LAMIA

Historia

     Lilith dió a luz una hija de Adán a la que llamó Lamia. De esta Lamia se supone que descienden el resto de las Lamias. Originalmente eran un culto mortal femenino dedicado a ensalzar a la Lilith "la Madre Oscura". Su dirigente adoptaba el nombre de Lamia.


     Una noche Lazarus, de los Capadoccio y no de los Lasombra, visitó el templo de las Lamias y quedó enamorado de la actual Lamia. Sin poder resistirlo la Abrazó y comenzó a instruirla en los asuntos de la Estirpe. Lamia al parecer le contó algo a su Sire que hizo que este la abandonara y que la evite hasta el día de hoy.


     Lamia fue acogida entre los Capadoccios e instruida por el mismísimo Japeth. Siempre se mantuvo a parte y fundó su propia línea de sangre adoradora de la muerte en la forma de la Madre Oscura.


     Las Lamias se mantuvieron siempre al lado de los Capadoccios. Tenían tambien una insaciable sed de conocimientos, pero más abocadas a la práctica que a la teoría como los Capadoccios. Sirvieron como guardaespaldas de los Capadoccios hasta su destrucción. Lamia fue muerta finalmente por Augustus Giovanni y la última Lamia murió en 1747 como víctima de una caza de Sangre. Siempre sospecharon de los Giovanni y siempre hubo una gran hostilidad entre ambas líneas de Sangre.


     Debilidad: Las Lamias son portadoras de "la semilla de Lilith". Cualquier persona de la que se alimenten ha de superar una tirada de resistencia (Dif 6 para mujeres, 8 para hombres) Si no la pasan quedan infectados de una enfermedad parecida a la peste negra que resulta mortal a los pocos días. Los vampiros que beban sangre de Lamia no mueren, pero se vuelven portadores de la enfermedad.


     Disciplinas: Potencia, Mortis, Deimos.


DEIMOS

     Susurros al alma: La Lamia puede susurrar uno de los nombres secretos de Lilith al oído de su víctima, que a partir de ese momento es acosada por pesadillas y espantosos pensamientos acerca de su destino durante las horas de vigilia.


     Sistema: La Lamia debe susurrar el nombre (sólo puede afectar a un enemigo a la vez).La víctima tiene que pasar una tirada de Fuerza de Voluntad ( Dif 8 ) o sufrir horribles visiones y pesadillas un día y una noche por cada punto de Percepción de la Lamia.Mientras duren los efectos, la víctima restará 1 a todas sus reservas de Dados.


     El Beso de la Madre Oscura: Gracias a sus estudios de la muerte, la Lamia es capaz de invocar una fuerza entrópica que absorbe la vida. Es posible transmitirla a través de un mordisco, matando a sus enemigos con notable presteza.


     Sistema: La Lamiaexpectora un Punto de Sangre, con el que cubre sus labios, haciendo de su mordedura un ataque todavía más letal. La víctima sufre el doble de daño habitual ( y es agravado).


     Icor: Las Lamias suelen usar cadáveres como objetos de estudio y veneración, lo que les ha permitido adquirir conocimientos sobre la anatomía Cainita.Una Lamiacon este nivel de Deimos es capaz de transformar uno de sus cuatro humores corporales en una repulsiva susstancia.


     Sistema: Gastando dos Puntos de Sangre, la Lamia puede segregar una versión corrupta de uno de sus cuatro humores corporales:flemático, melancólico, bilioso o sanguíneo.Este icor se mezcla en la bebida de la víctima, o se utiliza como agente de contacto (basta con el contacto con la piel : no es necesario que el icor alcance la corriente sanguínea).La víctima debe pasar una tirada de Resistencia a Dif 8 para evitar los efectos. Sólo puede segregarse un tipo de icor por escena, y los Puntos de sangre gastados no proporcionan más que una dosis.


     Los tipos de icor son:


          Flemático: Induce a la somnolencia;resta 2 a las Reservas de Dados de la víctima por el resto de la escena.


          Melancólico: Induce visiones de muerte; la víctima es incapaz de usar su Fuerza de Voluntad por el resto de la escena.


          Sanguíneo: Provoca hemorragias excesivas;cualquier herida de corte, tajo o punción empieza a supurar , haciendo que la víctima pierda un Nivel de Salud adicional al turno siguiente.


          Bilioso: Toxina letal;la víctima sufre tantos niveles de daño (norma) como puntos tiene el vampiro en resistencia. Es posible absorver el daño.


     Desgarrar el manto: Mediante el prohibido estudio de los cadáveres, la Lamia alcanza la comprensión de su propio estado no muerto.Bebiendo la sangre de un cadáver frío, puede transformar sus propios humores y adquirir poderes relacionados con la muerte.


     Sistema: La Lamia debe beber al menos cinco Puntos de Sangre de un cadáver ya frío, gastándolos durante el acto de invocación de este poder.El jugador puede sumar dos dados a todas las tiradas de absorción de daño e ignorar por completo las penalizaciones por heridas durante el resto de la escena. La Lamia puede atisbar en las Tierras de las sombras pasando una tirada de Percepción + Ocultismo (a Dif variable:6 en un lugar embrujado, 8 habitualmente, 10 si se trata de una zona santificada).Por último, el vampiro adquiere la facultad de percibir la salud relativa de los seres a los que observa (si están heridos, enfermos y de cuanta gravedad;si sufren dolencias místicas,...).


     Hálito Negro: La Lamia puede exhalar el leteo hedor de la tumba de sus víctimas, que quedan abrumadas por la desesperanza y la depresión.


     Sistema: El personaje debe gastar dos puntos de FV y pasar una tirada de Resistencia+ Tiro con Arco (Dif 7).Es posible esquivar la nube de aliento.Los mortales (incluyendo Lupinos y magos) atrapados pro el Hálito Negro quedan abrumados instantáneamente por el poderoso impulso de la muerte: a menos que consigan más éxitos en una tirada de FV(Dif 8) que la Lamia en su tirada de ataque, cometen suicidio inmediatamente, de la forma más expeditiva posible.Aun teniendo éxito en la tirada, la víctima fantasea con la muerte restando 2 a todas sus reservas de dados por el resto de la escena.


     El Hálito Negro afecta de forma distinta a los vampiros.El Cainita atrapado por el aliento de la Lamia hace también la tirada de FV, pero si falla, se sumerge en un letargo durante un período que depende de su puntuación de Vía (ver pag 243 del básico).Es muy probable que un vampiro sea presa de sentimientos morbosos, por lo que se les aplica también la penalización a las Reservas de Dados.


     Las Invocaciones de Lilith: La sangre de la Lamia puede olerse en el mundo de los muertos.Escupiendo sangre sobre su blanco, el personaje pone una "marca" sobre él, haciendo que los Espectros(wraiths malévolos) se ceben con la víctima.Tamién es posible usar la sangre de forma más ritualista para invocar a Espectros, aunque el poder no ofrece control sobre los Espectros llamados.


     Sistema: El personaje gasta tres puntos de sangre escupiendo sobre la víctima (Destreza+Tiro con Arco a Dif 7).La sangre puede lavarse, pero la mancha mística permanece por el resto de la escena, a lo largo de la cual llegarán los Espectros.Puedes encontrar sus características en Wraith: El olvido y Reflejo Oscuro: Espectros.Si no en Vampiro: Edad Oscura.