DEMONIOS

LOS REYES YAMA

     Los Reyes Yama son nuestros más antiguos enemigos, nuestros únicos enemigos, como gusta de afirmar a algunos mandarines, añadiendo que el resto de nuestros conflictos no son más que riñas internas fomentadas por ellos mismos. Los señores de Yomi son indescriptiblemente poderosos, hasta el punto de que sólo los bodhisattvas más antiguos y poderosos se atreverían siquiera a pensar en derrotar en solitario a los Reyes Yama, y se han perdido decenas de wu intentando acabar con los reyes demonios más débiles.


     Los Reyes Yama parecen estar más preocupados con sus propias disputas internas por el poder. Según las profecías, uno de ellos se elevará solo como Emperador Demonio en la Sexta Edad. Todos los Reyes Yama acumulan recursos e intentan arruinar los intentos de sus compañeros de hacer lo mismo, en preparación para ese día providencial. Algunos, además, intentan cobrarse venganza del Trono Celestial por su exilio a los Infiernos, y harán grandes esfuerzos por castigarnos a nosotros, los antiguos sirvientes de sus enemigos.


LOS AKUMA

     Aunque cada akuma es un caso distinto, hay tres tipos generales que encuentran satisfacción interfiriendo en las acciones de los Wan Kuei. El primero y más corriente es el Esbirro Leal: ese esclavo vampiro está convencido de que todos los hombres necesitan un amo, y ha elegido a uno de los Reyes Yama para que desempeñe este cargo. El Esbirro Leal ataca a los Wan Kuei por simple deber para con su señor. Los Esbirros Leales más jóvenes pueden no tener ni idea de cuál es el plan de su señor, pero a medida que crecen y se vuelven más inteligentes, pueden acceder a más secretos o simplemente desarrollar su capacidad de dar sentido a los planes de su amo.


     El Segundo tipo de akuma es el Independiente Agresivo. Este semi-demonio ha decidido que los Reyes Yama sin duda son el bando vencedor en la gran guerra celestial entre Cielo e Infierno, e intenta dar una impresión favorable a varios Reyes Yama mediante sus atrevidas actividades contra sus antiguos aliados. Recibe “bendiciones” de más de un Rey Yama, pero ni jura fidelidad eterna a ninguno de ellos, con la esperanza de seguir siendo independiente durante todo el tiempo que pueda.


     El Tercer tipo, probablemente el más peligroso es el Cultista Reservado. Se dedica al servicio de la causa de algún Rey Yama en particular, y puede que haya recibido alguna inversión demoníaca o dos de su señor secreto, pero lo más probable es que no. El Cultista Reservado se ocupa de aumentar su poder y la influencia de los Reyes Yama sin que se sepa que es un akuma. Desgraciadamente para los Wan Kuei en general, es difícil deducir el número de Cultistas Reservados. Todos los cálculos estiman que es afortunadamente bajo, aunque varias cortes se apresuran a sugerir que las demás cortes poseen más akuma que ellas mismas.


     De los comentarios de Dan Xiang:


"Cada Rey Yama gobierna su propio infierno, y aunque no dudo que existan mil Infiernos, no puedo creer que existan mil Reyes Yama. Eso sugiere que existen infiernos sin conquistar. Semejante idea me resulta divertida, ya que no conozco lugar más anárquico y malvado que el infierno de Tou Mu del que escapé para respirar el Segundo Aliento."


"Se cuentan por todo el Reino Medio decenas de historias sobre los Reyes Yama y sus infiernos. Mikaboshi gobierna una gran ciudad de piedra y madera. Danoru posee numerosos esclavos a los que hace trabajar hasta desmayarse cavando un túnel interminable a través de la tierra, y Tou Mu es la Reina del Infierno del Ser Despellejado en Vida. Sin duda hay más."

Algunos Reyes yama...

     Los maestros incontestados de los Mil Infiernos en el Extremo Oriente (también conocido como los reinos Yomi) son los Reyes Yama. Las entidades infernales poseen un poder inmenso, los Reyes Yama dibujan su poder gracias a la corrupción espiritual y el sufrimiento de los espíritus atrapados en sus dominios. Hay un puñado de los Reyes Yama que no reclaman un dominio, pero la mayor parte de los Mil Infiernos están activamente gobernados por los señores de Yomi, que se imaginan los dioses oscuros de sus dominios. Hay una conexión clara espiritual entre los señores de Yomi y los infiernos que ellos gobiernan, y es común para un dominio para tomar los caprichos y las inestabilidades del Rey Yama que lo gobierna.


     Los Reyes Yama representan un mal de tal magnitud que la mente mortal apenas puede concebirlo, y mucho menos oponerse a ellos. Cualquier confrontación directa con cualquiera de estas entidades será casi seguro causa de una eternidad de sufrimiento en el infierno del escogido del Rey Yama. Uno también podría intentar matar el odio o el dolor para procurar destruir a un Rey Yama; el nivel de poder necesario es algo más allá de la imaginación mortal...


     O de Emma: El Daimyo de los los Oscuros


     Lord del Infierno Kakuri, la O de Emma comenzó su existencia como una guía para los muertos del Ainu, los habitantes de la isla de Japón antes de que el japonés lo reclamara como propio. La o de Emma fue corrompida, y convertida en un frío, la monstruosidad interesada, completamente desprovista de piedad. Ninguno de otros Reyes Yama tiene la experiencia con la batalla y el conflicto que la O de Emma tiene, y él lo sabe.


     Mikaboshi: Lord de la Mala Ciudad


     Mikaboshi es un producto de su propia ambición. Comenzó su vida como filósofo y erudito en Japón, y eventualmente escogió el camino de Infernalismo. Capturando y matando a un demonio poderoso, Mikaboshi usó la esencia del demonio para concederse los poderes de Infierno, y por manipulaciones cuidadosas tanto en el mundo mortal como en los reinos de los espíritus, él regularmente aumentó su poder. Ahora él es uno de Reyes Yama más poderoso, jefe del Infierno de la Mala Ciudad.


     Ravana: Rajah de los Demonios


     En el infierno arruinado de Lanka se puede encontrar a Ravana, el señor devastado. Este caído Rey Yama fue una vez el más poderoso de su clase, pero se ha hundido profundamente debido a su arrogancia y egoísmo. Ahora su reino se derrumba alrededor de él, su colección de almas disminuye, al igual que su de poder. Aún un león herido todavía tiene colmillos y garras....


     Rangda: La Reina Latosa


     Rangda es la Reina Yama que dibuja el poder y el sustento de aquellos pecadores que han encontrado su final en la enfermedad. Ella está presente en cualquier parte donde moleste y los cánceres devastan el Reino Medio. Sus poderes han crecido y han disminuido durante años, pero ella siempre debe estar allí para quitar las almas de aquellos cuerpos que han sido derribados por la pestilencia. Ella es la menos arrogante de los Reyes Yama. Ni arrogante ni avaro, Rangda siente que la enfermedad y la muerte lenta deberían estar disponibles a todos, ricos o pobres, en la ciudad - y cada vivienda de cada país igualmente.


     Tou Mu: La Emperatriz De hierro


     Tou Mu está entre lo más malévolo de Reyes Yama, y es este odio lo que ha atraído su poder inmenso. La Emperatriz De hierro es con mucho la Reina Yama más conocida, quizás porque a diferencia de otros Reyes Yama quienes extienden el mal con aspectos diferentes, Tou Mu siempre aparece con el mismo aspecto: como una mujer con la armadura completamente de hierro completada con una máscara astada y guanteletes parecidos a una garra sobre cada uno de sus 18 brazos.


     Haha ningún Fumaki: La Emperatriz de Perlas


     Su nombre traducido como la Madre de las Profundidades, algunos dicen que ella no es bastante corrupta para estar de pie entre Reyes Yama. Sólo su dominio de más de uno de los Mil de Infiernos la pone en tal empresa. Mientras su dominio, el Infierno de los Siete Mares que se Queman, no es en particular influyente en Yomi, esta Reina Yama tiene cultos terribles en todas partes de Micronesia y Nueva Guinea. Su naturaleza elemental da sus poderes enormes sobre océanos y los fuegos volcánicos del Pacífico Sur.


     El Jefe supremo Vaganbundo


     Entre los enigmas de los Yomi, el Jefe supremo Vagante es uno de los mayores, hasta para los demás Reyes Yama. Él no sostiene ningún dominio, él no tiene ningún servidor, y él aparece igualmente en Yomi y en el Reino Medio. Ninguna de las condiciones horrorosas del Mil de Infiernos parece afectarlo, y ninguno de los Reyes Yama tiene alguna vez potestad sobre él. De cualquier modo la mayor pregunta acerca del Jefe supremo Vagabundo no es quién es él, pero sí cual él su función...

Los Infernalistas

     Técnicamente, todo lo que un Kuei-jin debe hacer para ser un akuma debe ser tener el congreso dispuesto y contactar con un Rey Yama o sus emisarios. Aunque, como en todas las cosas, hay grados. Los Reyes Yama y sus subalternos tientan y atormentan. Los señores de Yomi procuran extender la sospecha, el desacuerdo y la sedición entre las filas de los Kuei Pálido, así como reclutar nuevos demonios por sus esquemas infinitos en el Reino Medio. En la fomentación de estos objetivos, la verdad es un arma tan eficaz como la mentira, incluso más. Aún según la ley antigua, un Kuei-jin que presta atención a las palabras de un Rey Yama, no importa cual sea su finalidad, será considerado uno Comido por diablo.


     Fuera del juego de palabras y la conversación, el comercio con los Reyes Yama generalmente está dividido en tres categorías principales por los eruditos Kuei-jin legales. Llaman la primera categoría de comercio el Comercio General o Menor. Este comercio es "menor" ya que esto no implica el alma del Kuei-jin. En vez de un fragmento de su alma, el Kuei paga al Rey Yama con algo de valor equivalente - un artefacto, información importante sobre las actividades de su tribunal, ...


     La siguiente categoría de tratar con los Reyes Yama es el Comercio de Alma, también conocido como el Comercio de Bulbo de Lirio llamado así porque esto se clava en el alma del Kuei-jin. En esta forma de comercio, el Kuei-jin establece negociaciones con un Rey Yama o su representante, por lo general convocándolos por el Ritual de la Peonía Negra. Aunque los Reyes Yama de vez en cuando se acerquen al akuma anticipándose ellos mismos, ellos son por lo general indiferentes en transacciones con los que no tienen la determinación, recursos y habilidad de realizar el ritual. Así, el Comercio de Bulbo de Lirio se da, en general, con jina y mandarines. Sólo los Monos Corredores más talentosos superan la capacidad mínima, aunque estas almas son menos valiosas para que un señor Yomi se digne negociar directamente.


     La tercera forma de comercio es el sometimiento total e incondicional del alma del Kuei-jin a los Reyes Yama. Llamado el Pacto de Ébano y el Jade Escarlata, la transacción ocurre cuando el akuma-futuro de buen grado ofrece su alma entera de repente. Para emprender este rito, el alma del Kuei-jin debe ser completamente propia - los Reyes Yama no están interesados en bienes dañados o esclavos cuya lealtad está dividida (y no tiene ninguna duda, la esclavitud causada a sí mismo es indudablemente la verdad del estado del akuma recién acuñado). Sin embargo, mientras el Ébano y el Jade Escarlata akuma son no libres, atadas sus almas con los enlaces de sus maestros demoníacos, su esclavitud es en mucho el estado más exaltado.

     Sangre y Seda