APOTEOSIS

Por Jamison Graff


     Los espiritus pueden materializarse para actuar en el mundo físico; hacer esto, sin embargo, cuesta mucho Poder. Sin embargo, los espiritus que desean ganar en Poder, irónicamente, deben ayudar a los seres físicos, como totems o dioses. El camino de Incarna a Celeste depende de las acciones de los creyentes. A veces, para traerle ayuda milagrosa a la humanidad y ganar su culto, un espíritu debe escoger a algún agente para actuar como su cuerpo y debe autorizarlo para actuar en su nombre.


     La apoteosis está disponible como un Numen para mortales y Garou, o como una Disciplina para los Vampiros. Ten en cuenta que Apoteosis nunca es una Disciplina de Clan, y los niveles más altos no pueden conseguirse sin la ayuda de un espíritu guía, al estilo de los Totems de Manada, aunque los espiritus más poderosos también pueden actuar a través de dicho canal.


Signifcados Secretos:

     Eres sensible a la actividad espiritual tras el mundo corriente, y puedes añadir tu nivel de Apoteosis a habilidades como la Astrología, Herbalismo o Conocimiento Espíritual donde semejante intuición es útil, o incluso para Enigmas cuando sea apropiado.


La Voz y La Visión:

     Puedes vislumbrar espíritus y comunicarte con ellos. La percepción limitada de la Umbra te permite percibir espíritus con una tirada exitosa de Apoteosis+Taumaturgia Espiritual (ten en cuenta que la Percepción no se aplica - los sentidos normales son inútiles) con una dificultad y claridad de percepción análoga a Sentir el Aura.


     Es más, con una tirada exitosa de Apoteosis (sólo) contra una dificultad de seis, puedes permitir que tu cuerpo se convierta en un organizador para un espíritu. El espíritu puede permanecer sólo un pequeño espacio de tiempo sin gastar Gnosis, sin embargo, y generalmente partirá en unos minutos a menos que se emplee un ritual apropiado.


La Corona y La Gloria:

     Este nivel sólo puede lograrse después de que un Espíritu Patrón haya sido encontrado. Has establecido una conexión regular y persistente con tu Patron, y la presencia sobrenatural se hace patente a través tuya.


     Si no eres un Vampiro, ganas la habilidad de comprar la Disciplina de Presencia como si fuese un Numen (ver Cazadores Cazados). Más allá, cuando tu Patrón se manifiesta a través de tí (ver Nivel 1), ganas un nivel de Presencia efectiva (aun cuando no tengas nivel alguno).


     Si eres un Vampiro para quien la Presencia no es una Disciplina de Clan, ahora lo es; si eres un Vampiro para quien la Presencia es una Disciplina del Clan, el vínculo con tu Patrón te da un nuevo nivel de Presencia de modo permanente. En ambos casos, también se gana un nivel extra cuando tu Patrón se manifiesta a través tuya.


     El Aura de una persona con este nivel de habilidad es fortalecida por la energía sobrenatural que fluye a través suya. Esto neutraliza la típica palidez del Aura Vampirica; también disminuye en uno la dificultad de cualquiera que intente leer su Aura.


     Cuando tu Patrón se manifiesta, tu Aura revelará una emanación dorada que surge de la cabeza, reconocible como un disco solar o halo ("la Corona de Helios"), o como un loto dorado, o un símbolo similar, dependiendo del trasfondo cultural del observador.


El Gancho y el Azote:

     Como encarnación de tu Patron, tu autoridad se extiende incluso a la Umbra. Los sirvientes espirituales de tu Patron pueden estar a tus órdenes, y habilidades como Dominación y Presencia se extienden ahora en la Umbra. Percibes automáticamente a los sirvientes de tu Patron, y ellos están predispuestos a ayudarte.


Comunión:

      Has logrado una profunda unión con tu Patron, y estás en constante comunicación con él. Porque, de hecho, siempre estás manifestando a tu Patron, el nivel extra de Presencia eficaz (ver Nivel 3) siempre está activo. Si o eres Garou, ganas una reserva de Gnosis a partir de ahora y comienzas con un punto; si eres un Garou, ganas un punto de Gnosis. El Patron puede transferirte su Gnosis para recargar tu reserva, si es necesario.Tu Patron ahora puede elegir gastar Poder a través tuya, como si fueras una Materialización de él mismo. Un punto de Poder puede ser usado igual que un Punto de Sangre, ej. para sanar un nivel de daño, aumentar un atributo físico, o alimentar una Disciplina Vampirica.


     Después de la Comunión el Patron es capaz de enseñarte dones Garou dependiendo de su naturaleza. Tales dones son comprados al mismo coste que para los Garou, aun cuando no lo seas.Al igual que en una senda Taumatúrgica, no puede haber ningún nivel más alto de Apoteosis que de Comunión; y aunque pudiese haberlo, sería improbable que un espíritu Patrón gastase el Poder necesario para concederte un nivel tan alto.


     Los poderes de alto nivel de Apoteosis dependen del Patron; si una relación de Patrocinio termina, por la razón que sea, los poderes de la Curva y el Mayal se pierden, así como la comunión. La presencia se retiene, aunque los mortales serán incapaces de avanzar en la Disciplina a menos que ellos encuentren un nuevo Patron (o sean Abrazados). La reserva de Gnosis también se conserva, aunque sin un Patron los no-Garou lo tendrán difícil para llenar la reserva.


     Aun sin haber encontrado un Patron, los niveles 1 y 2 están disponibles para Vástagos y Mortales, y son encontrados entre Shamanes y espiritualistas.