CULTOS DE LA GEHENA


"Aquellos en posesión del poder absoluto no sólo pueden profetizar y hacer realidad sus profecías, sino también mentir y hacer realidad sus mentiras"

Eric Hogger, El estado apasionado de la mente

     La posición oficial de la Camarilla es que la Gehena es un mito utilizado para asustar a los niños, y que los Vástagos no tienen porqué temer a sus ancestros. Los antiguos se ríen de las leyendas y se burlan de su progenie preocupada por hacer caso a los anarquistas que predican el miedo.


     Sin embargo, algunos antiguos que oficialmente apoyan la cadena de vínculos de Sangre de la Camarilla están tan asustados ante una posible Gehena como sus chiquillos, y más todavía, ya que su sangre es más valiosa. Han formado pequeñas células dentro de la Camarilla en las que pueden discutir sobre estos temas prohibidos. Son las más secretas de las sociedades secretas, y sus conversaciones cuidadosamente codificadas ocupan gran parte de su tiempo en las reuniones del Elíseo. Todos los miembros de los cultos de la Gehena han jurado mantener silencio, ya que solo un miembro capturado pone a todo el grupo en peligro de ser descubierto.


     Hay pocas experiencias tan terroríficas y exultantes para un antiguo como las reuniones de sus cultos de la Gehena. Se sienten vulnerables, poderosos y emocionadamente traviesos todo a un tiempo. Aunque pueda parecer contradictorio y desagradable, estas sensaciones tienen un gran valor para ellos, cuyas emociones comenzaron a calcificarse hace tiempo. Pertenecer a un culto también es muy cómodo. Piensan que están haciendo algo sobre el mayor peligro de su universo, aunque casi todos se sientan condenados al fracaso en una misión casi imposible.


     La pertenencia a un culto de la Gehena es un juego arriesgado, por que algunos vampiros están tan asustados de este apocalipsis del que se burlan públicamente que podrían traicionar a su propio clan para impedirlo. Son vulnerables a aquellos que aseguran poder leer señales y portentos, como los Gitanos, los magos o los sacerdotes del Sabbat de las Sendas de la Iluminación.


     Algunos cultos son clubes sociales con un componente oculto conocido tan sólo por sus círculos interiores, mientras otros son completamente secretos. La mayoría son extremadamente pequeños, y ninguno tiene más de unos cientos de miembros.


     Los que siguen no son más que una muestra de los existentes:


     REAL ORDEN DE LOS JARDINEROS EDÉNICOS Ver


     ORDEN IMPERIAL DE LOS MAESTROS JARDINEROS EDÉNICOS Ver


     LA SENDA DE LOS ANTIGUOS LEGISLADORES Ver


     SERVIDORES DE IRAD Ver


     CULTO DEL CREPÚSCULO Ver


     LA NOVENA OLA Ver


     CULTO DE LA ILUMINACIÓN Ver