NAGARAJA


     De una pesadilla de horror y leyenda surgen los Nagaraja. Una extraña línea de sangre de brujos caníbales, estos vampiros han sido perseguidos hasta su casi total extinción en la actualidad por sus enemigos políticos y los fantasmas de sus presas. Algunos de estos monstruos siguen acechando en la oscuridad, pero por suerte son muy pocos.


     Los Nagaraja nunca han sido particularmente explícitos acerca de sus orígenes, pero algunos eruditos de la Estirpe sospechan que proceden de un culto de la muerte de Oriente Medio. También es posible oír susurros acerca de una arcana conexión con otros hechiceros cuando se habla de los Nagaraja. Los hechos y rumores sobre esta línea de sangre son casi inseparables: Los Nagaraja son demasiado raros como para preguntárselo directamente, y ninguno habla de ello. Hay quien se pregunta si son de verdad Cainitas o más bien un experimento fallido para repetir el resultado de los Tremere.


     Antiguamente miembros de una secta llamada la Mano Negra (al parecer separada del Sabbat), los Nagaraja tienen poca influencia sobre las noches modernas. De todas formas son grandes recopiladores de secretos malignos y su dominio de la magia de la muerte iguala o supera al de los Giovanni. Como ocurre con todos los nigromantes, se suele atribuir a los Nagaraja algún vago lazo con los venecianos, pero no hay nada que fundamente esta idea aparte de su conocimiento de los muertos.


     Sería engañoso decir que los Nagaraja están en decadencia, ya que nunca han tenido un periodo de "auge", pero no obstante, la línea ha perdido mucho. Sus miembros supervivientes llevan no vidas desagradables y solitarias, y muchos están acosados por los fantasmas a los que antes controlaban. Sus hábitos "alimenticios" también conspiran para mantenerlos alejados de otros Vástagos, que sienten repulsión hacia la comida de cualquier clase, y mucho más si se trata de carne humana. A pesar de todo, unos pocos Nagaraja subsisten todavía, recopilando los impíos secretos de la brujería de la muerte y arrastrándose por la periferia de la sociedad vampírica.


     Muchos rumores se extienden acerca del origen de estos Vastagos, la mayoria de ellos relacionan su creacion con el Tal'Mahe'Ra, o como se les conoce ahora, la Verdadera Mano Negra, y con los actos de tradicion de los Euthanatos. La mayoria de ellos situan a los Nagaraja en una posicion de servidumbre total a la secta y a su linea de sangre. Nada mas lejos de la realidad para los miembros de esta pequeña y poco conocida linea de sangre, pero quizas quieran guardar la verdad para si mismos.


     La linea de sangre se creo mucho antes de lo que la gente piensa. Los Nagaraja son una de las ramas de la estirpe mas antiguas, solo superadas en antigüedad por los Seguidores de Set, los Baali y los ahora casi extinguidos Hijos de Osiris. Las primeras noticias que se tienen de los Nagaraja se remontan a alrededor del año 3000 a. De C., en la antigua ciudad de Mohenjodaro, en lo que ahora se conoce como la India. Hay un extraño paralelismo entre la llegada a la estirpe de los Nagaraja y la de los Tremere.


     Los Nagaraja era originariamente una Casa de Magos. Las Tradiciones y las Esferas aun no se habian constituido; su magia reflejaba sus creencias; la Casa estaba obsesionada con cruzar las barreras entre los reinos de la vida y la muerte, y habian obtenido cierto éxito mediante la Magia Vulgar. Interactuaron con los muertos mucho antes que otros y adquirieron cierto conocimiento sobre la verdadera forma del Mas Alla y de la muerte.


     Pero como todos los Magos, seguian siendo mortales, y pese a que podian prolongar sus vidas, siempre estarian dentro del circulo de la Entropia. Pese a que sabian que podian convertirse en Wraiths o ser destruidos por el Olvido, eso no les aseguraba nada, y sus estudios sobre el mas alla podian sufrir un paron, o llevarles a permanecer encerrados en otros cuerpos. Los Nagaraja, como los Tremere, ansiaban la inmortalidad para mantenerse alejados del peligro del Olvido, y les fue proporcionada...


     Ashur, mas tarde Cappadocius, habia estado largo tiempo buscando el conocimiento de la muerte, el alma y el mas alla. Encontro a los Nagaraja en uno de sus viajes hacia la India, y tras hablar con ellos penso que habia encontrado parte de las respuestas a su odisea. Dio su vitae a los Magos, el regalo de la inmortalidad, a cambio de sus conocimientos. Pero los Nagaraja no cumplieron del todo su parte del trato, dando solo respuestas cripticas e incompletas a las preguntas de Ashur, medias verdades y medias mentiras, sabiendo que su supervivencia como grupo podia depender de mantener sus secretos. Ashur les dejo, satisfecho con lo que le habian enseñado, sin saber que la aplicación de esos conocimientos iba a suponer su muerte con la creacion del clan Giovanni.


     Los Magos comenzaron a alterar la sangre que les habia dado Ashur para poder utilizarla en sus planes, intentando escapar al Olvido como destruccion final, y lo lograron. El lider de los Nagaraja se convirtio en el primer vastago de esta linea de sangre. Pero la inmortalidad vampirica se cobro un precio, pues al sentirse libres del Olvido, se volvieron orgullosos e intentaron usar sus conocimientos de esta fuerza y del Mas alla en su disciplina de Nihilistica. De nuevo tuvieron éxito hasta cierto punto, pues la union del Olvido, una fuerza voraz, y la disciplina tuvo un alto precio para los recien creados vastagos.


     Al usar el Olvido en su disciplina, esta fuerza logro comerles un poco del terreno que creian que le habian ganado. Cuanto mas usaban la fuerza de la Entropia en su disciplina, mas se veian dominados por ella, hasta que esta fuerza comenzo a alimentarse de sus cuerpos. Sobrecargados con la entropia, comenzaron a debilitarse mientras esta les consumia. En esencia eran canales andantes de Olvido en la tierra de los vivos, y pese a que este no podia destruirles, les hacia presa facil para sus enemigos. Descubrieron que tenian que consumir mas y mas carne de otras criaturas de la tierra de los vivos para verse libres del Olvido. Y a pesar de creer haber encontrado la solucion, se dieron cuenta con el paso de los siglos de que su apariencia era la de seres casi momificados mientras la entropia actuaba. Con la edad, mientras el Olvido les robaba su apariencia humana, descubrieron que su ansia de carne aumentaba, pero ya no solo de carne humana, sino tambien de otras criaturas despertadas. Asi tuvieron que fundar muchos cultos oscuros, para mantener su influencia en las ciudades y procurarse un sustento de carne.


     Fue alrededor de este momento cuando tomaron el nombre de Nagaraja. La traduccion de Naga y Raja separadamente puede significar varias cosas, pero juntas significa "cobra real" (N. del T.: es decir, aspid, ademas ni "naga" ni "raja" significan nada, pero "naja" si que significa "cobra"), una de las serpientes mas peligrosas del mundo, y capaz de matar a alguien con una simple picadura. Lo vieron un buen nombre para ellos, pues inspiraba temor. Tuvieron el control de la poblacion, temerosa por su vida, sus almas y sus espiritus ancestrales durante mas de mil años. Pero nada es para siempre. En el 600 a. C. La ciudad de Mohenjodaro fue destruida. La historia de la humanidad culpa a los invasores Arios de su destruccion, asi como de la destruccion de la ciudad de Harappa. Quiza es mejor que los humanos crean esto, pero las ciudades fueron destruidas por los clanes invasores que ansiaban su control.


      Para librarse del mayor numero de cainitas invasores posible, los Nagaraja, en un esfuerzo de poder y agrupados por el Primero de su progenie, sacrificaron la ciudad, destruyendo a la mayoria de sus habitantes. Sabian que la ciudad resurgiria desde el submundo con la energia que le proporcionarian las almas de los invasores. Asi los Nagaraja se retiraron al submundo, con el Primero y mas poderoso de entre ellos caido en letargo para recuperar el poder gastado en la destruccion de la ciudad, y el resto viviendo en la nueva ciudad, abandonandola solo para recoger la carne que necesitaban. A pesar de que las guerras y los acontecimientos se desarrollaban en la tierra de los vivos, supieron que la hora de tomar de nuevo el control llegaria cuando el Primero de entre ellos se levantara de nuevo.


     Mientras permanecian en el submundo, encontraron a Inauhaten la Momia, mientras su esencia se preparaba para su proxima reencarnacion. Los fragmentos de su alma hablaron a los Nagaraja, revelandoles la existencia de la Verdadera Mano Negra, asi como el poder que podrian conseguir si se unian a la secta. Un pequeño numero de Nagaraja se unio a la Verdadera Mano Negra, y como signo de voluntad, Inauhaten les enseño el arte de la Nigromancia. A cambio, los jovenes Nagaraja juraron obediencia a la Verdadera Mano Negra. No todos se unieron, de hecho, solo unos pocos lo hicieron, pues la mayoria sabian que la secta mantendria un reinado sobre ellos que les aprisionaria. Los que no se unieron a la Mano, permanecieron en Mohenjodaro, en el submundo, en la India, rabajando para que las cosas siguieran su curso. Solo a veces regresaron los Nagaraja de la Mano con sabiduria que compartir, y enseñaron a los que permanecieron en el submundo el poder de la Nigromancia, que poco a poco iba siendo adoptada por la mayoria de los Nagaraja, mientras la Fortaleza comenzaba su declive.


     Los Nagaraja siguen esperando despertar, y arrebatar el control de la India a las fuerzas invasoras, amasando poder y recabando contactos en el submundo hasta que puedan aniquilar a los que les expulsaron de la tierra de los vivos. Muchos esperan poder contar con la ayuda de los Nagaraja que fueron abrazados luego, y que no son de su pais, y asimismo, muchos Nagaraja de la Mano esperan contar con su ayuda, para seguir explorando los limites de la otra vida.


     Apodo: Carnívoros.


     Apariencia: Casi todos los Nagaraja se visten discretamente, pues su desagradable debilidad ya atrae bastante atención sobre ellos. Suelen imitar el estilo mayoritario en su entorno. Físicamente, muchos parecen proceder del norte de África, Asia u Oriente Medio, pero la tez oscura típica de esas regiones se convierte en los vampiros en un insano tono ceniciento. A diferencia de los demás vampiros, los Nagaraja no tienen los típicos colmillos retráctales, sino que todos sus dientes son ligeramente puntiagudos. Suelen llevar dagas de sacrificio, bisturís u otros instrumentos cortantes que usan para separar la carne que les sustenta. Algunos rumores les atribuyen un "tercer ojo" similar al de los Salubri, pero nunca se ha demostrado.


     Refugio: Cuando pueden disfrutar del lujo de un refugio permanente, los Nagaraja suelen optar por una morada cómoda capaz de albergar laboratorios y diversas "instalaciones de almacenamiento" para sus recipientes. Estos refugios tienden hacia lo macabro, y es posible encontrarlos en lugares como mausoleos, edificios abandonados, alas hospitalarias en desuso e incluso condominios de alto nivel. Cualquier lugar donde el Nagaraja pueda cultivar una cierta intimidad es apto como refugio.


     Trasfondos: Los Nagaraja son tan escasos que hacer generalizaciones sobre su trasfondo sería especulativo en el mejor de los casos. Algunos fueron sacerdotes de cultos mortales, y pocos tenían menos de 40 años en el momento de su Abrazo. Tienden a parecer acomodados, lo mejor para ocultar sus excentricidades.


     Creación del personaje: Los Nagaraja tienden a los conceptos y Naturalezas de carácter solitario y egoísta, aunque pueden tener prácticamente cualquier Conducta. Los Atributos Mentales y los Conocimientos suelen ser las categorías primarias. Los Trasfondos más usuales son Contactos, Recursos y Criados, aunque algunos retorcidos Mentores Abrazan todavía a chiquillos. Pocos Nagaraja se preocupan por conservar su Humanidad, optando por alguna variante de la Senda de la Muerte y el Alma o la de los Huesos para mantener a raya a la Bestia.


     Disciplinas: Auspex, Dominación, Nigromancia (ver Senda Vítrea)


     Debilidad: Los Nagaraja necesitan carne cruda para sobrevivir, aparte de sangre. Aunque pueden subsistir a base de sangre, sus cuerpos se atrofian si no se alimentan de carne humana: por cada noche que pase un Nagaraja sin ingerir carne, restará un dado (acumulativo) a todas sus Reservas de Dados Físicas. Comer un punto de carne devolverá un dado a la Reserva hasta que el vampiro se haya "puesto al día". Se supone que un cuerpo humano tiene 10 "puntos de carne", que funcionan igual que los puntos de sangre: un Nagaraja que coma un punto de carne sumará 1 a su Reserva de Sangre. Pero a diferencia de los puntos de sangre, tomar un "punto de carne" de un recipiente le provoca un nivel de daño letal (no es posible absorberlo). La carne debe ser relativamente fresca, aunque no es imprescindible que esté "viva". Algunos Nagaraja ocultan en sus refugios almacenes de cadáveres preservados por medio de rituales, y circulan rumores sobre "devoradores de vampiros". Esta debilidad no permite al Nagaraja ingerir otras comidas ni líquidos.


     Organización: Los Nagaraja solían congregarse en las tierras de los muertos hasta que una catastrófica guerra con los moradores del Mundo Subterráneo destruyó la secta a la que pertenecían (la Verdadera Mano Negra). Tras su expulsión de ese reino, los pocos Nagaraja supervivientes se han labrado sus propios destinos, dejando atrás su mínima organización. Corre el rumor de que una cábala de Nagaraja buscó protección entre los Catayanos de Corea, pero se sospecha que se trata de una anomalía. En definitiva, los Nagaraja son demasiado pocos para tener una estructura definida, y subsisten como aislados y extravagantes solitarios. Es raro que se reúnan siquiera con otros de su mismo linaje, y ocultan sus preciosos secretos a todos los demás, incluyendo a sus hermanos.


"He visto el infierno... y tengo mi refugio en sus pozos. Márchate antes de que te envíe allí."