RELATOS DE TERROR y MISTERIO

AUTORES NOVELES: DARK ANGEL
DIGO LA VERDAD


     Talvez no recuerde mucho de lo que pasó pero en esa noche Harley Warren y yo íbamos en camino hacia el Gran Ciprés.


     Harley era un tipo alto, de tez blanca, y gozaba de las investigaciones acerca de la vida después de la muerte, además de saber leer en diferentes idiomas, aquella noche él llevaba consigo un libro que hasta el día de hoy no he vuelto a ver, era una libro con una escritura que nunca pude descifrar a pesar de los intentos que hice.


     Varias semanas antes el havia estado leyendo aquel libro sin importarle cosa alguna fuera de ello, me dijo que en aquel libro venía escriturado "la vida después de la muerte" y el hecho de que algunos cadáveres no se corrompen o no "mueren" con facilidad, jamás había visto a Harley Warren tan extasiado y excitado con lectura alguna, esta era una excepción era su delirio, no se que había pasado con él se había vuelto, callado, meditativo, no era el mismo desde que había empezado aquella lectura de terror.


     La noche en que su testigo afirma habernos visto cerca de la carretera en camino hacia el Gran Ciprés era por el hecho de que Warren buscaba un antiguo panteón, Warren me había dicho que íbamos en busca de un cuerpo.


     Entramos en aquel viejo panteón, el ambiente era tenso, frío, las criptas estaban corrompidas por el tiempo, las criptas estaban rotas y verdosas, tal parecía que éramos los únicos seres que en mucho tiempo, irrumpíamos en aquel fúnebre lugar.


     Warren me pidió, anteriormente, que cargara dos lámparas, 20m de cuerda, y unas radios de corta frecuencia. Por fin nos detuvimos a un lado de uno de los mausoleos, Warren me dijo que tomara el otro lado de la cuerda y que calara la radio en la misma señal que la de él.


     Movimos la loseta que cerraba la entrada, le pedí acompañarlo a lo que él se negó, con el argumento de que yo no estaba preparada para lo que él vería y que ayudaría mas quedándome afuera.


     Tomó un extremo de la cuerda y lo ató a su cintura, después tomó la radio y una de las lámparas y se adentró en aquel pútrido lugar, el hedor de aquel lugar era insoportable, pero esto no detuvo a Harley Warren, siguió adelante, bajó las escaleras y empezó a alejarse de mi, yo estaba tenso, desesperado de no saber que era lo que pasaba allí adentro, después de un tiempo escuché un chascarrillo en el radio y la voz de Warren, cuando él habló su voz era quebrada, con un tono grave de temor. No esperé más para preguntarle que era lo que pasaba, yo y mis tontas preguntas, Warren me dijo que era impresionante lo que había allí adentro, de pronto me gritó:


     "Toma la loseta y cierra la entrada, ¡largate de aquí y salva tu vida!"


     Yo le pregunté el porque de lo que me decía y el contestó:


     "No preguntes y largarte, ¡salva tu vida!"


     Después la voz que escuché era la de un ser humano que suplicaba por un soplo de vida y me dijo:


     "Por favor, toma la loseta y cierra la entrada, no trates de entrar vete, por favor, sálvate".


     No supe que hacer, de pronto escuché un grito, un lamento salido desde el fondo de aquel lugar, un grito que me dejó helada la sangre, tomé la radio y comencé a gritarle a Warren, todo parecía inútil, no había respuesta alguna, al momento que yo quise bajar a ver quo ocurría escuché una voz salida de lo mas bajo de este mundo y me dijo:


     "Tonto, Warren esta muerto"