DRACUL

por Por Steve Darnell (bladrunr@aye.net)

Traducción:
Juan A. Estany ~tNs~ - Sociedad Occultae
jestany@mixmail.com


"Y entonces los dragones levantaran sus garras, recordando su naturaleza; y si entonces ellos conspirasen en gran numero para perseguirles, entonces aquellos encontraran un obstaculo, y callaran su poder, y levantaran el vuelo. "

Evangelios Apocrifos, 2 Esdras 15:31-32


     Degenerados, surcadores de las noches, eso es lo que nos habeis llamado durante siglos. Nos habeis expulsado de vuestra sociedad con la esperanza de que nos diluyeramos y murieramos; aun asi hemos prosperado. Habeis sido tentados para cazarnos y vernos crucificados, y aun asi sobrevivimos para ver otra noche mas. Vuestros inutiles Principes y vuestros inutiles Concilios, con vuestros conclaves y vuestros discursos, que os han llevado a la inutil creencia de que ostentais el poder. Y vosotros, pateticos lideres del Sabbat, que pensais que poseeis la alternativa real al poder de la Camarilla. Os enloqueceis vosotros mismos. Os enseñaremos el verdadero significado de lo que es ostentar el poder.


     Lo que no veis es que sois vosotros los que realmente sois manejados por nosotros. Incluso ahora controlamos el funcionamiento de muchos de los procesos internos de la sociedad de los Vastagos, y lo hacemos sin depender de vuestros rangos y clanes. Podeis buscar cuanto querais, pero nunca nos encontrareis porque estamos en todas partes.


     Nos llamais la desgracia, cuando sois vosotros los que creeis que iremos pacificamente a que nos vendais a nuestros enemigos. Nos expulsasteis, cuando sois vosotros los que buscais convivir pacificamente entre seres inferiores. Cuando llegue nuestra hora, os enseñaremos el verdader destino de la Estirpe. Entonces os arrodillareis y nos adorareis como ahora adorais lo que os queda de vuestra preciosa humanidad.


Capitulo Uno: "Vastagos, Unios!"

"Los Cielos seran alimentados por la oscuridad Tanto de dia como de noche"

William Shakespeare, Enrique IV, Parte 1


     Aaron miro alrededor nervioso mientras se acercaba a la reunion. Cuanto mas se acercaba a la multitud por detrás de el mas lo podia sentir. Su peso le oprimia, casi causando que se detuviera y corriera hacia atrás. Pero, al mismo tiempo, le atraia cada vez mas. No estaba seguro de lo que era, pero sabia que queria ser parte de aquello. Aaron miro a Constanza. Ella le habia invitado a venir esta noche, o se lo habia ordenado, era dificil de decir. Constanza se acerco a el sonriendo temerosa, pero con dignidad. Habia algo en Constanza que atraia a Aaron de forma salvaje, el hecho de que mantuviera un halo de elegancia en todo lo que hacia.


"Aquí hay mucho poder", dijo Aaron rompiendo el silencio.


"Si", contesto Constanza, "mas poder del que hayas imaginado jamas"


"Como puede haber tanto poder en este sitio", pregunto Aaron, "Quiza porque han venido tantos juntos?"


Constanza miro a Aaron por primera vez desde que llegaran a este lugar, "En parte, jovencito. Es cierto que una reunion como esta solo puede ayudar a generar un gran desencadenamiento de poder, pero la mayoria del poder que sientes viene de aquel de alli".


     Constanza gesticulo hacia un grupo de hombres y mujeres. Estaban rodeando a un hombre alto y robusto, vestido con una tunica roja que llevaba bordada un dragon negro en la espalda. Era probablemente la criatura mas bella que Aaron habia visto nunca.


"Quien es", pregunto el joven neonato, "y por que los otros le tratan con tanta reverencia?"

     Los ojos de Constanza no se apartaron de la alta y galante figura del hombre que permanecia ante ellos, "Su nombre es Martin. Es bastante joven para ser uno de los nuestros, pero posee un poder que rivalizaria con muchos vastagos que multiplican su edad. Es uno de los chiquillos de nuestro progenitor".


     Los ojos de Aaron se abrieron como platos ante las palabras de su Sire. La idea de estar en presencia de alguien tan cercano al fundador de su clan le atenazaba los nervios. Tras unos momentos, consiguio articular su voz "¿Es uno de los chiquillos de Dracula?".


     Constanza sonrio, ante la reaccion de su chiquillo. "Si, pequeño, lo es".

     "¿Que esta haciendo aquí?"


     Constanza fijo su mirada en Aaron, "El es la razon por la que estamos aquí, en Transilvania. El es el que vigilara el plan de esta noche, como siempre hace, como siempre ha hecho durante todos estos años".

     "Tratalo con respeto, pero manten tu dignidad. Lo que mas odia es ser considerado un dios. Siente que es una burla hacia su mision que la gente se postre a sus pies".


     Aaron dejo que las palabras de Constanza se perdieran, pero antes de que pudiera responder, se encontro ante el hombre del que hablaban. Martin era mas alto de lo que Aaron se habia percatado. Media mas de dos metros y su presencia era imponente.


     Martin miro a Constanza y sonrio, la tomo en sus brazos y le dio un abrazo calido, "Stanza, me alegro de volver a verte. Nuestra reunion estaria vacia sin ti. ¿Y quien este joven?" Aaron sintio un escalofrio cuando los ojos del hombre se posaron en los suyos.


     "Es Aaron", dijo Constanza, "ha venido para presentarse ante el clan".


     La presencia de Martin hizo palidecer a Aaron. Martin le acogio en sus brazos de igual forma que habia hecho con Constanza, "Al fin has traido a alguien de tu sangre a la hermandad."


     Martin se separo y le miro de arriba abajo. "Si lo hace bien esta noche podria ser una buena adquisicion para nuestra sangre". Sus ojos buscaron los de Aaron una vez mas, pero ahora de forma mas afectuosa, "Quiza algun dia tambien te uniras a la Orden como hizo tu Sire".


     Aaron los miro a los dos, confuso "No se lo que quieres decir, ¿que Orden?"


     Martin poso una mano en el hombro de Aaron, "Algun dia, cuando estes preparado, Stanza te lo dira. Hasta entonces, te basta saber que perteneces a una linea especial en nuestro clan, y encontraras esto muy util en el futuro".


     Nada de esto aclaro las ideas de Aaron, pero no pudo evitar sentir cierto orgullo al haber escuchado estas palabras de la boca de alguien como Martin. Constanza le cogio del brazo y le condujo a tomar asiento en la reunion. El grupo formo un circulo alrededor de dos hogueras con una plataforma levantada entre ellas. En la plataforma habia un altar y una cesta de mader que contenia una espada. Pronto comenzo el cantico.


     El sonido de las voces recordaba a Aaron los canticos gregorianos de los monjes benedictinos. Provocaba un sentimiento de paz e incluso incrementaba la sensacion de poder que flotaba en el ambiente del lugar. Mientras los canticos crecian, Martin subio las pequeñas escaleras para situarse sobre el altar, se volvio para estar de cara a la multitud, coloco sus brazos de forma que a Aaron le recordaban la forma de un crucifijo. El cantico subio de volumen hasta que Aaron penso que enloqueceria por el sonido. Justo cuando el terror le asaltaba ante el estruendo, el cantico termino. El silencio cayo como una losa.


     Martin hablo, "Hermanos y Hermanas de sangre, nos hemos reunido de nuevo aquí, donde nuestra linea fue fundada, para, una vez mas, presentar a aquellos que podrian ser aceptados en nuestro clan. Esta noche nos reunimos para celebrar nuestra unidad como clan tal y como algun dia celebraremos nuestra unidad como estirpe en todo el mundo".

     La multitud murmuro las primeras palabras como si de una congregacion de iglesia estuviese escuchando a uno de los evangelistas. Martin parecio ignorarlos. Sin detenerse continuo dirigiendose al grupo. "Esta noche traemos al grupo el primer chiquillo de uno de los mejores entre nosotros. Bienvenido, Aaron, progenie de Constanza".


     Aaron sintio la llamada que le impulsaba a abandonar su puesto en la reunion. Constanza toco su mano mientras el abandonaba su puesto con la mirada baja. El fuego no le causaba terror en este instante. El ambiente calmaba su espiritu, y las llamas parecian infundirle vigor. Cuando Aaron subio a la plataforma, Martin le miro. Por instinto, comenzo a arrodillarse ante el, y Martin poso una mano sobre su cabeza.


     "Aaron, progenie de Constanza, progenie de Gerant, progenie de Athena, progenie de Carmilla, progenie de Vlad, llamado Dracula, ¿juras lealtad eterna al clan Dracul?".


     Sin pausa, Aaron contesto "Si, juro"


     Martin continuo, "¿Juras servicio a los miembros del clan Dracul, ayudandoles en momentos de apuro e incluso con la muerte, defenderles y al clan Dracul?"


     "Si"


     "¿Juras evitar cualquier actoque cause perjuicio al nombre del clan Dracul?"

     "Lo juro"


     "En el momento en el que traiciones el juramento que has tomado ante esta reunion ante tus compañeros de clan, ¿ofreces tu vida a cualquiera que pueda dar pruebas de tu traicion?"


     "Dare mi vida"


     Martin se inclino ante el altar y cogio un gran caliz. Entre las joyas que lo decoraban, Aaron vio el relieve de un dragon tallado en onice. El dragon era identico al que adornaba la toga de Martin.


     Martin sostuvo el caliz enjoyado y miro a la multitud. Lo bajo de nuevo a la altura de los ojos de aaron. Esta vez Aaron pudo oler el contenido... sangre. Olia de forma mas dulce, y mas fuertemente que la sangre que Aaron habia tenido la oportunidad de probar hasta entonces. Martin hablo de nuevo "Entonces, sobre este juramento, prueba el contenido de esta copa, la sangre de nuestro fundador, y vuelvete uno con nosotros."


     Aaron sorbio del liquido puesto ante el. Martin tuvo que apartar la copa antes de que Aaron bebiese demasiado y no hubiera suficiente para el resto de los que tenian que ser presentados esta noche.


     "Levantate, Aaron, y participa en la reunion como un miembro del clan Dracul".


     Aaron se levanto y se volvio hacia la multitud, embriagado por el poder de la sangre. Oyo los comentarios de aprobacion y buenos deseos mientras volvia a su sitio en la reunion, junto a Constanza. Ella sonrio aprobadoramente y dijo "Disfrutalo, no muchos vastagos tienen la oportunidad de probar la sangre de un antediluviano". Inclino su cabeza y le beso apasionadamente recogiendo la sangre que quedaba en los labios de su amante, su chiquillo.


Capitulo 2: Dragones y Demonios (El nacimiento del clan Dracul)

     Debe notarse que la historia del clan Dracul es, en su mayor parte, la historia de su fundaor, Vlad el empalador, Dracula. Las actividades pre-vampiricas de Vlad estan bien documentadas en muchos libros historicos y ningun libro de folklore vampirico esta completo sin su mencion. Obviaremos pues la mayor parte de su historia de sus dias mortales y comenzaremos cuando la historia real empieza.


     La crueldad y los metodos sanguinarios de Vlad le han convertido en uno de los gobernantes mas temidos y despreciados. A pesar del hecho de que torturo y asesino a miles de rumanos a los que consideraba enemigos del Estado, su propio pueblo le consideraba un heroe nacional. Durante su reinado, lo que mas le reconforto fue su mujer, Cneajna. Tras su suicidio en 1462, que marco el inicio su exilio de Wallachia durante cuarenta años, Vlad se obsesiono con la muerte y como podria conquistarla. Comenzo a estudiar las practicas mas secretas de ocultismo hasta que por casualidad hizo el descubrimiento que le cambiaria la vida por siempre.


     Vlad habia oido hablar de los vampiros de la region. Recordaba historias de poderoso vampiros con habilidades magicas que montaban grandes bestias aladas. Tambien oyo historias sobre criaturas que podian cambiar la forma de la carne y los huesos para crear horrendas perversiones de los hombres, o hacerse a si mismos mas bellos que cualquier criatura de la naturaleza. Dracula creia que esas historias eran mera supersticion, pero descubrio que no.


     En principio, las tradiciones del Clan Dracul son adaptaciones de algunos aspectos de los clanes Tzimisce y Tremere, pero en profundida son mas complicadas y secretas. Como los Tzimisce, los Dracul tienden a ser extrañamente leales a sus sires, y normalmente actuan como ayudantes, aprendices o incluso sus bibliotecarios. Sin embargo, esta lealtad no depende de los vinculos de sangre, sino del hecho de que saben que el resto de la Estirpe no confia en ellos, y que no durarian mucho como neonatos sin la tutela que sus Sires les ofrecen a cambio del servicio. Tambien puede actuar de incentivo el hecho de que aquellos que sin haber sido presentados al clan se niegan a obedecer alguna orden de sus sires, suelen ser asesinados por estos.


     Aquellos que prefieren no mancharse las manos con la sangre de sus chiquillos rebeldes, sulen expulsarles de sus refugios, y mientras el neonato busca otro refugio desesperadamente, le envian una nota anonima al Principe de turno revelandole la verdadera identidad de su chiquillo, y de que clan procede. Estos chiquillos tienden a desaparecer y se hace muy poco, si es que se hace algo, para esclarecer lo que ha pasado por parte del clan Dracul. Los Principes y demas vastagos tienden a mirar hacia otro lado cuando un Dracul se "desvanece" o es encontrado muerto. La mayoria de la progenie de los Dracul, sin embargo, sirven a sus sires no por el respeto hacia su posicion, sino porque asi pueden obtener una sabiduria que de otra forma no podrian obtener (en forma de rituales koldunicos, normalmente).


La Senda del Dragon

Etica

     Teme tu poder, pues los que no lo hacen enloquecen con su uso y son maldecidos con la muerte a causa de su vanidad. Busca toda la sabiduria que puedas adquirir, pues al final esa es la verdadera fuerza y poder. Lidera cuando puedas, pero sigue cuando debas. Saber cuando hacer una cosa u otra es la llave a la verdadera sabiduria. Lucha con ferocidad, pero reprime tu ira. Deja que tu rabia alimente tu lucha, pero nunca dejes que te controles, pues te convertiras en una criatura instintiva en vez de racional. Comparte tu sabiduria y experiencia, pero con cautela. La sabiduria es tu poder, y demasiada concedida demasiado pronto solo puede conducir al desastre.

Jerarquia de Pecados

     10 Mostrar tu poder innecesariamente

     9 Cesar en la busqueda de sabiduria sobre ti mismo y el mundo a traves de la meditacion

     8 Negarte a compartir tu eperiencia con otros a los que seria util

     7 Vanagloriarte de tu sabiduria ante otros

     6 Atacar por la ira

     5 Rechazar una oferta de consejo y/o aprendizaje por parte de uno de tus antiguos

     4 Matar por ira

     3 No calibrar todas las partes de una situacion antes de actuar

     2 Rechazar ayudar a otros en su busqueda de la sabiduria

     1 No resistirte al Frenesi