LOS MNEMOSINTAICOS


     Los miembros de esta línea de sangre se ven a sí mismos como emprendedores de una noble misión: la búsqueda de los desperdigados fragmentos del libro de Nod. Están obsesionados con su búsqueda de los orígenes de nuestra especie de una manera tal que no hay nada que se acerque a su importancia. Muchos mnemosintáicos han construido enormes fortunas para de repente abandonarlas sólo por un mínimo atisbo de pista sobre el libro.


Los Mnemosintáicos: Sed de Conocimiento

“La literatura dice algo, y, al mismo tiempo, niega lo que ha dicho; no destruye señales, las hace jugar y juega con ellas. Que la literatura sea la liberación del poder del idioma depende de la naturaleza de ese poder.”


     Umberto Eco, Viajes en la Hiperrealidad.


     Curiosamente, tratándose de una línea que se dedica al esclarecimiento de los orígenes de la estirpe, el suyo propio está envuelto en misterio. Nadie sabe de dónde provienen ni quién es su fundador. La mayoría de ellos evita responder preguntas sobre sus orígenes, y los pocos que han hablado del tema son parte de un pequeño subculto dentro de la línea que afirma que la propia Mnemosina, diosa griega de la memoria, creó la línea hace mucho tiempo. Estos cultistas afirman que ella les confió la salvaguarda y búsqueda de todo el saber de la estirpe.


     Estudiosos Tremere han especulado con que los mnemosintáicos descienden del clan Malkavian, debido a que tienen poderes similares y a que su obsesión con El Libro se parece un tipo de trastorno mental. Estos estudiosos, al igual que los propios miembros de Mnemosina han estado estudiando por qué esta obsesión se transmite por la sangre. Todo examen de sangre mnemosintáica hecho mediante taumaturgia u otros medios ha demostrado que su sangre es igual a la de los demás vástagos. Incluso los neonatos desarrollan en pocas horas su obsesión, preguntándose todo, su origen, el por qué de la existencia, los orígenes de la estirpe... Todo con una ardiente curiosidad, dada por su nueva sangre. Nadie ha conseguido explicarse este fenómeno.


     Las relaciones con el resto de la estirpe son débiles, dado que los Mnemosintáicos tienden a ignorar por completo las convenciones de nuestra sociedad. De todos modos, es raro que rompan las tradiciones. La mayoría de los vampiros los toleran, quizá con la esperanza de que los ratones de biblioteca conseguirán su propósito. Sorprendentemente, los Brujah son los más tolerantes con esta línea, obsesionados como están con las verdades ocultas de nuestra raza. Se rumorea que muchos antiguos Brujah, especialmente de la rama europea, financian a los mnemosintáicos y les dan ayuda política.


     En su mayor parte, los miembros de esta línea no se inmiscuyen en la política de la estirpe, desentendiéndose de los problemas que no estén relacionados con su búsqueda. Hay miembros independientes, y otros que mantienen tenues lazos con el Sabbat o la Camarilla. Dichas asociaciones suelen ser un asunto de conveniencia para la causa, o un pretexto para obtener recursos para su búsqueda. De este modo, las alianzas no suelen durar mucho. Suelen unirse a grupos como los nodistas si sirven a su finalidad, pero no suelen tomarse esas alianzas en serio. Los Mnemosintáicos se ven a sí mismos como los únicos y verdaderos estudiosos de la estirpe. Tienden a tratar condescendientemente a losa estudiosos de otros clanes, lo que desafortunadamente disuade a otros vampiros a compartir conocimientos con los Mnemosintáicos.


     Una de las claves que ha permitido la neutralidad de esta línea de sangre es probablemente su estricta adhesión a las tradiciones. Pocos miembros de la Camarilla pueden recitar las tradiciones palabra por palabra de la manera que los mnemosintáicos pueden. Es más, los mnemosintáicos practican lo que predican. Un mnemosintáico que vulnera las tradiciones no sólo tiene que responder ante el príncipe o Justicar de turno, sino que debe dar la cara ante su línea de sangre. Su adherencia a los mandamientos de Caín y su habilidad para recitarlas textualmente son también muy respetadas por el Sabbat.


     El único clan con el que tienen malas relaciones son los Tremere. Durante el Siglo undécimo varios mnemosintáicos fueron capturados por su conocimiento y llevados ante el propio Tremere para ser interrogados, siendo asesinados después de que se les extrajera mágicamente todo el saber de la estirpe. El saber que Tremere les robó fue vital en su elección de Saulot, fundador de los Salubri, como víctima de la dieblerie. La práctica Tremere de secuestrar mnemosintáicos finalizó cuando los hechos llegaron a la líder de la línea. Reclutó mercenarios Gangrel y Assamitas para destruir un buen número de magos Tremere. Los secuestros cesaron temporalmente, pero aún hay rumores de misteriosas desapariciones de mnemosintáicos. Que esto sea debido a accidentes en la búsqueda del libro de Nodo o se deba a otras causas no está claro, aunque otro rumor es que los desaparecidos son víctimas de los agentes de los antediluvianos, que no quieren que se descubran sus secretos.


     La línea es antigua pero no numerosa. La mayoría de los mnemosintáicos están demasiado ocupados con sus investigaciones como para abrazar y educar a alguien. Por lo general, un mnemosintáico engendra un chiquillo cada varios siglos y lo tiene de asistente durante varias décadas. Los miembros recién abrazados son enviados a la casa de Mnemosina en Alejandría para iniciar un largo periodo de adoctrinamiento, que es parte teórica, parte campo de supervivencia y parte espiritual. Cuando finaliza este periodo, el mnemosintáico obtiene sendos puntos en Investigación, Supervivencia y Cultura de la Estirpe si no tenían. Los derechos del sire del nuevo mnemosintáico son respetados, y una vez superado el adoctrinamiento, decide el destino de su chiquillo, si enviarlo a su casa, o dejarle ir sólo.


     La competencia entre miembros de esta línea es intensa, pero existe una sagrada tradición de hospitalidad entre sus miembros. Cualquier mnemosintáico que entre en una ciudad puede aprovechar la hospitalidad de otro durante un periodo razonable de tiempo. El anfitrión deberá proveer de santuario y acceso a sus facilidades de investigación. Aunque el anfitrión no está obligado a proveer de sustento al huésped. Los miembros que no respetan esta costumbre suelen ser marginados, y se les suele expulsar cuando piden hospitalidad.


     Los mnemosintáicos reclaman que otra línea de sangre, con el nombre de Yocasta (madre de Edipo) busca el mismo conocimiento que ellos persiguen, y siempre están interfiriendo sus esfuerzos y tratando de robar sus descubrimientos. Las horribles y aberrantes historias que se cuentan sobre las prácticas de los yocastianos son demasiado ridículas como para tenerlas en cuenta.


     Apodo: Buscadores de la memoria (Forma Arcaica), Ratones de Biblioteca (Argot Vulgar)


     Apariencia: Cualquiera, pero generalmente más pálidos que los demás, debido a todo el tiempo que pasan en bibliotecas e interiores, o en excavaciones buscando reliquias. Tienden vestir con etilos tanto de estudioso como de explorador. Los mnemosintáicos son de los menos homogéneos de entre los clanes o líneas de sangre. Los miembros son abrazados con criterios de sabiduría o utilidad intelectual, raramente por cuestiones de raza, o posición social.


     Refugios: Librerías, excavaciones arqueológicas, universidades. Generalmente establecen una base de operaciones, pero viajan a menudo, estableciendo refugios secundarios por el mundo.


     Trasfondo: Generalmente abrazan académicos o científicos, aunque en ocasiones han convertido en ghouls o progenie a sus guías o a otros para asegurar su éxito en la búsqueda de algún fragmento del Libro. Estos reclutas ocasionales suelen ser eliminados una vez se concluye la búsqueda. No obstante, los neonatos que muestran ser prometedores suelen ser enviados a Alejandría para aguantar el adoctrinamiento.


     Creación de Personajes: Académicos o científicos son los conceptos más comunes, aunque conceptos de aventurero también pueden servir. Tienden a arquetipos como Visionario, Arquitecto, superviviente, Fanático o similares. Las personalidades suelen ser extremas, desde fríos y clínicos hasta fanáticos apasionados. Casi todos tienen el trasfondo de mentor, y suelen favorecer los Contactos y Aliados. Las habilidades de Investigación y Supervivencia, así como Academicismo suelen ser elevadas.


     Disciplinas de Clan: Auspex, Dominación, Ofuscación.


     Debilidad: Los miembros de esta línea están afectados por una obsesión compulsiva. Lo sacrifican todo, bienes materiales, amigos, familia, amantes, su sangre, e incluso su propia humanidad, si ello les sirve para acercarse más al Libro. Los mnemosintáicos deben dejarlo todo, todo, para seguir cualquier pista que llegue a su conocimiento.


     Resistirse es muy peligroso para el mnemosintáico y los que le rodean. Por cada día que ignoren su misión las dificultades para resistir el frenesí se incrementan en uno. Una vez la dificultad llega a 10, el mnemosintáico empieza a perder autocontrol a ritmo de un punto por día. Finalmente, cuando sólo queda un dado, resulta imposible gastar fuerza de voluntad para resistir el frenesí.


     Si la tirada de autocontrol falla, el mnemosintáico atacará de inmediato a cualquiera que trate de prevenirle de los peligros de su búsqueda o trate de apartarle de su camino. Si la tirada resulta un fracaso es aún peor, pues el mnemosintáico adquirirá un trastorno. Habitualmente alguno que aumente su trastorno.


     Organización: La organización de los mnemosintáicos es un espejo de la estirpe. Sólo hay un mnemosintáico de cuarta generación, tres de quinta, trece de sexta generación y así. A los mnemosintáicos se les asignan las misiones en función de este patrón. Por ejemplo, el más antiguo estudia El Libro en su totalidad, mientras que los quintas estudian los diferentes capítulos del libro. Los sextas se dedican a estudiar cada uno de los clanes y asignan tareas a las generaciones inferiores como vean conveniente, a cada mnemosintáico se le asigna un tema específico de investigación. Si un mnemosintáico halla la muerte definitiva otro será abrazado para cubrir su puesto.


     Los miembros más antiguos de la línea residen en Alejandría, la sede de Mnemosina desde que se recuerda. Muchos conocimientos de valor incalculable se perdieron en los tres incendios que destruyeron en su momento la biblioteca de Alejandría, y los mnemosintáicos no fueron capaces de buscar en ella pistas hacia el libro lo suficientemente rápido antes de su destrucción. Lo cierto es que todo lo que hubieran podido encontrar se perdió, aunque la línea aún conserva la esperanza de descubrir algo en la ciudad. Los antiguos de la línea especulan con la idea de que los incendios que arrasaron Alejandría fueron causados por intereses contrarios a la búsqueda mnemosintáica. Fuera de Alejandría no hay excavaciones permanentes, los mnemosintáicos a título individual están demasiado ocupados viajando como para establecer ninguna.


     Los miembros suelen mantener contacto unos con otros con una frecuencia regular, de forma que si algo la ocurre a uno otro pueda continuar su tarea. La línea patrocina un simposio en Alejandría cada diez años en el que los miembros intercambian sus hallazgos. Se espera que todo miembro que no esté involucrado en ninguna expedición en ese momento asista. Al contrario que la mayoría de los intelectuales, los mnemosintáicos no publican sus hallazgos, ya que creen que la información podría caer en malas manos muy fácilmente. Los Mnemosintáicos pueden tomar sus propias notas de sus búsqueda, pero toman grandes precauciones en evitar que caigan en poder de vástagos u otros seres.


     El almacén del conocimiento y base central de la línea se encuentra en las profundas catacumbas bajo la originaria localización de la Biblioteca. Las catacumbas están vigiladas por miembros de la línea que se supone que han sido entrenados por miembros de la Mano Negra y Assamitas favorables a la causa. Ocasionalmente un miembro de otro clan o línea intentará formar parte de los mnemosintáicos. A los que han colaborado con la causa en el pasado, los antiguos la línea rehusarán amablemente su oferta. Los que no, son rechazados con desdén. Cualquiera que persista en su interés, especialmente los que llegan al punto de interferir con el trabajo de los mnemosintáicos son misteriosamente eliminados.


     Ganar Prestigio: El Status en la línea lo determina el éxito. Cuanto más conocimiento descubre un mnemosintáico, mejor reconocido será. Los mnemosintáicos que tiran desisten en su búsqueda son vistos con desprecio y desagrado, y suelen ser asesinados. Cualquier miembro que se sepa que mantiene sus descubrimientos en secreto también es eliminado. Muchos desafían esto, atesorando su conocimiento para aquel “gran descubrimiento.”


     “Tus juegos políticos y tu lujuria no me preocupan. Existo por una causa y sólo para ella. La búsqueda del conocimiento de nuestro padre y sus chiquillos. Nada más importa. Nada.”


Estereotipos

     Brujah: Violentos anarquistas. Sorprendentemente, parecen los más tolerantes con nuestra búsqueda. Recordamos que muchos de ellos nos ayudaron en nuestra misión, aunque la mayoría de ellos ya no se acuerdan de nosotros...


“¿Quién? Ah sí, los tipos esos. Están bien. Ellos no nos molestan a nosotros y nosotros no les molestamos a ellos. Los antiguos están llenos de mierda y si alguien puede encontrar qué buscan, eso estaría muy bien.”


Alexandra Richards, antigua autarca.


     Gangrel: Excelentes guía y guardias. Son la columna vertebral de toda expedición, y habitualmente contratamos sus servicios. Lamentablemente, son testarudos y a veces es difícil lograr que presten sus servicios. Muchos de ellos parecen estar cada vez más obsesionados con el bienestar de este planeta, siempre hablando de la gloria de Gaia. Están más cerca de los lupinos de lo que ellos mismos sospechan.


“Una vez, cuando era más joven, acompañé a un miembro de esta línea en su búsqueda. Nos enfrentamos juntos a varios peligros, y él fue generoso con mi ayuda. Tuvimos éxito en esta búsqueda, pero yo acabé seriamente herida. Él podía haberme abandonado a la muerte definitiva y huir, pero se negó a abandonarme. Nunca olvidaré ese honor y esa forma de tratarme de la línea de sangre.”

Raven, Anarquista


     Malkavian: Locos y pueriles. Aunque la sabiduría se esconde bajo sus profundidades insondadas. Puedes buscar infructuosamente durante años, para que entonces, una simple palabra de uno de ellos te lleva al camino correcto.


“La gente me pone caras raras cuando hablo de mis amigos, actúan como si no existieran. Por el contrario, los mnemosintáicos inclinan la cabeza, como si supieran de lo que les estoy hablando. (N. del T. Inclinar es la traducción literal del verbo nod. ¿un juego de palabras?) Me pregunto si también ellos serán capaces de ver a mis amigos”


'Jynx,' Cazadora de la realidad y autoproclamada amiga de las hadas.


     Nosferatu: No siempre fueron tan difíciles de ver, ya sabes. De todos modos, son buenas fuentes de información, siempre investigando sucesos raros aquí y allá. También son muy hábiles a la hora de escapar de una ciudad cuando el príncipe se vuelve hostil.


“Uno de ellos vino en una ocasión a pedirme ayuda. Por lo visto había ofendido al príncipe y necesitaba mi ayuda para salir de la ciudad. Cuando le pregunté qué tenía para ofrecerme a cambio, me contó un cuento de los primeros días de nuestro fundador, antes de que fuera maldito por Caín. Su relato fue tan conmovedor que hizo aflorar lágrimas de sangre de mi ennegrecido corazón.. Enmudecido, le ofrecí que me siguiera y le conduje hacia la seguridad.


Grendel, Primogénito de Pittsburg


     Toreador: Una vez se les convence de los méritos artísticos de lo que buscamos se muestran ansiosos por patrocinar nuestras expediciones. Empero, sólo son capaces de apreciar la belleza superficial del Libro, no la verdadera belleza del conocimiento que contiene. De no ser por esas contribuciones, no serían más que unos idiotas superficiales y frívolos.


“¡Oh, sí! Los Buscadores de la memoriason tan intrigantes. De vez en cuando uno de ellos suele pasarse por aquí, y siempre trae cosas interesantes que contar. Sería maravilloso que esas historias fueran ciertas.


Aja LeMaitre, Toreador Príncipe de Niza


     Tremere: Despreciables ladrones que han usurpado un derecho de nacimiento que no les pertenece. No son dignos de la sangre de nuestro Padre, y deberíamos acceder amablemente a cualquier petición que nos hicieran los hijos de Saulot para recuperar su sitio en la estirpe. No creas en los brujos, y no les pidas nada.


“Muchos de ellos han acudido a mí buscando mi conocimiento, y yo se lo he dado libremente, sin pedir nada a cambio. Caminan por una senda peligrosa, pero puede que algún día completen su búsqueda. ¿Debemos desear ese día, o debemos temerlo? No puedo decirlo.”


Alguien que afirmaba ser St. Germain


     Ventrue: Nuestros “dirigentes” no pueden ver lo que tienen delante de sus narices. Conocer los propios orígenes es conocerse a uno mismo. El conocimiento es poder... y no las absurdas maniobras políticas. Hasta que se den cuenta de esto, nunca serán lo que se creen que son. Aun así, procuramos ser respetuosos con ellos cuando entramos en sus dominios.


“Están locos. Tan locos como el clan del que supone que provienen. Si desean pastar en nuestras bibliotecas y museos dejémosles. No hay de qué preocuparse. Siempre y cuando nos muestren el debido respeto estaremos satisfechos.”


Catherine Copley, financiera Ventrue.


     Caitiff: Un desafortunado signo de que nos alejamos cada vez más de nuestro Padre. A veces pueden resultar útiles, pero por si nuestro Padre vuelve algún día, deberían ser destruidos.


“¿Las ratas de biblioteca? Sí, una vez hablé con uno de ellos. Cuando supo que yo era un Caitiff empezó a farfullar no sé qué mierda de un libro de los secretos o algo por el estilo. Por lo demás, parecía bastante impasible.”


Sparrow Ramírez, neonato Caitiff


     Camarilla: Una útil organización, aunque nos ven con malos ojos por nuestros negocios con el Sabbat. Muchos de ellos se preguntan, al igual que nosotros, por el origen de nuestra especie, pero están demasiado liados con sus nimias disputas como para tomarse un tiempo para investigar más a fondo. Así pues, nos toleran, e incluso a veces nos ayudan. Ojalá siguieran las tradiciones tan fielmente como supuestamente las defienden.


“Los mnemosintáicos son muy interesantes. Tan misteriosos y secretistas. Pero las cosas que encuentran en sus pequeñas expediciones pueden ser las más esclarecedoras e incluso útiles a veces. Es evidente, de todas formas, que saben mucho más de lo que están dispuestos a revelar. Tarde o temprano, deberán definir sus lealtades. Tal vez nuestro fundador tenía claro cómo tratar con ellos.”


Francisco Salvitore, Justicar Tremere


     Sabbat: Los “Verdaderos hijos de Caín”, o al menos eso es lo que ellos se creen. No son malos del todo, de hecho, en ocasiones nos ayudan más que la Camarilla. De hecho, me fiaría antes de ellos que de un hijo de Sutekh.


“Bien, coinciden con nosotros en varios puntos, te lo puedo asegurar. ¡Ojalá se unieran a nosotros! Su conocimiento sería de un valor incalculable, y podría ayudarnos a demostrar a aquellos tan estúpidos como para creer las mentiras de la Camarilla que la nuestra es la verdadera senda de Caín.”


Gil Wolman, Teóloga Sabbat


     Inconnu: Muchos de ellos son lo suficientemente viejos como para haber oído relatos de la primera ciudad de sus propios habitantes. ¡Ojalá nos hablaran y contaran todos los secretos que conocen! Al menos, no se interponen. Siempre vigilan desde la lejanía, pero, ¿Qué es lo que vigilan?


“Desde hace muchas noches les he estado observando, y durante muchas noches he estado meditando acerca de sus orígenes y su puesto en la estirpe. Toleramos su trabajo en la medida en que nos puede enseñar mucho sobre nuestro padre y sus hijos, y garantizarnos más conocimiento sobre el camino recorrido por Saulot.”


Faruq, Monitor de Alejandría


     Yocastianos: No importa lo que los demás piensen, ellos están ahí fuera. Nuestro conflicto de sangre es antiguo, y no acabará fácilmente. Mientras sigan interponiéndose en nuestra búsqueda de la verdad, serán merecedores de la muerte. Sus crímenes son múltiples, pero el más grave es el de tratar de ocultar nuestros verdaderos orígenes.


“Los mnemosintáicos son como niños, o mejor dicho, como perros. Tan contentos de recibir cualquier pedacito de conocimiento, por el propio conocimiento. ¡Locos! Nosotros los Yocastianos sabemos más. Tomaremos este conocimiento, dejando atrás sus cadáveres, y lo usaremos para redescubrir el poder que tuvo nuestra especie en los días pasados. Entonces enseñaremos a esos locos el verdadero propósito del conocimiento....”


Zotikos, Profeta Yocastiano


Talentos Mnemosintáicos

     Los mnemosintáicos consagran su existencia inmortal a perseguir el Libro sobre todas las cosas. Cualquier habilidad o poder que puedan obtener es llevado al máximo, o más allá si es posible. Los siguientes son algunos de los descubrimientos que los mnemosintáicos han hecho durante su búsqueda. Estos descubrimientos nunca son compartidos con nadie ajeno a la línea.


Disciplinas

     Las disciplinas Dominación y Ofuscación son de gran ayuda para los mnemosintáicos, pero el Auspex es la que más valoran. La habilidad de ver más allá de lo que está escondido a la vista normal les resulta extremadamente útil, y a menudo experimentan el Auspex para descubrir nuevos poderes.


     Torre de Babel: Nivel 6 de Auspex. Miembros de la línea recorren el mundo en pos de pistas que les puedan conducir al Libro. Nunca saben a dónde les conducirá esta búsqueda, y tratan de prepararse por todos los medios posibles. Esta Disciplina permitirá al mnemosintáico comprender un lenguaje que nunca haya estudiado por un periodo limitado de tiempo. Escuchando o leyendo el idioma durante unos pocos minutos, puede hurgar en el subconsciente colectivo para obtener un entendimiento del idioma. Una vez el efecto expira, el Mnemosintáico perderá toda capacidad de entender ese idioma. Este poder resulta extremadamente útil al contactar con una nueva cultura o al tratar de descifrar pergaminos escritos en lenguas olvidadas.


     Sistema: El personaje tira Percepción + Lingüística (dificultad 8), el numero de éxitos determina la duración del efecto. El narrador puede aplicar dificultades superiores a lenguas especialmente antiguas u oscuras..


     Fracaso: El personaje ha fallado y no podrá volver a intentarlo hasta la noche siguiente. Si estaba descifrando un texto escrito el narrador puede proporcionar información falsa.


     1 éxito      Cinco minutos.
     2 éxitos      Una hora.
     3 éxitos      Un día.
     4 éxitos      Una semana.
     5 éxitos      Un mes.

     Ojos de Saulot: Nivel 6 de Auspex. Muy a menudo, lo que los Mnemosintáicos buscan está oculto a ellos por medios mágicos o mundanos. Mediante el uso de esta Disciplina, el mnemosintáico puede descubrir el paradero de lo que busca, pero sólo si tienen idea de lo que es. Este poder no funcionará sin una idea específica de lo que se está buscando. Tampoco funcionará en seres vivos o no muertos. Además, el mnemosintáico debe estar en un lugar silencioso donde pueda cerrar los ojos y concentrarse varios minutos. Si lo logra, sabrá instintivamente dónde encontrar lo que busca.


     Sistema: El personaje tira Percepción + Investigación (dificultad 8), el número de éxitos determina el área que puede sentir. Si el objeto no está en ese área la búsqueda fallará automáticamente. Los objetos escondidos o vigilados por medio de la magia pueden mostrar una dificultad superior.


     Fracaso: No podrás intentarlo hasta la noche siguiente. El narrador puede decidir darte información falsa.


     1 éxito      Área inmediata
     2 éxitos      Área equivalente a una casa pequeña.
     3 éxitos      Área equivalente a un rascacielos.
     4 éxitos      Área equivalente a una manzana.
     5 éxitos      Área equivalente a una ciudad.

Méritos y defectos

     Sed de conocimiento: (Mérito de 7 puntos) Este bizarro talento sólo está reservado a mnemosintáicos selectos que ya hayan superado el adoctrinamiento de la línea. El sujeto aprende un ritual taumatúrgico secreto y es encerrado en una pequeña biblioteca, sin ninguna fuente de sustento, durante un año. Al transcurrir el año, es liberado, y puede alimentarse tomando conocimiento en lugar de sangre. Por cada hora gastada estudiando nuevo conocimiento, el mnemosintáico gana un punto de sangre. Este conocimiento debe ser nuevo e interesante para el mnemosintáico, y debe estar escrito. Muy pocos miembros de la línea conocen la existencia de este ritual, y son menos los que lo han superado. El sujeto sigue pudiendo alimentarse de la sangre, pero ésta no le proveerá sustento. (N. del T. Sí, a mí también me parece más una desventaja que una ventaja, pero es lo que ponía, no lo es que lo haya traducido mal)


     Sed escasa: (Mérito de 4 puntos) Los mnemosintáicos a menudo pasan periodos de semanas, e incluso meses, aislados de la sociedad. A veces las fuentes de sangre son difíciles de obtener. Muchos mnemosintáicos están entrenados para resistir el hambre en un grado mayor de preparación para cuando no haya sustento disponible. Las dificultades para todas las tiradas de autocontrol relativas al hambre se reducen en dos. Además, el mnemosintáico puede sobrevivir normalmente sin nada de sangre en su Sistema durante un número de días igual a su Resistencia base.


     Lectura rápida: (Mérito de 1 punto) Gracias a un aprendizaje especial durante el adoctrinamiento, eres capaz de leer a un ritmo cinco veces superior al normal. La celeridad permite incrementar esta velocidad hasta diez. La comprensión del texto no se ve mermada.


     Estudioso adepto: (Mérito de 1 punto) Incluso antes de tu abrazo, ya eras un notorio estudioso. Ahora, tus habilidades te son todavía más útiles. Las dificultades para todas las tiradas de investigación se reducen en dos.


     Lazos universitarios: (Mérito de 2 puntos) Tienes influencia y contactos en la comunidad intelectual. Quizás publicaras interesantes artículos en vida, o tal vez hiciste importantes contribuciones, financieras o de cualquier tipo, a diversos programas universitarios. Sabes como moverte por el mundillo universitario y tienes acceso a fuentes de información y favores.


     Plagiador: (Defecto de un punto) No hay manera. Todo tu obra académica en vida fue robada del trabajo de otros. Ahora, como mnemosintáico, vives con el miedo constante a ser desenmascarado. Intentas hacer tus propias investigaciones, pero siempre que se te presenta un atajo lo aprovechas. Tarde o temprano te pillarán si no cambias tu forma de actuar.


     Rival Académico: (Defecto de un punto) Tienes un rival que compite contigo por el mismo conocimiento o artefactos que tú persigues. El rival puede ser un mnemosintáico, un yocastiano, un Tremere o cualquiera que encaje con el concepto del personaje. Tu rival podría ser alguien de tu pasado o alguien a quien nunca hayas conocido. El narrador debería diseñar a tu rival y mantener en secreto la información acerca de sus actividades hasta que llegue el momento adecuado. Tu rival tratará constantemente de sabotear o robar tu trabajo.


     Obsesión Total: (Defecto de 1-3 puntos) Un mnemosintáico se volverá a veces más obsesionado si cabe con algún aspecto singular de su investigación. Siempre que se encuentre con algo relativo a esa parte de su búsqueda, se verá afectado en un grado aún mayor por la maldición de la línea. En ese caso, la obsesión aflora cada hora en lugar de cada día. Esto puede ser algo tan genérico como una sección del Libro (Defecto de 3 puntos), o tan específico como una frase concreta (Defecto de un punto).


     Investigador Inepto: (Defecto de 2 puntos) A pesar de tu brillantez, nunca fuiste bueno para las investigaciones. Todas las tiradas de Investigación incrementan su dificultad en dos. Chico / chica de ciudad: (Defecto de 2 puntos)


     La búsqueda del libro te lleva por todo el mundo y lejos de la civilización. Lamentablemente, hasta tu abrazo rara o ninguna vez habías abandonado los confines de la ciudad, y no estás familiarizado con las realidades más básicas de la naturaleza. Las dificultades de cualquier tirada relacionada con la naturaleza se incrementan en dos. (Supervivencia, Trato con animales...)


     Marcado: (Defecto de 7 puntos) Tu orgullo es desmedido, y has osado investigar lo que no estaba hecho para tus ojos. Uno de los antediluvianos no está contento con el enfoque de tu búsqueda, y te ha hecho una marca como advertencia. Cualquier agente del antediluviano te desacreditará y se asegurará de vigilar de cerca tus actividades. Cualquier otro que sepa lo que significa la marca mantendrá las distancias contigo y te negará todo tipo de ayuda. Continuar husmeando y buscando información sobre el antediluviano sólo te llevará a la muerte definitiva.


Personaje ejemplo: Adrian Martin

     La segunda guerra mundial resultó positiva para Adrian. Era conocido en algunos círculos como un cazarrecompensas capaz de devolver todo lo que se le encargara, fuera persona u objeto, independientemente de lo raro que fuera. Siempre encontraba un camino. De todas formas, tampoco fue nunca totalmente exitoso, pues siempre se gastaba lo que ganaba en mujeres y vino. Esto cambió en 1943. Curtis Guillaume, un intelectual bien vestido, llegó a él y le ofreció una importante suma para organizar una expedición a Sudamérica. La suma era los suficientemente grande como para que Adrian aceptara sin preguntar siquiera los detalles de la expedición.


     Para su sorpresa, el día que iba a embarcar, su huesudo cliente le informó de que le iba a acompañar en la expedición. Adrian se rió y dijo a Curtis que tendría que pagar su osadía si le pasaba algo en la jungla. Curtis accedió locamente.


     Curtis informó a Adrian de que había un templo escondido en el Yucatán que tenía un gran tesoro que llevaba años buscando por todo el mundo durante años. Más años de los que Adrian podía imaginar. Adrian resopló y limpió su pistola.


     Con la experiencia, los contactos y las habilidades de Adrian, rápidamente llegaron al templo. Adrian se sorprendió de lo fácil que le resultaba a Curtis mantener el ritmo. A regañadientes admitió que la rata de biblioteca era más de lo que parecía. Decidió averiguar el qué.


     Ambos entraron al templo y desafiaron varias trampas. Lamentablemente, algo debió de fallar en la investigación de Curtis, pues fue aplastado por una roca desprendida. Adrian se limitó a sacudir la cabeza, y estaba a punto de continuar cuando Curtis comenzó a hablar. Sorprendido de que una piltrafa destrozada pudiera hablar, Adrian volvió y miró a los ojos de Curtis, cuando Curtis graznó en un tono muy extraño un, “Ven a mí.”


     Adrian notó que no podía resistirse y obedeció. Sintió los dientes de Curtis en su cuello y todo se volvió negro. Cuando despertó, sintió una nueva fuerza ardiendo en sus venas. Curtis le explicó en qué se había convertido y le habló de los mnemosintáicos. Pidió a Adrian que encontrara el tesoro y lo llevara a Alejandría, para el resto de la línea. Esto agotó los últimos esfuerzos de Curtis, que murió. (N. del T. Esto es una burrada bastante gorda, como mucho Curtis podría haber entrado en letargo. Pero bueno, así queda más dramático) Adrian se puso en pie, sonrió, y caminó hacia la siguiente estancia. Sobre un pedestal había un cofre metálico grande y ornamentado. Sobreconfiado con su nuevo poder, Adrian avanzó y lo cogió. Inmediatamente, el templo entero comenzó a agitarse y a crujir. Tan rápido como le fue capaz, Adrian corrió hacia el exterior del templo, mientras los pilares del templo se iban derrumbando a su espalda.


     Riendo, Adrian se inclinó sobre el cofre y lo forzó con su nueva fuerza. Para su sorpresa, sólo había unas pocas páginas andrajosas de pergamino dentro... Cuando viajó a Alejandría, Adrian se autopresentó ante el líder de los mnemosintáicos. Cuando amenazaron con coger las páginas y ejecutarle, Adrian se rió y preguntó si le creían tan estúpido como para haberlas traído con él. Si accedían a ayudarle y enseñarle todo lo que necesitaba saber para su nueva vida les entregaría amablemente las páginas.


     A regañadientes, el líder de los mnemosintáicos aceptó, y el trato se llevó a cabo. Desde entonces, Adrian se ha ganado la no vida emprendiendo expediciones para otros mnemosintáicos, pidiendo a cambio exorbitantes sumas de dinero y enormes favores. Siempre obtiene lo que pide, pues es el mejor y lo saben. A la mayoría de los miembros de la línea no les gusta un pelo Adrian. Muchos de ellos creen que mató a Curtis y le diablerizó. Por supuesto, nadie puede demostrar esto. Como quiera que es un mercenario, y como alguien que busca el Libro como algo para conseguir beneficio material, a menudo la gente se burla de Adrian. Rara vez a la cara, por supuesto. Muchos mnemosintáicos piensan también que es un agente de los Yocastianos y por eso rehúsan negociar con él.


     Concepto: Cazarrecompensas


     Sire: Curtis Guillaume


     Naturaleza: Solitario


     Conducta: Bravo


     Generación: 9ª


     Abrazo: 1943 (nacido en 1909)


     Edad Aparente: Sobre los 35


     Físicos: Fuerza 4, Destreza 4, Resistencia 4


     Sociales: Carisma 2, Manipulación 3, Apariencia 2


     Mentales: Percepción 3, Inteligencia 3, Astucia 3


     Talentos: Alerta 3, Atletismo 3, Pelea 4, Esquivar 2, Intimidación 2 Callejeo 2, Subterfugio 2


     Técnicas: Trato con animales 2, Conducir 2, Armas de Fuego 4, Armas C.a C. 4, Seguridad 2, Sigilo 3, Supervivencia 3


     Conocimientos: Investigación 2, Lingüística 2 (Español, Chino), Ocultismo 2, Ciencias 1


     Disciplinas: Auspex 2, Dominación 1, Ofuscación 1, Fortaleza 2


     Trasfondo: Contactos 3, Aliados 3, Recursos 3


     Virtudes: Conciencia 2, Autocontrol 3, Coraje 5


     Humanidad: 5


     Fuerza de voluntad: 8


     Méritos y defectos: Voluntad de Hierro, Arrojado, Ambidiestro, Compulsión: Avasallar, Exceso de confianza, Colérico, Fobia (Grave): Arañas


     Notas: A pesar de los múltiples rumores, el aura de Adrian no presenta las vetas negras de la diablerie. Nadie sabe si es porque los rumores son falsos o si ha utilizado algún tipo de ritual para ocultar las vetas. Los mnemosintáicos no se fían de Adrian, y no le han revelado ninguno de sus disciplinas secretas. Su lengua materna es el inglés, aunque se maneja muy bien en español y en Chino.


     Imagen: Adrian es un hombre grande y voluminoso al que no le preocupa ir a la moda. Rara vez lleva algo que no sean unos vaqueros, botas y holgadas camisas de algodón, por lo general de tonos marrones y kakis, y una vieja chaqueta de aviador. Solía llevar un sombrero, pero lo perdió, por lo que ahora lleva gafas de sol. Sus facciones son duras, y es muy moreno para tratarse de un vampiro. Para dirigirse a los demás es muy directo y brusco, especialmente con las mujeres. Lleva su sucio pelo rubio recogido en una coleta, y tiene una escabrosa cicatriz recorriendo su mejilla izquierda. No se molesta en disimular la cicatriz, pues piensa que le confiere un aspecto más libertino.


     Sugerencias de Interpretación: Te gusta imponerte a los demás, sea emocional o físicamente, da igual. Eres brusco, y los sentimientos de los demás te la traen al fresco. La mayoría de los miembros de tu clan are son ratas de biblioteca, inútiles para el trabajo de campo, pero a veces te das cuenta de que necesitas el conocimiento que puedan tener de las trampas y peligros que te vayas a encontrar en tus expediciones. Eres un puro producto de tu tiempo, cuando las cosas eran más simples, blanco o negro. El mundo se ha vuelto más complejo, pero para tus ojos sigue siendo el mismo. Si tuvieras que resumir tu filosofía en una frase, probablemente sería ésta: “Bueno. Malo. Yo soy quien tiene la pistola.”


     Refugio: Varios ya que siempre está moviéndose. Siempre dispuesto a dejarlo todo ante cualquier noticia.


     Influencia: No es muy influyente en su clan, pero tiene la reputación de ser el mejor buscando artefactos perdidos. Puede que no tenga mucha influencia o posición, pero su precio debe ser establecido antes de que inicie expedición alguna.


     Cita: “Esos capullos pueden tener sus abultadas bibliotecas. Yo estoy en el campo, donde está la acción. Saben que soy el mejor y que pueden acudir a mí y pagar mi precio cuando busquen algo. Lo malo es que no les guste que yo haga las cosas a mi manera. No me importa una mierda toda esa cháchara sobre Nod y Caín. Hago mi trabajo y cobro mi dinero. Eso es todo lo que importa.”


     Lo que piensan de él: “¿Martin? Una desgracia para nuestra línea de sangre. No sabe absolutamente nada de nuestra historia ni de nuestras tradiciones. Es un animal ignorante y avaricioso. Indigno de la sangre de nuestro padre. Este loco insustancial sólo puede ver el valor material del Libro, no el verdadero valor que encierran sus palabras. La sangre de Guillaume, un verdadero intelectual, se malgastó en sus venas.” ¿Qué? No, nunca he realizado ningún trabajo de campo. ¿Por qué me lo preguntas?”


     Seymour, Mnemosintáico de 11ª Generación.


     Conclusión

     Este trabajo está basado en el Libro de Nod publicado por White Wolf (N. Del T. Y Traducido por el miembro de la Sociedad Occultae Eileen Dietritch) Recomiendo encarecidamente a cualquiera que pretenda introducir Mnemosintáicos en su campaña que se lea el libro de Nod.