PANDERS

     El clan de los Panders es bastante nuevo, para los criterios vampíricos. Puede que sea una mezcla de la sangre de los diversos clanes, pero sus miembros son Sabbat de los pies a la cabeza. Aunque son Caitiff, el Sabbat los acepta como iguales y les proporciona las mismas posibilidades de conseguir la libertad y la supervivencia. Al menos, eso les gustaría creer a los Panders.


     La existencia de los Panders comenzó en la década de 1950, como resultado de la Guerra Civil del Sabbat. Un Caitiff de nombre llamado Joseph Pander decidió reunir a todos los Sabbat sin clan bajo una sola bandera: la suya. Los Caitiff adoptaron el nombre de Panders y se consideran un clan legítimo y merecedor de los mismos derechos y reconocimiento que los demás clanes. Éstos reconocieron a los Panders, pero con mucha polémica y bastante derramamiento de sangre.


     Los Panders siguen representados por Joseph Pander, que ha alcanzado el cargo de priscus. En realidad, el clan es uno de los defensores más acérrimos del Sabbat. Su fervor y su diversidad permiten que desempeñen un papel importante en la secta. A lo largo de los años, ha conseguido respeto y ahora se considera igual que los demás clanes. Pero el clan Pander no lo es sólo en nombre, ya que tiene sus propios rituales. Sus miembros consideraban que los rituales del Sabbat unían a los miembros de los clanes, así que crearon los suyos propios para unificarse.


     Los Panders se ha ido interesando cada vez más por el liderazgo dentro del Sabbat. De hecho, los Lasombra consideran que los Caitiff son una amenaza a la seguridad de la secta. Los Panders son rebeldes de una secta rebelde. Aprovechan todas las ocasiones para remover el estado de las cosas y hacer que el Sabbat sea más fuerte y caótico. Se consideran la vanguardia de los esfuerzos del Sabbat por recuperar las ciudades dominadas por la Camarilla. Los Panders han demostrado ser más viles como los Lasombra, tan astutos como los Gangrel y más rebeldes que los Brujah.


     El clan, en general, es uno de los defensores principales del movimiento Lealista del Sabbat y se resiste al creciente uso de los Panders como vampiros desechables. La mayoría de Sabbat creen que los miembros de este clan sólo lo hacen para salvar el cuello. Sin embargo, debido a lo reducida que es la esperanza de no-vida de los Panders, únicamente los Lasombra han emprendido alguna acción contra ellos y los antitribu Ventrue han llegado a apoyar los esfuerzos del clan. De hecho, el clan ha crecido en número y poder, principalmente porque los Panders están dispuestos a correr el riesgo que sea para obtener lo que, según creen, es el respeto entre el resto del Sabbat.


     Apodo: Chuchos.


     Apariencia: los Panders tienen una apariencia muy diversa. Algunos jóvenes se visten de forma llamativa, mientras que otros se mantienen al tanto de las modas mortales. No obstante, la mayoría de los Panders de una misma manada se visten con un estilo similar para exhibir sus lazos como clan.


     Refugio: los Panders prefieren quedarse en el refugio comunal de la manada para no perder de vista la acción. Pocos Panders jóvenes mantienen refugios privados, pero los miembros más viejos sí los tienen.


     Trasfondo: la mayoría de Panders prefieren escoger a reclutas que, siendo mortales, tuvieran una vida horrible. Consideran que el regalo de su sangre es la oportunidad de empezar una nueva vida feliz.


     Creación del personaje: los Panders representan un crisol de pueblos. No hay forma de clasificar la diversidad que se encuentra en su clan. No hay entre ellos preferencias comunes con respecto a concepto, Naturaleza, Conducta, Atributos, Habilidades o Trasfondos.


     Disciplinas de Clan: Tratarlos igual que a los Caitiff.


     Debilidades: los Panders no tienen una debilidad concreta, pero les es difícil ascender en el Sabbat y a menudo se ocupan de las misiones más peligrosas.


     Sendas preferidas: muchos prefieren la Senda de la Catarsis o la Senda del Acuerdo Honorable. Algunos siguen la Senda de la Armonía o la Senda de Caín.


     Organización: cada tres años, el clan celebra la Convergencia, una gran reunión abierta a todos los Panders. Durante la Convergencia, los miembros escogen el lugar d la siguiente Convergencia, así que rara vez se celebra dos veces seguidas en la misma ciudad. La Convergencia se utiliza para unir a todos los Panders presentes, en cuerpo o en espíritu. La reunión dura una semana, durante la cual tratan todos los asuntos del clan y sellan alianzas para poder ayudarse mutuamente a conseguir poder en la secta. Además, la semana es una celebración; el clan practica muchos Banquetes de Sangre y Rituales de Fuego muy elaborados.


     Obtención de Prestigio en Clan: un Pander consigue Prestigio dentro de su clan siempre que aumente la unidad del clan, ayude a sus compañeros de clan para la mejora del Sabbat o de los panders o aumente el respeto que los demás tienen por los Panders.