglos ha probado su lealtad y dedicación Ventrue. Nadie puede probar que haya actuado ni una sola vez en detrimento del clan. Es más, cuando ha estado en Letargo es cuando la Iglesia ha actuado contra los Ventrue. La Inquisición es un ejemplo. En sus primeras épocas, los demás pensaban que tenía Verdadera Fe, pero no mostraba tanta dedicación.


     Después de todo, usaba a ghoules, como el notorio Ferox, para sus tratos con la jerarquía de la Iglesia. Ferox es un borrón en la carrera estelar de Ulfila, tanto que ahora está en la Lista Roja de la Camarilla como de los más buscados. Algunos dicen que Ulfila y Ferox permanecían muy juntos, pero empezó a deteriorarse cuando el ghoul ganó notoriedad. Algunos vampiros cercanos al Matusalén dicen que tiene tratos con los Giovanni. También ha tenido tratos con magos, principalmente Coro Celestial, pero no ha comprometido su lealtad al clan. Pero hay rumores de que trabaja con los Giovanni por algo más que altruismo. Está más tiempo en Venecia que en Roma, y se dice que ha ganado varios poderes necrománticos. Se cree que inició los tratos por orden de los líderes del clan.