LA MANO NEGRA

Los Origenes de la Mano Negra

     Mucho antes de que la Revuelta Anarquista desgajase la sociedad vampirica, un culto de magos de Oriente Medio se consagro a los secretos de la tumba. El culto, llamado Tal´mahe´Ra y que acabaría convirtiéndose en la Tradición de los Eutanatos, centraba sus creencias, practicas y magia de la muerte, los espíritus y el miedo mortal. En su búsqueda del conocimiento, pretendía enseñar a los vampiros lo que sabia de la vida después de la muerte.


     Ayudando a los que estaban dispuestos a intercambiar los secretos del vampirismo, los miembros de la Tal´mahe´Ra descubrieron cuanto fue posible . Los magos quedaron sorprendidos al descubrir que los Vástagos sabían todavía menos de la muerte que ellos mismos, pues los no-muertos se relacionan poco con los Sin Reposo. El culto proporcionaba víctimas a la Estirpe, refugios seguros, armas y ghouls, pidiendo poco a cambio. Finalmente los vampiros fueron admitidos en el culto. A lo largo de los siglos, la Tal´mahe´Ra consiguió abundante información sobre el vampirismo por medio de disecciones, torturas y análisis mágicos. Los magos usaban la sangre mezclada de muchos vampiros para mantenerse como ghouls sin desarrollar Vínculos de Sangre. Corre rumor de que un miembro de la Verdadera Mano enseño a los jóvenes conspiradores Tzimisce a romper sus Vínculos por un medio similar.


     Los magos intentaron enseñar a sus aliados las creencias y magia de los Eutanatos. Los vampiros aprendieron su ideología, pero fueron incapaces de beneficiares de sus enseñanzas mágicas. Se dijo que algunos habían aprendido magia, pero eran muy especiales. Algunos magos buscaron el Abrazo, aunque al hacerlo perdieron su poder de hacer magia.


     A lo largo de gran parte de sus primeros años, la Tal´mahe´Ra siguió siendo muy reducida raramente con mas de 20 miembros en todo el mundo. Al principio, eran magos en su mayoría, mas interesados en conseguir conocimientos que poder. Pero cuando se unieron mas vampiros, esto cambio creciendo el énfasis de la secta en los Antediluvianos. No se sabe si los Eutanatos fueron traicionados o si aceptaron voluntariamente el cambio de poder, pero alrededor del 500 a.C. los Vástagos se hicieron con el control de la Tal´mahe¨Ra. Incluso antes de ello, los vampiros estaban usando el culto para asegurarse el poder en el mundo real.


     En Europa, la Tal´mahe´Ra creció, creando conectes con las brujas llamadas Verbena. Compartiendo una relación similar a la de la estirpe con los Eutanatos, los Verbena estudiaron los secretos de la vitae vampirica. Aunque intentaron enseñar su magia a los vampiros, estos no pudieron aprender mas que su filosofía. Hacia el año 450 d.C. ocurrió un cisma en la secta, que se conoció como la Guerra de los Traidores, que la dividió en dos mitades, la del Este y la del Oeste. Se cree que fue una guerra que surgió del Mundo de las Sombras, aunque algunos acusan a los Setitas de instigar la guerra. Esta se libro principalmente en La Tierra de las Sombras, y más concretamente en Enoch. Aunque llegaron a una tregua, ninguna de las dos partes puso mucho de su parte para renovar sus relaciones.


     Durante el periodo de separación, Este y Oeste se alejaron en sus métodos, practicas, creencias y políticas. La facción Oriental se mantuvo fiel a alas guías originales de la secta, aunque con muchas influencias Assamitas y Setitas, mientras que la Occidental fue decisivamente influenciada por los Vástagos de Europa y los Verbena. La revuelta Anarquista, la temible y caótica época en la que toda la sociedad vampirica fue sacudida desde sus cimientos no fueran mas que maniobras de la Mano para desestabilizar el poder cainita, al igual que el fomento del poder de la Iglesia, pensando en el regreso de los Antediluvianos, pero algo salió mal.


     En lugar de perder sus posiciones en la sociedad mortal, los antiguos aumentaron la presión temiendo por su vida. Los jóvenes vampiros destruidos eran débiles y poco significativos para la Tal´mahe´Ra: eran los ancianos los que debían morir. Cuando los jóvenes lanzaron su Revuelta, la Tal´mahe´Ra se unió a ellos como la manus nigrum, ayudando a destruir a los antiguos.


     La secta tuvo poco que ver con la creación de la Camarilla, colocando peones en ella para desestabilizarla, para descubrir poco después que era un arma ideal para contrarrestar las barbaries cometidas por los más jóvenes vástagos del Sabbat, además de crear una continua discordia entre los Vástagos como nunca lo había hecho.


     La Mano Negra permaneció junto al Sabbat tras la Convención de Thorns, cuando los Vástagos "civilizados" aceptaron la vuelta de muchos de los anarquistas. Desde entonces la Mano ha manipulado a su antojo tanto al Sabbat como a la Camarilla.


     Durante esta época la parte Oriental de la secta que seguía haciéndose llamar Tal´mahe´Ra, se hizo fuerte. No obstante comenzó una política consciente de aislamiento con respecto al facción Occidental, eliminando mas lazos con la rama Europea. Durante las guerras Sabbat-Camarilla, los lideres de la Verdadera Mano vieron él la Falsa Mano del Sabbat la oportunidad de desarrollar su propia colección de peones: Formaron una fuerza de combate de elite con los más poderosos y letales Sabbat. En su servicio al Sabbat, pero bajo la autoridad directa del Serafín, estos Vástagos trabajan sin saberlo para la Verdadera Mano.


     Durante un tiempo de paz relativa, cuando las sendas empezaban a florecer, los miembros de la Verdadera Mano formularon la Senda de la Muerte y el Alma, mientras los más antiguos de la secta escalaban posiciones en el Sabbat como miembros comunes de la secta. Aunque nunca hubo un regente que perteneciese a la secta, ha habido varios miembros entre cardenales, arzobispos y prisci. En el siglo XVII, la Tal´mahe´Ra del Este estaba sufriendo sus propios problemas. Controlaba Enoch, la patria ancestral de la secta en las Tierra de la Sombra, pues los miembros de la facción Occidental se habían retirado la ciudad durante la Revuelta Anarquista. Poco después la Tal´mahe´Ra prohibió la entrada a los miembros de la facción Occidental, poniéndose en situación ventajosa si se reanudaban las hostilidades. Pero la Mano Oriental había perdido tamaño y poder a causa de su concentración en el Mundo Subterráneo y sus constantes batallas contra Assamitas y Seguidores de Set. Los señores Wraith de la Umbra Profunda supieron de su debilidad ordenaron un ataque, haciéndose con la ciudad.


     En el oeste, la verdadera Mano manipulaba el Sabbat, obligándose a actuar contra la Camarilla. Todo ello mientras mantenía al Sabbat lo bastante desorganizado para que no pudiera volverse contra la Mano si descubría su doble juego. La Mano Negra también dirigió al Sabbat contra los miembros de la Camarilla que estuvieran en el camino de los miembros de la secta infiltrados en la ella.


     Este y Oeste no volvieron a unirse hasta el siglo XVIII. La Tal´mahe´Ra rogó a la Mano Negra que volviese a incorporase y ayudase a arrebatar de nuevo Enoch a Wraiths. Los lideres occidentales aceptaron, insistiendo en que se les reconociese como copropietarios y lideres de Enoch.


     Se firmo un acuerdo, el Tratado de Enoch, por el que los mas viejos, poderosos y sabios de los vampiros de la secta elegirían al Del´Roh, el líder supremo de la Mano. Este vampiro dirigiría la secta entera, y lo que todo ello conllevaba. Recuperar Enoch requirió algo mas de tres años. A partir de entonces, las relaciones entre Este y Oeste florecieron. Ambas facciones intercambiaron dominios y los lideres llevaron valiosos secretos a sus hermanos.


     Durante las guerras civiles del Sabbat, la Mano Negra se las arreglo para mantener ocupada a la Camarilla, para evitar la destrucción total de la secta, pero salvar el Sabbat de la destrucción tuvo un efecto adverso. Por primera vez la secta se dio cuenta del poder con que contaba la Subsecta que había creado, disparando la paranoia. Nuevos lideres nacían sobre las cenizas de los antiguos lideres, y deseaban una Mano sin poder, si no era posible la disolución total. Los asesinos de la Verdadera Mano eliminaron a los lideres que más alzaban la voz en su contra, pero el daño ya estaba hecho, y la Mano no volvería a disfrutar de la misma libertada de acción.


     Además apareció un dominio llamado Julián, que no pertenecía a la Verdadera Mano. Este dominio sospechaba de una conspiración en la orden, sino en toda la secta, por lo que reinstalo la Inquisición particular del Sabbat. Julián no duro mucho, ya que la Verdadera Mano no quería a nadie husmeando sus idas y venidas, pero la Inquisición ya había sido restaurada, y el peligro que corre la secta aumenta con cada uno de los descubrimientos de esta parte del Sabbat.

La Mano Negra Hoy

     La "Agenda Silente" es el nombre dado por la secta a los planes del regreso de los Antediluvianos. Nunca se habla abiertamente de ella fuera de Enoch, pero a veces los Serafines de la Camarilla y del Sabbat se reúnen para discutir futuras manipulaciones. Juntos, mantienen la máxima animosidad entre Sabbat y Camarilla, impidiendo que ambas sectas se fijen en su verdadero enemigo


     Casi una docena de Príncipes son miembros de la Verdadera Mano, así como casi 40 Justicars y miembros de la primogenitura dirigidos todos por los Serafines de la secta (Kharsh, el señor de la Guerra de la Camarilla es el Serafín más poderoso de la Secta).


     En el seno del Sabbat, la Mano Negra mantiene su papel de protectora de la secta. Custodia los Elíseos del Sabbat, mantiene el orden, proporciona apoyo en combate, ejecuta asesinatos y actos de terrorismo, corrige los errores del Sabbat y elimina a los peligrosos buscadores de poder que podrían perjudicar a la secta. Además de todo esto, la secta esta embarcada en una cruzada llamada "Cruzada de la Sombra". Los miembros usan cualquier medio a su alcance, incluyendo a la Falsa Mano, el Sabbat, la Camarilla y otros grupos, en su lucha contra los temibles Comealmas.


     La Cruzada es una guerra secreta contra los que han sido corrompidos por la Vicisitud hasta el punto de no ser ya quienes eran, sino una nueva raza. En definitiva, la Mano Negra ha asumido la responsabilidad de guiar y proteger a la humanidad hacia un futuro mejor y más brillante. La secta ve a los mortales como el recurso más valioso del planeta, además de cómo fuente de sustento. A pesar de ello algunos miembros de la Mano siguen dando poco valor a la vida humana.


Estructura Interna

     En la Mano Negra la jerarquía esta basada tanto en la edad y la sabiduría como en el poder y la influencia. Esto no quiere decir que los lideres de la Mano sean viejos y débiles. La realidad es totalmente distinta, sobre todo en los estratos mas elevados de la secta.


     La secta esta controlada por la Del´Roh, una misteriosa figura de gran poder. La actual Del´Roh ha gobernado Enoch durante los últimos 250 años, desde que el lugar fue reconquistado. Es extraordinariamente poderosa, brillante, astuta y carismática..... una líder perfecta (¿Anis?). Hay muchos rumores sobre ella, sobre todo que tipo de sangre puede beber. Diez Serafines sirven directamente como sus lugartenientes. Tres son del Sabbat, dos de la Camarilla y cinco de la facción del Este. Como pasan mucho más tiempo en la Tierra, son los que realmente controlan todo, ya que la Del´Roh casi nunca visita este plano, y pueden hacerlo con relativa independencia.


     La Del´Roh esta servida por tres poderosos Vástagos, llamados los Difuntos, que eran magos Eutanatos. Son fuertes, crueles y celosos, además de actuar como jueces y representantes de la Del´Roh, lo que les convierte en los principales enemigos de las diferentes facciones de la Mano, pero en cualquier caso, no se suelen preocupar por los asuntos de la Tierra, prefiriendo los asuntos del Mundo Subterráneo.


     Junto a la Del´Roh y los serafines, forman el consejo de los trece, también conocido como los wazirs, donde se determinan las direcciones a seguir por la secta y desarrollar objetivos a largo plazo que puedan beneficiar a la vuelta de los Antediluvianos.


     Por debajo del consejo se encuentran los diversos dominios. Casi todos pertenecen a una de las facciones secretas de la Mano. Aparte de estos, hay tres grupos selectos. Uno de ellos es el Culto de las Erinias, que se compone únicamente de feminas y se encargan de adiestrar a las replicas y proteger Enoch. Otro grupo es el de los Qadi, el equivalente a los Justicars de la Camarilla. Él ultimo de los grupos es el de los Rawis, los Guardianes del Saber: actúan como bibliotecarios y guardias, protegiendo las Rubricas Guardadas, una colección de escritos sagrados para la Mano.