CORRUPCIÓN

     Ésta es la Disciplina propia de La Progenie del Wyrn.


Acaricia del Wyrn:

     En este nivel, el Wyrn ha tocado a su nuevo peón, y le concede la capacidad de relacionarse con el resto de sus criaturas.


     Sistema: el miembro de la Progenie puede comunicarse con todo tipo de Perdiciones, Danzantes y demás criaturas del Wyrm, y puede detectar automáticamente su presencia en un radio de cien metros.


Sangre corrupta:

     La sangre del Vástago, al activar este poder, se transforma en un ácido de gran potencia, que causa daño a todo el que entra en contacto con él.


     Sistema: el miembro de la Progenie gasta un punto de Sangre. Durante el resto de la escena, todo aquel que entre en contacto con su sangre sufrirá heridas agravadas debido a la corrosión del ácido. Las armas cuerpo a cuerpo que lo golpeen puedes ser destruidas, y si se realiza un ataque sobre él con garras o mordiscos, el atacante sufrirá cinco heridas agravantes (que puede intentar absorber). Otro tipo de daño (balas, espadas) producen salpicaduras que hacen que todos aquellos en un radio de tres metros sufran tres heridas agravadas (que pueden también intentar absorber) si fallan una tirada de Esquivar.


     Durante la escena en que el poder permanece activo, el miembro de la Progenie puede vomitar su sangre sobre un blanco, hasta cinco puntos de Sangre por escena (puede dividir estos puntos en varios ataques). El alcance es de hasta cuatro metros, e impacta automáticamente, a menos que el blanco consiga esquivar el "lanzamiento" (la dificultad la elige el Narrador, aunque si pilla a la víctima por sorpresa debe ser alta). Cada punto de Sangre invertido causa dos heridas agravadas.


Alas del Mal:

     El uso de este poder hace brotar unas alas oscuras, similares a las de un murciélago, de la espalda del miembro de la Progenie (si lleva algo de ropa, es destruída). No permite grandes vuelos, pero sí realizar planeos.


     Sistema: activar este poder cuesta un punto de Sangre, y su duración es igual al de la Resistencia del Vástago. Estas alas no permiten levantar el vuelo, pero permiten amortiguar caídas, realizar largos planeos y ese tipo de maniobras. En presencias de fuertes vientos, el Vástago puede que llegue a levantar el vuelo...pero que mantenga el control es algo más difícil.


Mutación:

     Este poder, repugnante, permite al miembro de la Progenie deformar su cuerpo hasta límites increíbles.


     Sistema: se gasta un punto de sangre...y a partir de aquí, deja volar tu imaginación. Puedes estirar los brazos hasta dos o tres metros, hacer que broten miembros extra, aparición de multitud de tentáculos, de garras (que causan daño agravado), bocas abiertas en lugares extraños...el efecto es más bien desagradable, la verdad.


Fuego mutante:

     El miembro de la Progenie es capaz de arrojar sobre sus víctimas bolas de un extraño fuego, que prende a la víctima pero no a quien lo toque (o lo que toque).


     Sistema: el miembro de la Progenie gasta un punto de sangre, y una bola de fuego de pequeño tamaño, pero muy poderosa, aparece en su mano. Realiza una tirada de Destreza + Atletismo (dif. 6), y la víctima realiza una tirada de Resistencia (dificultad 8). Si el miembro de la Progenie consigue más éxitos, la bola de fuego impacta, y rodea a la víctima de un fuego que sólo puede ser apagado si su creador muere o la víctima desaparece de su campo de visión. Ni el agua ni otros métodos son efectivos para apagar éste fuego (que causa tres heridas agravadas por turno, con una dificultad de 9 en las tiradas para absorber daño correspondientes).


     Más allá: si hay poderes de Corrupción más allá del quinto nivel, prefiero no conocerlos...