NIGROMANCIA

     Sólo recientemente ha surgido la Nigromancia como un poder vampírico. Actualmente se encuentra en manos de la familia Giovanni y de unos pocos Capadocios ajenos a la familia. Los mercaderes venecianos guardan celosamente su conocimiento, tramando usarlo para sus propios fines, aunque en algunos casos enseñan sus rudimentos a sus sires Capadocios. La Nigromancia no está perfeccionada ni mucho menos, y por ahora hay sólo tres niveles de dominio, aunque quien oiga hablar a un Giovanni puede pensar que la familia es capaz de abrir las mismas puertas del infierno. Por lo general, los Narradores no deben permitir que los personajes no Giovanni tengan algún conocimiento de Nigromancia. Y, ciertamente, los personajes Giovanni no deberían extender su conocimiento a otros personajes, jugadores o no.


• La Tragedia Revelada

     Tomando el cráneo o el cerebro de alguien fallecido recientemente, el nigromante puede obtener una imagen mental de la última cosa vista por el individuo.


     Sistema: El vampiro debe estar sujetando el cráneo o el cerebro de una persona muerta. Es necesario pasar una tirada de Percepción + Ocultismo (dificultad 8) para activar este poder. La dificultad sube a 10 si el cráneo o cerebro tiene más de dos semanas de antigüedad. La Tragedia Revelada no funcionará si el sujeto ha alcanzado la Golconda. La claridad de la visión varía según el número de éxitos.



 Éxito.  Duración.
 1 éxito  Una nebulosa sensación de cómo murió el sujeto.
 2 éxitos  Una estimulación razonable de la causa de la muerte y una vaga imagen de los alrededores.
 3 éxitos  Una firme idea de la causa de la muerte y una clara imagen de los alrededores.
 4 éxitos  Certeza de la causa de la muerte y una tosca imagen del asesino (si fue visto por su víctima), así como una imagen del lugar del crimen.
 5 éxitos  Absoluto conocimiento de la causa de la muerte, una imagen clara del asesino y una imagen tan perfecta como una cuadro de la escena del crimen.


     Un fracaso da información completamente falsa.

•• Llamar al Huesped

     Este poder invoca a un espíritu. El nigromante que lo esté usando debe cumplir varios requisitos para que funcione correctamente. El personaje debe conocer el nombre del espíritu al que intenta invocar, y tener en su poder algún fragmento del cadáver en cuestión. La ceremonia debe llevarse a cabo en un absoluto silencio, sólo pronunciándose en voz alta las invocaciones, o el espíritu huirá asustado. Son necesarios quince minutos para que la ceremonia funcione correctamente. Los vampiros que han alcanzado la Golconda no pueden ser invocados de esta forma, ni quienes tuviesen en vida Fe Verdadera.


     Sistema: El jugador debe hacer una tirada de Carisma + Ocultismo (a una dificultad equivalente a la Fuerza de Voluntad del espíritu) para obligar al espíritu a acudir. El número de éxitos indica la claridad de la comunicación. Después de cada pregunta que se le haga, el espíritu puede intentar liberarse. En este caso, el nigromante tendrá que repetir la tirada para mantener el contacto. Un fracaso invoca a un espíritu maligno que se hace pasar por el que buscaba el personaje: mentirá sin tasa, pero con absoluta convicción.

••• Hogar Corpóreo

     Este poder permite a quien lo usa atar a un espíritu a algún objeto físico, impidiéndole que interrumpa el contacto con el nigromante. El objeto debe ser algún tipo de receptáculo: tazones, bolsas, cajas y hasta relicarios pueden albergar un espíritu. La ceremonia exige que el nigromante invoque primero al espíritu con Llamar al Huésped, para acto seguido aprisionarlo, un proceso que requiere ocho horas de concentración ininterrumpida.


     Sistema: El personaje debe pasar una tirada de Inteligencia + Ocultismo (la dificultad es igual a la Fuerza de Voluntad del espíritu + 2). Si lo consigue, el espíritu quedará atado al objeto y ya no puede interrumpir el contacto con el nigromante. Como es de esperar, esto vuelve bastante hostiles a los espíritus, aunque unos pocos de ellos sirven con alegría a sus amos. Este poder mantiene aprisionado al espíritu durante una semana, periodo tras el cual se debe repetir el ritual (aunque la dificultad de la tirada aumenta en 1 a cada uso sucesivo del poder).