GRANDES CONSPIRACIONES


     Es raro que los pocos que se dan cuenta de que la Mano Negra llega mucho mas allá del Sabbat conozcan las intenciones de la orden. La mayor parte de las especulaciones llevan a los observadores a dar por sentado que la Mano Negra quiere conquistar el mundo, pero no es ese su objetivo.


     De hecho, la Mano cree que sirven a los Antediluvianos y que ha sido escogida para guiar a los ejércitos de la Gehena. Sus miembros insisten en que serán perdonados de la muerte a manos de sus mayores, pues los Antediluvianos necesitaran criados que conozcan el funcionamiento del mundo moderno. Con este fin, la Mano Negra ha manipulado los asuntos de los lideres vampiricos, manteniéndoles constantemente enfrentados para que no vean que la Mano es su verdadera enemiga.


     Los vampiros de la Mano no son necesariamente mas malvados que los de la Camarilla o el Sabbat. Lo único que pasa es que tienen visiones "distintas". De hecho, creen que los vampiros no deberían alimentarse de mortales mas que lo necesario para sobrevivir. Usar al ganado para adquirir riqueza, influencia y placeres sin fin es blasfemo. Los miembros de la Mano se ven como guardianes de la humanidad.


     Pero la Mano Negra también es la responsable de haber llevado la Vicisitud a la Tierra. Fue traída de la Umbra Profunda (una dimensión mística donde la realidad puede cambiar en cuestión de instantes) por un tzimisce que era miembro de la Mano. Desde entonces se ha extendido tanto entre los Demonios que se considera una Disciplina Tzimisce. Esta especialmente extendida en el Sabbat y por toda Europa y Oriente Medio.


     La vicisitud ha sido descrita como poder sobrenatural y como enfermedad. Es eso y más; es una especie sobrenatural. La vicisitud puede alterar y ocupar cuerpos y almas de los infectados, sean mortales o no-muertos. Ahora, la Mano Negra se ha embarcado en la Cruzada de la Sombra, una guerra contra las formas de vida de la Vicisitud, a las que llaman Comealmas.