El siguiente documento pretende dar un poco de luz al aprendizaje de disciplinas por parte de los personajes en una crónica. Todo lo que voy a contar ahora está basado en una conversación que salió en el foro de El Rincón del Vampiro y que ha derivado en esto:


HERENCIA VAMPÍRICA


     Cuando un humano es abrazado y convertido en vampiro hereda el defecto de clan. Ese defecto de clan está incluido en la sangre que se le ha dado al cainita en el momento de su abrazo y es imposible evitar que no se desarrolle. Pero junto al defecto de clan, la sangre vampírica también da una serie de ventajas tales como la inmortalidad y las disciplinas vampíricas. Estas disciplinas se dividen en dos grupos: Disciplinas de Clan y Otras Disciplinas. Las Disciplinas de Clan son las que nos interesan.


     Como su nombre indica, Las Disciplinas de Clan son propias de un clan en particular (excepto contadas excepciones como Toreador, Brujah y Ventrue). Esas disciplinas van "escritas" en la vitae del Clan y sólo las posee ese vampiro a no ser que las enseñe a otros.


     Ya que el Defecto de Clan y las Disciplinas de Clan van en el mismo "paquete", ¿por qué el Defecto de Clan es aplicable desde la creación del vampiro y las Disciplinas de Clan no?. Según lo veo yo, las Disciplinas de Clan no deberían tener la misma restricción que las Otras Disciplinas a la hora de ser aprendidas. El ejemplo más claro es el del Clan Gangrel. Los Gangrel abrazan a un mortal y le dejan a su libre albedrío para que sobreviva como pueda. El nuevo vástago desarrolla las nuevas habilidades que posee más por instinto de supervivencia que por haber tenido un maestro. Cuando el Sire cree que está preparado para ser Gangrel, se presenta y le reclama como chiquillo, le enseña lo que necesita saber y se acabó la lección.


     Con los demás Clanes pasaría exactamente lo mismo. El "instinto" impregnado en la sangre actuaría en un momento de la existencia del vampiro.